Home » Transparencia

Sin transparencia, medios privados de comunicación en México

Publicado por @Shinji_Harper el domingo, 25 enero 2009
Sin Comentarios


 

 

Por Dolores Magallón

 

Oaxaca, México.- Los medios de comunicación privados deben transparentar y rendir cuentas a la sociedad, en virtud de que ocupan un espacio radioelectrónico –que es un bien público escaso, propiedad de la Nación–, además de que funcionan a partir de presupuestos que provienen de los consumidores o auditorios de los medios, e impactan decisivamente en la estructuración, dinámica del espacio público y en la actuación social cotidiana.


 
Estas ideas son postuladas por el doctor Javier Esteinou Madrid, profesor-investigador del Departamento de Educación y Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), en el ensayo El Derecho de Acceso a la Información y la Regulación de las Industrias Mediáticas Privadas en el México del Siglo XXI”, que mereció el primer lugar en el Segundo Certamen Nacional de Ensayo en Materia de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

 

El Jurado Calificador de la actividad organizada por el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental de Quintana Roo decidió otorgar dicho reconocimiento al doctor Esteinou Madrid, debido a la originalidad, novedad y pertinencia de los planteamientos sobre la aplicación de los principios de la transparencia a las industrias culturales privadas en México para fortalecer la apertura política y la democracia nacional.

Importantes aportes del doctor Javier Esteinou Madrid de la UAM para evidenciar a los medios de comunicacion privados ue no cumplen con la rendición de cuentas a la sociedad

Importantes aportes del doctor Javier Esteinou Madrid de la UAM para evidenciar a los medios de comunicacion privados ue no cumplen con la rendición de cuentas a la sociedad

 

Autor de textos sobre comunicación y coautor de 69 libros, el investigador de la Unidad Xochimilco señala que a pesar de los logros sociales a partir del año 2002 con la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, existe un área de importancia toral que ha sido descuidada y que debe incluirse en el ámbito de la normatividad en el acceso a la información pública, se refiere a la regulación de las industrias mediáticas privadas nacionales en relación con la transparencia social que deben mostrar.


 
Propone incluir en la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental o en otra normatividad complementaria la responsabilidad social que les corresponde a las empresas privadas que producen, manejan e inculcan información pública colectiva, especialmente de alto impacto comunitario, pues de lo contrario se concedería erróneamente que el fenómeno de lo público sólo es producido por los órganos del gobierno que son financiados por la sociedad.


 
Se trata, indicó, de incluir la participación de las empresas comerciales privadas que hoy día dirigen con un peso determinante la dinámica de la cultura colectiva contemporánea y que también son sostenidas económicamente por los auditorios.


 
Para el integrante del Sistema Nacional de Investigadores nivel II la idea es modificar la deformada concepción mercantilista de la “modernidad comunicativa”, que postula que la información social transmitida a la comunidad a través de los canales masivos de difusión, especialmente electrónicos, es una simple mercancía más que debe estar regida únicamente por los criterios del mercado, por los principios de la rentabilidad monetaria o por los caprichos del poder en turno para realizar sus fines empresariales o de “gobernabilidad”.


 
El doctor Esteinou Madrid establece que a principios del siglo XXI los medios de difusión masivos se han convertido en las principales instituciones históricas, proveedoras cotidianas de símbolos, datos, informaciones, conocimientos, sensaciones, emociones e ideas, que impactan en las percepciones y conocimientos de los auditorios, y con base en estos flujos de sentidos los individuos interactúan sustantivamente en el nuevo espacio público mediático y en el resto del contexto social.


 
Por ello el Estado debe crear las normatividades específicas que obliguen a los medios privados a presentar periódicamente ante el Congreso de la Unión, la sociedad civil e instancias de autoridad competentes, informes necesarios que expongan la función que desempeñan en la edificación de la nueva plaza pública virtual de interacción comunitaria en nuestra Nación.


 
El investigador propone que los aspectos a informar estén relacionados con las fuentes de financiamiento, el grado de su concentración, la vinculación con el sector transnacional, el nivel de penetración que alcanzan sobre los auditorios; sobre el porcentaje de pluralidad que practican, el grado de apertura a la ciudadanía, su comportamiento propagandístico y el manejo informativo durante los periodos electorales, los valores que transmiten, el poder de movilización cotidiano sobre los ciudadanos y las características de sus infraestructuras tecnológicas.


 
La propuesta del doctor Esteinou Madrid cobra importancia en virtud de que los medios electrónicos, amparados falsamente en la práctica irrestricta de la Libertad de Información y en la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, se han convertido en los nuevos fiscalizadores sociales que le demandan a todos los sectores públicos, que les rindan amplias cuentas de sus actividades.


 
Sin embargo, estos medios no entregan cuentas a la sociedad; eso debe cambiar para construir un Estado mexicano más sólido con el fin de apoyar la transición pacífica a la democracia.

 

 

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.