Home » Medio Ambiente

Sin financiación proyectos para agua en países pobres

Publicado por @Shinji_Harper el Lunes, 1 Diciembre 2008
Sin Comentarios


Por Nusly Carias/CIMAC

 

Oaxaca, México.- ¿Ha pensado cuánta agua consume al comer? En la obtención de una rodaja de pan que saborea por la mañana, se necesitan 568 litros de agua incluyendo todo el proceso, desde la preparación de los ingredientes hasta la elaboración del producto terminado.

 

Al final del día, en el ejercicio de las actividades cotidianas, son miles de litros de agua los que consume cada persona, cifras que si se suman parecerán escandalosas.

 

Lo que sí debe preocupar es que la proporción de agua que se consume en la actualidad, dentro de algunos años no será la misma, debido a la falta de planes de sustentabilidad del vital líquido.

 

Según Ingrid Spiller, representante de la fundación Heinrich Böll para México, América Latina y el Caribe, otro de los peligros más cercanos es el riesgo que corren los países pobres de quedarse sin apoyo para proyectos de agua y saneamiento, al tomar en cuenta la crisis financiera mundial. “Esto solo es un planteamiento que nos hacemos desde nuestra perspectiva, que esperamos no se concrete”, dijo Spiller.

 

La exposición de Spiller arrancó los aplausos de los asistentes al foro sobre los Cambios Políticos en Latinoamérica, ¿Nuevas Políticas del Agua?, realizada en la Ciudad de México del 25 al 28 de noviembre. 

 

Por otra parte, de acuerdo con la especialista, lo importante es que los gobiernos, desde ya, analicen las nuevas acciones a seguir en torno a la problemática, que conformen proyectos de gran alcance con pocos recursos.

 

“A nosotros nos preocupa la crisis financiera que se vive a nivel internacional, debido a que las familias con menores ingresos son los que en la actualidad pagan los precios más altos por el agua para el consumo”, expresó Spiller.

 

PROBLEMA NACIONAL

 

Los planteamientos de Spiller no se alejan de la realidad de Honduras, ya que la escasez de agua y la aplicación de políticas de conservación del recurso siguen siendo un reto.

 

Otro de los grandes retos del país es poder lograr que se regulen las tarifas de acorde al consumo y el sector que lo recibe. En especial cuando se analizan las estadísticas sobre el acceso de la población al vital líquido.

 

A nivel nacional se estima que más del 13 por ciento de la población, es decir más del 1.5 millones de personas, no tienen acceso a agua potable y que apenas el 10 por ciento de los que cuentan con el servicio tienen acceso al líquido de forma continua.

 

Los niveles de abastecimiento varían, por ejemplo en la capital el 50 por ciento de la población no tiene el servicio de agua potable a través de las redes domiciliarias. Las causas van desde la falta de financiamiento así como la carencia de infraestructura para poder ofrecer el servicio a cada unidad familiar.

 

Según estudios en la ciudad capital se requiere de la construcción de dos nuevas represas, las cuales hasta el momento no se inicia su edificación.

 

Por otra parte, la mayoría de los proyectos de agua y redes de alcantarillado son ejecutados con apoyo de los organismos internacionales.

 

Y es que solo para lograr extender el servicio a cada uno de los hogares de Tegucigalpa, con una población de más de un millón de personas, de acuerdo a las autoridades del Servicio Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Sanaa), se necesitan más de 365 millones de dólares (6.935 millones de lempiras).

 

ACCIONES CONTRA LA CONTAMINACIÓN

 

Esteban Castro, maestro de la Universidad Newcastle, amplió el problema del agua hacia la contaminación que cada año sufren los acuíferos. En el caso de Honduras, esta contaminación es producto de los fenómenos naturales en los últimos años y se han incrementado los niveles de contaminación en ríos y quebradas, en donde hasta hace unas décadas se apreciaban las aguas cristalinas.

 

Sin embargo, la exposición de Castro llevó a los asistentes a reconocer que es posible purificar y recuperar las aguas que aún están presentes en las vertientes naturales. “Es una tarea difícil pero no es imposible, pues de forma técnica se puede lograr”, manifestó Castro.

 

Lo que se necesita es que haya voluntad política y que las y los pobladores estén conscientes de lo que representa la protección de los recursos en este caso el agua, dijo el docente. “Con el ejercicio del sufragio y la presión de la ciudadanía al hacer uso de las diversas formas de control democrático se puede lograr”, concluyó.

08/NC/GG

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.