Home » Género

Urgen medidas efectivas para protección de mujeres indígenas

Publicado por @Shinji_Harper el miércoles, 10 diciembre 2008
Sin Comentarios


 

A 60 años de la carta fundamental, las mujeres indígenas, parámetro del olvido de los derechos humanos en Oaxaca

 

·       La violencia contra las mujeres, uno de los flagelos más graves, urgen acciones de gobierno

·       Desde la sociedad civil, campaña contra la violencia y por la equidad en la zona Mixe

 

Oaxaca, México.- En el marco del LX aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, un  balance sobre derechos de las mujeres indígenas en Oaxaca evidencia la violencia, impunidad y discriminación que pesa sobre ellas y que necesariamente reprueba a los gobiernos federal y estatal en su obligación de garantes de los Derechos Humanos.

Por eso, desde Consorcio Oaxaca reiteramos la demanda de acciones de gobierno, urgentes y efectivas, que coloquen a las mujeres indígenas como parámetro de la legalidad y el avance democrático.

 

Como actoras políticas corresponsables, hemos lanzado una campaña que contribuya a contrarrestar uno de los principales flagelos contra las mujeres indígenas: la violencia. Desde la campaña Porque son muy mixe, merezco una vida sin violencia. ¡Todas y todos ponemos nuestro granito!, que se ejecuta en la zona mixe de la entidad, Consorcio afirma que la acción de la sociedad civil es importante, pero es desde las acciones de gobierno donde debe evidenciarse el compromiso con la vigencia de los derechos humanos, en este caso, con los derechos de las mujeres indígenas.

 

La desigualdad social que priva en Oaxaca y en especial en sus municipios indígenas afecta doblemente a las mujeres. Las cifras evidencian que la situación de las mujeres indígenas es peor, más desesperante que para el resto de las mujeres. Según el Consejo Nacional de Población, en materia de salud, el grado de demanda insatisfecha de planificación familiar en la entidad (15.44%) es el doble de la media nacional (7.30%), la mortalidad infantil en el estado (25.58) se dispara 5 puntos del promedio nacional (19.65) y la probabilidad de tener el primer hijo antes de los 20 años alcanza al 42.6% de las mujeres oaxaqueñas, mientras que a nivel nacional el promedio es de 31.7%.[1]

 

Aunado a la falta de oportunidades de acceso a servicios sociales y ejercicio de derechos humanos como la educación, la salud, a la propiedad de la tierra y a una vida libre de violencia, la inequidad genérica coloca a las mujeres en la población más vulnerable social, política y económicamente,  en clara desventaja en lo que se refiere al desempeño de cargos públicos y el ejercicio de su ciudadanía. Basta decir que la representación femenina bajó para el pasado proceso electoral ya que en el Congreso local sólo fueron electas 9 mujeres de un total de 42 escaños, en comparación de las 11 del pasado trienio; para el caso de las presidencias municipales sólo nueve mujeres resultaron electas por el sistema de partidos políticos que sumadas a tres por usos y costumbres alcanzan apenas el 2.1% del total de municipios oaxaqueños.

 

Sin protección las mujeres indígenas padecen cotidianamente violencia de género

Sin protección las mujeres indígenas padecen cotidianamente violencia de género

 

Por otra parte, la violencia feminicida[2] coloca a Oaxaca en segundo lugar en la estadística  nacional de homicidios cometidos contra mujeres y niñas, según el informe Violencia Feminicida en Oaxaca de la Cámara de Diputados Federal. 549 mujeres fueron asesinadas, en los últimos 10 años. De acuerdo a los datos oficiales, en promedio casi cinco (4.8) mujeres fueron ultimadas cada mes en Oaxaca. 

 

Otros datos alarmantes denotan que cada seis días una mujer muere por causas asociadas a la maternidad y que el estado sigue ocupando el primer lugar a nivel nacional en cáncer cérvico uterino,  cobrando la vida de una mujer cada tercer día. Son 631 fallecidas por causas relacionadas a la maternidad en los últimos 10 años.

 

Si bien, Oaxaca cuenta con  legislaciones que protegen a las mujeres, como la Ley de Asistencia y Prevención de la Violencia Intrafamiliar, la Ley de la Procuraduría para la Defensa del Indígena, la Ley Estatal de Salud, la Ley de Derechos de los Pueblos y Comunidades Indígenas,  entre otras, así como instituciones de atención como la Procuraduría de la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia, el Instituto de la Mujer Oaxaqueña, Agencias del Ministerio Público especializadas en delitos sexuales y violencia intrafamiliar, y módulos de atención a mujeres su trabajo no reditúa beneficios en los cientos de comunidades oaxaqueñas.

 

La violencia en niñas indígenas entre la apatía oficial

La violencia en niñas indígenas entre la apatía oficial

 

La mayoría de estas instituciones no cuenta con los recursos suficientes ni con el personal adecuado, y deja desprotegidas y en total estado de indefensión a las mujeres que viven en comunidades indígenas. Muchos han sido los casos de violación a los derechos humanos de las mujeres de las comunidades, como por ejemplo, el caso de Virginia y Daniela Ortiz desaparecidas el 5 de Julio del 2007, sin que hasta el momento el estado haya movido un dedo para dar con su paradero, sino por el contrario se ha mofado del dolor de las familias.

 

Consorcio Oaxaca lanza campaña contra la discriminación y violencia hacia las mujeres y las niñas

 

Uno de los objetivos de Consorcio es fortalecer el liderazgo y empoderamiento de las mujeres indígenas, en particular en la región mixe para que logren defender sus derechos y fortalezcan su participación comunitaria. En coordinación con otros organismos civiles, Consorcio ha realizado un trabajo sistemático desde el año 2003 impulsando diferentes actividades con  mujeres de 12 comunidades de la región, tales como encuentros regionales y talleres locales y regionales con la finalidad  de hablar sobre las problemáticas que viven las mujeres así como también las propuestas de solución para erradicar la violencia.

 

Cabe mencionar que en el mes pasado se realizó el Séptimo Encuentro regional en la comunidad de Santo domingo Tepuxtepec donde asistieron 140 mujeres de las distintas comunidades. Con base en el resultado de los talleres así como los encuentros, Consorcio, retomado las propuestas de las mujeres para abordar el tema de la violencia diseñó la Campaña “Porque soy Muy Mixe… merezco una vida sin  violencia… todas y todos ponemos nuestro granito” Los materiales que conforman esta campaña -lanzada junto con Diversidades A. C- son carteles, calcomanías, lonas, folletos y cápsulas de radio. Éstos buscan difundir las obligaciones que tienen  los miembros de la comunidad así como  las autoridades, en aras de erradicar y no legitimar más la violencia ancestral en contra de las mujeres y niñas. La campaña tiene mensajes específicos y está dirigida a las autoridades, el personal médico, las maestras y maestros y los hombres y las mujeres.  

 

En algunas comunidades las mujeres se han coordinado con el  área de Enlace Comunitario de Consorcio para difundir los materiales en festivales, marchas, pláticas, talleres con jóvenes, padres y madres de familia, siendo las mujeres mixes las principales promotoras en la organización de las actividades en cada comunidad. Todas estas actividades se realizaron en el mes de noviembre en el marco del Día Internacional contra la violencia y la discriminación hacia las mujeres y las niñas.

 

Demandamos acciones gubernamentales reales y el cese a la simulación en Derechos Humanos

 

1. Para erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas, se requieren estrategias para que la población conozca los orígenes y consecuencias de la violencia feminicida, así también se necesitan medidas para favorecer el empoderamiento de las mujeres a fin de que ellas decidan denunciar y dar seguimiento jurídico a los casos de violencia aún en situaciones adversas.

 

2. Consorcio Oaxaca afirma que la desigualdad, discriminación la impunidad, y la violencia de género se destaca como una violación sistémica y sistemática de los derechos humanos y como un obstáculo al desarrollo económico, social y democrático de Oaxaca. Por lo tanto, la violencia contra la mujer basada en el género es el indicador más elevado del atraso social, cultural y democrático de una sociedad.

 

3. Como organización civil Consorcio hace una crítica a las instituciones y autoridades del ejecutivo y legislativo porque no han destinado los recursos necesarios ni generado las políticas específicas para erradicar con responsabilidad el problema de la violencia y discriminación que hasta hoy sufren las mujeres y niñas indígenas.

 

4. Este 10 de diciembre no puede ser una fecha más en que el Estado muestre una falsa preocupación en materia de DH y pretenda engañar a la sociedad diciendo que “no pasa  nada”, que Oaxaca es un estado de tolerancia,  cuando la realidad es otra. Como ciudadanas alzamos la voz contra la simulación y exigimos la atención seria a la grave violencia estructural que tanto afecta a las mujeres y las niñas oaxaqueñas.

 

 5. Urgimos a los Diputados para que dejen de simular y se pongan a trabajar para hacer efectivos los derechos de las mujeres, y de inmediato tomen en cuenta los aportes de la sociedad civil para la aprobación de la Ley Estatal de acceso a una vida libre de violencia, así mismo se sancione la violencia contra las mujeres a través de reformas en los códigos penales o la expedición de leyes especiales, de acuerdo a lo establecido en la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, Convención de Belém do Pará y según los estándares internacionales del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, así como reformar la legislación civil y penal donde sea necesario, a fin de evitar limitaciones en el ejercicio de los derechos de las mujeres, especialmente su derecho a una vida libre de violencia.

 

6. Al ejecutivo estatal le urgimos que de manera inmediata solicite un presupuesto suficiente para atender la grave problemática de violencia feminicida en el estado, así como adoptar una política que permita prevenir, sancionar y erradicar el feminicidio en el estado de Oaxaca.

 

ATENTAMENTE

Consorcio para el Dialogo Parlamentario y Equidad Oaxaca A.C.

Ana María Hernández Cárdenas

Teresa Emeterio Martínez

Yésica Sánchez Maya

Aline Castellanos Jurado

Ana María Emeterio Martínez

Argelia Rodríguez Ovando

Laura Jiménez García

 


[1] Conapo: “Estimaciones con base en proyecciones de la población 2000-2030”

[2] La violencia feminicida –según el Artículo 21 de Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia- es la forma extrema de violencia de género contra las mujeres, producto de la violación de sus derechos humanos, en los ámbitos público y privado, conformada por el conjunto de conductas misóginas que pueden conllevar impunidad social y del Estado y puede culminar en homicidio y otras formas de muerte violenta de mujeres.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.