Home » Cambio Climático

Temperaturas similares de hace 125 mil años registran casco polares

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 12 enero 2009
Sin Comentarios


 

* No hay controversia entre científicos respecto al cambio climático, destacó el director del CCA de la UNAM, e integrante del IPCC, Carlos Gay García

* Es el mayor problema de la humanidad en el presente siglo, aseguró Edmundo de Alba Alcaraz, del IPCC

 

Por  Emiliano Parra

 

Oaxaca, México.- El cambio climático es un hecho, y no hay controversia entre científicos, ese es un mito; la mayoría de los investigadores concuerdan que este fenómeno se debe, principalmente, a la actividad del hombre, aseguró el director del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la UNAM e integrante del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), Carlos Gay García.

 

 

En el IV Informe del IPCC, donde participaron universitarios de la Facultad de Medicina y del Instituto de Ingeniería, entre otros, se planteó que la última vez en que las regiones polares estuvieron significativamente más calientes que en la actualidad, fue hace 125 mil años, lo que implicó el derretimiento del hielo y provocó el aumento del nivel de mar, entre cuatro y seis metros.

Evolución del glaciar en Monte Kenya, el 92% del glaciar Lewis ha desaparecido en el último siglo.

Evolución del glaciar en Monte Kenya, el 92% del glaciar Lewis ha desaparecido en el último siglo.

 

 

 

 

Entonces, dijo, la temperatura era dos grados más caliente que ahora, y el nivel marino estaba entre cuatro y seis metros por arriba del actual.

 

 

Además, la emisión de gases de efecto invernadero provocará consecuencias en la atmósfera, pues se convertirán en concentraciones que estimularán el incremento de la temperatura, añadió.

 

Sin embargo, ello no significa que cuando se rebasen los dos grados los océanos aumentarán de inmediato, pues a la naturaleza le toma tiempo reaccionar; pero si el planeta se mantiene en ese rango por un periodo suficientemente largo, así ocurrirá, pues se daría tiempo a los glaciares –como los hielos de Groenlandia y la capa occidental de hielo del Polo Sur– de fundirse, afirmó.

 

Por ello, indicó en el IPCC (organismo que en 2007 fuera merecedor del Premio Nobel de la Paz, junto con el ex presidente de EU, Al Gore, por sus contribuciones para contrarrestar el cambio climático), este fenómeno provocará transformaciones, y no debe verse con pasividad.

 

El calentamiento global con el dehielo de glaciales afecta ya a la fauna polar

El calentamiento global con el dehielo de glaciales afecta ya a la fauna polar

 

 

La situación es un reto para los mexicanos y no se puede considerar como una novela de ficción; “los posibles escenarios que se presentarán en nuestro territorio para el 2080, es que algunas zonas se calienten entre uno y cinco grados”, alertó.

 

Por su parte, Edmundo de Alba Alcaraz, también integrante del IPCC, destacó que la modificación del clima es el mayor problema de la humanidad en el presente siglo, “no es que se viva un periodo interglaciar, pues la elevación de gases efecto invernadero ocurre por la quema excesiva de combustibles”.

 

Además, planteó que el incremento global de esos fluidos se debe, primordialmente, al uso de carburantes de origen fósil y al cambio de suelo (deforestación); por ello, aumentará un grado la temperatura atmosférica, lo que a su vez, provocará graves consecuencias en el planeta.

 

Mediante el estudio de los núcleos de hielo, se comprobó que las concentraciones de dióxido de carbono (CO2) nunca habían excedido las 300 partes por millón en los últimos 650 mil años; en ese lapso han ocurrido alrededor de siete periodos interglaciares, lo que origina el calentamiento de la Tierra y, por tanto, se acentúan los gases termoactivos en la atmósfera, explicó.

 

Las emanaciones de dióxido de carbono, letales para el planeta

Las emanaciones de dióxido de carbono, letales para el planeta

 

 

“Sin embargo, la elevación y acumulación no evidencian que se viva en un periodo interglaciar, más bien se dan por la quema excesiva de combustibles fósiles”, aseguró el vicepresidente del grupo de trabajo II del IPCC.

 

En consecuencia, la temperatura podría elevarse entre 1.8 y cuatro grados centígrados en el presente siglo; aún si se mantuvieran las emisiones registradas en el año 2000, aumentaría más de un grado.

 

Al variar la magnitud de calor superficial promedio del planeta, sucederán fenómenos que afectarán el clima: si disminuye uno o dos grados iniciaría una glaciación, y entonces la parte norte de la Tierra quedaría debajo de una capa de kilómetros de hielo, señaló.

 

En contraparte, si el calor aumenta, ciertas condiciones de vida cambiarían de manera dramática: con tan sólo un grado más desaparecerían los corales marinos, fenómeno conocido como blanqueamiento; además, el hielo ártico se derretiría en el verano hacia fin de siglo.

 

Las temperaturas extremas y las precipitaciones serán más frecuentes, “ya se empezaron a notar con fenómenos como la ola de calor que ocurrió en París, hace tres años, donde murieron más de 36 mil personas”, acotó de Alba, licenciado en Física por la UNAM.

 

Según mediciones instrumentales realizadas entre 1995 y el 2006, de los últimos 12 años, 11 han sido los más calientes. En consecuencia, los glaciares están desapareciendo, y los primeros que sufrirán las consecuencias serán los habitantes de regiones tropicales como Ecuador y Bolivia.

 

De la era preindustrial hasta el presente, el clima se ha elevado poco más de 0.6 grados, lo que afecta directamente a los arrecifes, se empieza a reducir el rendimiento de las cosechas, y desaparecen las nieves de las montañas, dijo.

 

Si se elevara cuatro grados, la escasez de agua sería palpable y un número creciente de especies se extinguirían, pues serían incapaces de adaptarse. Además, se presentarían fenómenos como tormentas intensas, incendios forestales, sequías e inundaciones.

 

Quizá se derretiría el hielo de Groenlandia y el nivel promedio del mar aumentaría unos seis metros; además, los huracanes se intensificarían, se moverían hacia el norte y llegarían más lejos. “Ante el panorama, el reto será enfrentar cambios abruptos a gran escala”, mencionó.

 

Otro peligro latente es el aumento de las aguas de los océanos por el cambio climático

Otro peligro latente es el aumento de las aguas de los océanos por el cambio climático

 

 

El asesor del Instituto Nacional de Ecología, destacó que para detener los efectos sería necesario reducir entre 70 y 80 por ciento las emisiones contaminantes, pero en el Protocolo de Kyoto sólo algunos países acordaron disminuirlas.

 

Estados Unidos no aceptó el convenio, aunque es la nación que genera el 45 por ciento del total de emisiones mundiales. Por su parte, México produce el 1.5, cifra mayor a la de Francia, España e Italia, países industrializados que ya aceptaron el pacto.

 

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.