Home » Democracia

Obama: El reto más difícil será no defraudar la esperanza

Publicado por @Shinji_Harper el martes, 20 enero 2009
Sin Comentarios


Por Paco G. Paz/ Efe

 

Oaxaca, México.- Barack Obama llega hoy a la Casa Blanca con dos guerras abiertas y la peor crisis económica de los últimos 80 años, retos complicados de afrontar pero no más que el de cumplir las altas expectativas que ha generado su victoria.


La llegada de Obama a Washington se vive, dentro y fuera del país, como una bocanada de aire fresco tras los ocho años de Bush, quien abandona la presidencia con una imagen pública muy deteriorada y unos índices de popularidad históricamente bajos.

Las cosas son diferentes para el presidente entrante que, antes incluso de poner un pie en el Despacho Oval, ya se ha convertido en el estadounidense más admirado, según una encuesta elaborada por USA Today.

La esperanza del cambio

La esperanza del cambio

Su frenética actividad de nombramientos y toma de decisiones durante el periodo de transición ha hecho, además, que el 75 por ciento de los encuestados esté “esperanzado” y “orgulloso” sobre su llegada al poder, según otro sondeo de “Los Angeles Times”.

Pero llegar con unas expectativas tan altas tiene su riesgo, especialmente por la dificultad de cumplir con los resultados que se esperan de su gestión, como ya han apuntado varios expertos.

“Siempre hay un riesgo de decepcionar, especialmente cuando las expectativas son tan altas”, asegura Thomas E. Mann, analista del centro de estudios Brookings y experto en Opinión Publica.


Pese a este riesgo, “la buena disposición que ha generado Obama y la propia severidad de los problemas que afronta le dará un cierto margen de tiempo para obtener resultados”, señala.


En vísperas de un cambio de Gobierno histórico en EEUU, los expertos coinciden en el entusiasmo que la llegada de Obama ha generado dentro y fuera de las fronteras, aunque todavía analizan el porqué.


Para Mann, hay varias razones, si bien la principal es la etapa “desmoralizadora” que ha vivido Estados Unidos en los últimos ocho años, con “una guerra muy impopular, con una política desagradable y una economía improductiva y estancada”.


“Los estadounidenses creen que su país se ha desviado seriamente de su camino, y que nunca ha estado tan deteriorado el peso de EE UU en el panorama internacional. El apetito por un cambio es enorme, y Obama representa ese cambio”, destacó.


El segundo factor es, indicó, intrínseco a la personalidad de Obama, un político “efectivo, interesante, y con una inteligencia inusual, y cuya herencia de mestizaje racial supone, en sí mismo, una posibilidad de profundo cambio para Estados Unidos”.


Con la opinión pública de su lado, Obama se prepara para tomar desde el primer día medidas agresivas con las que afrontar el mayor de los problemas del país, la recesión económica.

 

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.