Home » Diversidad Cultural

A dos años, sin avances significativos la política cultural de México

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 5 diciembre 2008
Sin Comentarios


Oaxaca, México.– A dos años de que iniciara el gobierno del presidente Felipe Calderón, un sector de la comunidad cultural permanece a la expectativa de “avances significativos” en la materia.

Hay quienes aseguran que en cuestión cultural el país está en una especie de marasmo, mientras otros reconocen algunas acciones que, si bien no han sido espectaculares, sí podrían sentar las bases de mejores resultados a futuro, por ejemplo, dice el diputado perredista José Alfonso Suárez del Real, la cultura ya forma parte de la agenda del gobierno.

Desde la presentación del Programa Nacional de Cultura (PNC), en diciembre de 2007, el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Sergio Vela, señaló que su gestión se enfocaría en invertir en la recuperación, rehabilitación y mantenimiento de la infraestructura cultural de todo tipo.

Lo mismo museos, que instalaciones de zonas arqueológicas y monumentos históricos, teatros, escuelas de educación artística, centros culturales, bibliotecas públicas.

También dijo que como parte de las acciones sustantivas se revisaría el marco jurídico de las instituciones culturales y se impulsarían nuevas legislaciones en distintas áreas de la actividad cultural.

Se comprometió a destinar mayores recursos, elevar los indicadores del consumo y las prácticas culturales de los mexicanos y ampliar la cobertura social y la calidad de los servicios de cultura en todo el país.

Sin embargo, para la escritora Margo Glanz, el panorama cultural del país no es muy bueno porque, considera, hay poco dinero y no parecen saber lo que es la cultura.

“Lo que me parece que va muy bien es el Canal 22, pero no veo que hagan mucho en antropología; en el Instituto Nacional de Bellas Artes, creo que hacen lo que pueden con poco dinero. En general no me gusta nada lo que está pasando”, comenta.

La dramaturga Sabina Berman repasa su memoria y asegura no encontrar nada a destacar de las acciones del gobierno federal en materia cultural. “No sé si es por un manejo extraordinariamente modesto del Conaculta en este sexenio o porque lo que se ha hecho es continuar con las propuestas establecidas en el pasado”.

Berman lamenta que los escándalos por los gastos en los viajes de Sergio Vela hayan ocupado más espacio en los medios que los proyectos que ha impulsado el Conaculta. “Creo que por lo que nos deberíamos estar preocupando es de si hay un proyecto de cultura, si está siendo implementado y por qué no sabemos que está siendo implementado. Ese es el misterio de esta administración”.

A la polémica que enfrentó el Conaculta durante este año por los viajes que realizó su titular al extranjero, se sumaron las múltiples renuncias que se dieron.

Hasta el momento, de esa institución han renunciado sus dos secretarios técnicos y 12 directores generales, entre los que se encuentran el de Comunicación Social, el de Publicaciones y el del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), entre otros.

“¨Algo a destacar en Cultura? No ha pasado nada. Hay una guerra, no?”, responde el pintor Arturo Rivera, ante la solicitud de una opinión sobre los dos primeros años de gobierno de Calderón, en materia cultural.

Durante la presentación del PNC, Felipe Calderón destacó tres acciones importantes para lograr los objetivos planteados: modernizar y rehabilitar la infraestructura cultural; apoyar a la creación y a los creadores, y la promoción de la lectura.

En lo que se refiere a modernizar y rehabilitar la infraestructura cultural dijo que se abrirían al público 10 nuevas zonas arqueológicas y se trabajaría en el mejoramiento de las 163 ya abiertas al público.

Señaló también la creación de un Plan Integral de Rehabilitación de museos y de un Sistema Nacional de Museos, a fin de ofrecer servicios de mayor calidad y una oferta cultural más amplia. No obstante, hasta el segundo año de gobierno no se ha abierto ninguna de las zonas arqueológicas prometidas.

En cuanto a la promoción de la lectura, el presidente Calderón ofreció renovar los acervos de las seis mil salas de lectura del país y fortalecer las bibliotecas públicas con colecciones que las actualicen y con actividades de fomento a la lectura en las siete mil 200 bibliotecas públicas de la red nacional.

Lo que sí ya entró en operación es el aumento de los montos de las becas que otorga el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), una promesa que hizo Calderón al inicio de su gobierno.

Así, en el Sistema Nacional de Creadores de Arte, los creadores eméritos y los artísticos recibieron un incremento de 25 por ciento, al tiempo que el apoyo a los escritores en lenguas indígenas fue equiparado al de quienes escriben en castellano.

El museólogo y museógrafo Marco Barrera Bassols dice que la comunidad de creadores sigue a la expectativa de cuál será el rumbo de la política cultural de esta administración.

“A pesar de haber tenido los presupuestos más altos en la historia de la cultura, éstos no se han visto reflejados en nada en particular. Festejamos que la UNAM haya hecho su nuevo museo de arte contemporáneo, que en el ámbito de la iniciativa privada sucedan muchas cosas, pero en lo que se refiere al gobierno federal seguimos esperando, no encuentro nada que destacar”, expresó Barrera Bassols.

El legislador perredista José Alfonso Suárez del Real, integrante de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, señala las dos caras de la moneda.

Por una parte reconoce que ha existido un cambio sustantivo en la relación del Conaculta con las instituciones de cultura de los estados, y además que la cultura ya forma parte de la agenda del gobierno.

Sin embargo, también se dice “decepcionado” porque los avances no se han dado con la intensidad y el dinamismo que los públicos y la propia comunidad cultural hubiesen querido.

“Teníamos la esperanza de que la llegada de Sergio Vela a la presidencia del Conaculta pudiera transformar el legado tan negativo que nos dejó la administración de Vicente Fox, pero lamentablemente el peso de esa herencia maldita no ha podido ser superada.

“Tenemos a un presidente del Conaculta bastante distante. Este sábado se inauguró la Feria Internacional del Libro, en Guadalajara, y Vela se ausentó por su brillantez o brilló por su ausencia, no lo sé. Y eso que se trata del evento más importante de América Latina en materia de fomento a la lectura. Esto es muy recurrente y provoca que la comunidad cultural piense que no hay mucho interés por establecer o fortalecer un puente de intercambio con ellos”, expresó.

El fotógrafo Pablo Ortiz Monasterio percibe a un gobierno que en materia cultural se ha mostrado distante o con cierta inseguridad de meterse a un territorio en el que no tiene un proyecto muy claro.

Considera también que el hecho de que la prensa haya dedicado tanto espacio a los gastos en los viajes de Sergio Vela ha provocado inseguridad en los funcionarios y al final eso complica las cosas porque en lugar de que se dediquen a cuestiones sustantivas, están tratando de cuidar la imagen con la prensa.

“Esto ha reflejado ritmos demasiado cuidadosos y el tiempo pasa rápido. Me parece que habría que tener más audacia y empuje para lograr que proyectos importantes se lleven a cabo. Yo tengo fe en que se reaccione positivamente, a pesar de que los tiempos son difíciles, vamos a ver un cambio de actitud y van a aparecer proyectos”, opinó. 

Uno de los principales grupos críticos de las acciones del Conaculta han sido los legisladores, quienes en agosto pasado cuestionaron a Sergio Vela sobre un supuesto sub-ejercicio del presupuesto 2008, en el subsector Cultura. Lo que el funcionario negó y ofreció a los diputados una reunión ejecutiva para explicar los detalles en la administración de los recursos económicos.

Otra de las herencias que le han provocado cuestionamientos al funcionario cultural es la Mega Biblioteca Vasconcelos, la cual cerró sus puertas a casi cuatro meses de que Sergio Vela tomó posesión, para reparar los múltiples defectos que tuvo en su construcción.

Para concluir con los trabajos finales que lleven a la operación regular de la Megabiblioteca, el Consejo transfirió al Instituto Nacional de la Infraestructura Física y Educativa (INIFE) 17.5 millones de pesos, además de los más de mil 200 millones de pesos que ya había erogado el gobierno anterior.

El lunes, tras 20 meses de permanecer cerrada, la Megabiblioteca Vasconcelos abrió sus puertas al público, sin ceremonia de reapertura, sin discursos y con la expectativa de los creadores de que por fin se consolide como el cerebro de las bibliotecas públicas del país. (Con información de Notimex)

 

Fuentes fotográficas:

www.lanzallamas.com 

antiradiomexico.blogspot.com

www.culturaspopulareseindigenas.gob.mx

www.elpais.com



 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.