Home » Investigación

Premia COLMEX estudio sobre sexualidad de la comunidad gay

Publicado por @Shinji_Harper el sábado, 24 enero 2009
Sin Comentarios


Por Rocío Sánchez/Notiese

Oaxaca, México.- Con una novedosa investigación sobre las historias erótico-afectivas de hombres con prácticas homoeróticas, Gabriel Gallego Montes ganó el V Premio Gustavo Cabrera Acevedo 2008, que se entrega a los mejores trabajos en Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales. El premio es otorgado por El Colegio de México (COLMEX) y un donativo de la empresa Neolpharma.

Gallego Montes realizó el estudio Patrones de iniciación sexual y trayectorias de emparejamiento entre varones en la ciudad de México. Una mirada biográfica-interaccional en el estudio de la sexualidad, el cual fue elogiado por Cecilia Rabell, una de las integrantes del jurado, como un trabajo de gran calidad que “pone en relieve realidades sociales que habían estado en la penumbra” y que ayuda a la sociedad a ser más consciente de su pluralidad.

 
Con encuestas biográficas realizadas a 250 hombres que se relacionan erótica y afectivamente con otros hombres, así como 633 historias de pareja reconstruidas a partir de esos datos, el investigador colombiano emplea un enfoque construccionista que propone que el deseo sexual es una construcción histórica y que, especialmente en este caso, se vio fuertemente influida por el discurso hegemónico gay y la epidemia del VIH.

 
“Los entrevistados son de diferentes edades y entre ellos encontramos que hay una fuerte influencia del arribo del discurso gay y de la epidemia del VIH/sida”, explicó el autor, entrevistado por NotieSe.

 

Además de evidencia la discriminación, el estudio alerta también a la comunidad gay sobre los riesgos sanitarios por las prácticas actuales de su sexualidad.

Además de evidencia la discriminación, el estudio alerta también a la comunidad gay sobre los riesgos sanitarios por las prácticas actuales de su sexualidad.

 

“Han influido en cómo se relacionan con otros varones, en la duración de las relaciones de pareja, en qué tan exclusivos son desde el punto de vista sexual”.

 
Así, encontró que durante la época de mayor impacto del VIH, “más o menos entre los años 1985 y 1995, los varones de mayor edad apostaron por relaciones mucho más exclusivas desde el punto de vista sexual y relaciones con mayor duración, pero con el arribo de los antrirretrovirales y la tendencia (al acceso universal) que se ve en México, encontramos un proceso de distensión sexual; hay una tendencia a las relaciones abiertas, no tanto la exclusividad sexual, y las relaciones de pareja tienden a durar menos”.

 
Eso es un indicador, considera, de que el discurso de las instancias gubernamentales de respuesta al VIH/sida en el sentido de relacionarse sexualmente “sólo con su pareja” sí tuvieron un impacto en la gente, pero después, con la llegada de los medicamentos antisida, la gente empezó un redescubrimiento sexual.
 
“Ese mismo fenómeno de mi investigación aquí en México también se ha descubierto en otros lugares del mundo, como San Francisco, Sydney, Brasil. Se ha vuelto hacia un despertar de la sexualidad como el que existió en épocas anteriores”.

 
Entre las sorpresas que Gabriel Gallego encontró al desarrollar su trabajo está el no haber encontrado sólo “homosexuales puros”, es decir, hombres que exclusivamente se relacionaran con otros hombres.

 

 “Una de las sorpresas grandes que encontramos es que 50 por ciento de esos varones se relacionan también erótica y afectivamente con mujeres”.


Otro hallazgo del estudio fue el tema del poliamor, el cual “causó mucho revuelo porque es algo de lo que nadie quiere hablar”. El autor encontró que 17 por ciento de los entrevistados son poliamorosos, es decir, que además de tener una relación mantienen otra u otras de manera simultánea “y eso es abierto, consensuado con la pareja”.

 
“Además, vimos la diferencia entre monogamia y exclusividad sexual. Si bien 84 por ciento de los varones del estudio son monógamos, la mitad de ese porcentaje tienen otras parejas sexuales”.
 
Sobre los aportes que esta investigación –la cual está en proyecto de publicación- puede hacer al cambio social, Gallego considera que en la medida en que se conozca mejor la vida erótica y afectiva de los hombres con prácticas homoeróticas “podemos desideologizar esos estereotipos que la gente tiene alrededor de la vida gay”.

Además, las ciencias sociales podrían “contribuir de manera más acertiva al diseño de políticas públicas mucho más efectivas pero con conocimiento y no solamente considerando a los hombres como gays puros; cuando uno mira las biografías ve que la gente se relaciona de manera fluida”.

Existe un gran reto en visibilizar este tipo de fenómenos sociales, hacer investigaciones empíricas que arrojen datos consistentes para impactar en la opinión pública y que la gente conozca estas formas de vida, concluyó el investigador.

 

 

Fuente: Revista Digital Sentido G

 

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.