Home » Reflexión

“Destrucción”

Publicado por @Shinji_Harper el martes, 6 enero 2009
Sin Comentarios


 

Por Salvador José

 

Oaxaca, México.-  El indescifrable Dos Mil Nueve se inicia con su estela de muertes relacionadas con el narcotráfico y su congénere: policías en altos mandos. Al respecto, la madre de la Miss Sinaloa, puso el dedo  en la llaga al señalar que desde hace  cincuenta años, los sinaloenses comen del narco.

 

    A nivel internacional, el gobierno israelita hace realidad  el adagio  que el tiempo olvida hasta las atrocidades más aberrantes; cometiendo contra el pueblo palestino- inferior en armamento y ultimando sobre todo a civiles inocentes- lo mismo que hicieron los nazis en su momento con el pueblo judío.

 

Comienza 2009 con un calendario de violencia, abusos e injusticias

Comienza 2009 con un calendario de violencia, abusos e injusticias

 

    En el ámbito local, la crisis económica amenaza a los sectores más vulnerables; el alza de los alimentos de primera necesidad –hasta en un veinte por ciento, es inevitable; y por supuesto los caciques de los monopolios no podrían esperar mejor oportunidad. So pretexto de que ya no alcanza por el alza de la gasolina, -herencia de los gobiernos neoliberales-, el pulpo camionero, principalmente en la ciudad capital, a pesar de su pésimo servicio, amenaza con subir el precio del transporte en próximos días. 

 

    Sin que las autoridades respectivas-Comisión de Transporte (COTRAN) o las diversas instancias municipales- hagan algo al respecto.

 

Oaxaca, se está convirtiendo en un pueblo sin ley, la contaminación auditiva y atmosférica es la forma más aberrante de destruir un patrimonio en este caso de la humanidad, aunado a esto, la negligencia y omisión de las autoridades mencionadas, complementan este desolador panorama.

 

     Sin embargo, algunos sectores de la ciudadanía se están organizando en diversas colonias y calles de la capital oaxaqueña, para evitar estos atropellos; si se unen los estudiantes universitarios y del Tecnológico Oaxaqueño entre otros, podrá evitarse el indiscriminado saqueo a los bolsillos de los ciudadanos, ya que del burocratismo oficial, nada podemos esperar.  

 

    Así que la unidad y la organización ciudadana es el camino a seguir en los meses  venideros.

Por supuesto que no se ve nada halagüeño este año, pero la inercia sería el camino abierto a las voraces empresas, que quieren a toda costa sangrar los sectores más vulnerables, sin detrimento de su economía.

 

       Por otro lado, en el mismo tenor, el gobierno federal por medio del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) sube sus tarifas para acceder a los espacios culturales, Patrimonio de la Nación y a ¿resguardo? de dicho instituto, por ejemplo, para visitar Monte Albán y Mitla, cada persona tendrá que pagar cincuenta y uno y treinta y siete pesos, respectivamente. Esto sin mencionar el aumento al llamado Museo de las Culturas. 

 

     Con estas medidas. Dónde está el tan cacaraqueado cambio económico y el acceso a la cultura? Si con la mísera alza a los  salarios mínimos, una familia de clase media, ni en sueños conocerá la historia que forjaron nuestros ancestros.

 

De golpe y porrazo, se quita de la boca a millones de mexican@s: alimentos básicos,  cultura y transporte urbano. Sobre esto último, sería gratificante para los usuarios, que el gobierno-de cualquier instancia-tome al toro por los cuernos y estatice el servicio de transporte; que por oposición o concurso participen los particulares que reúnan los requisitos necesarios para otorgar un servicio optimo.

 

   De lo contrario, seguiremos lamentando muertes de peatones, por lo general provenientes de los extractos más humildes, trompetazos y contaminación con las consecuencias normales en detrimento de la salud.

 

    Sería catastrofista señalar que estos problemas-entre otros muchos, serán el final de la paz como Estado, pero sin organización, es difícil parar esta ola alcista-simple catarro para el bien alimentado titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el gordito Agustín Cartens-, o de impunidad. Sin que los servidores públicos cumplan con su obligación.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.