Home » Arte

Tributa Bernardo Sandoval un réquiem a la cultura mexicana

Publicado por @Shinji_Harper el Sábado, 31 Enero 2009
Sin Comentarios


Oaxaca, México. Por Fortino Torrentera.-

 

Bernardo Sandoval, es uno de los más reconocidos guitarristas españoles; ganador del César de la Mejor Música por la Película “Western” en el 51 Festival de Cannes (1998) y del Premio de la Unión a lo más granado del flamenco, llega a un momento cumbre en su carrera.

Inspirado en la cultura mexicana y como una forma de desagravio por la conquista, ha escrito un réquiem que ha titulado “Rekindio” con cantos en zapoteco que interpretará la cantante oaxaqueña, Lorena Vera una iglesia del Siglo XII y la Sala de Conciertos St. Pierre des Cuisines, acompañado por la Orquesta Filarmónica de Midi-Pyrénées (L’Orchestre Régionale Midi Pyrénées) bajo la dirección de Gérard Duran y el Coro del Conservatorio Nacional de Toulouse, los días 26, 27 y 28 de marzo.

Sandoval y Vera ofrecieron la noche de este viernes un fragmento de ese réquiem, en el marco de la apertura de la exhibición de más de 80 obras de pinturas al óleo, esculturas, témperas y murales de cerámica de César Núñez en el que se incluye una serie titulada “Rekindio” en torno a la obra del compositor español quien habló de este oportuno y sui géneris requiem.

 

– ¿Cómo surge la idea de crear esta obra?

BS.- Yo nací en España, mis padres se fueron después de la guerra; yo tenía dos años de edad. A los 14 años me metí con el flamenco a tal grado que hasta me dieron el Premio de la Unión que es muy importante, pero ese día me fui de España.

Me fui para África donde he ido muchas veces en mi vida y ahí se siente realmente el racismo, como blanco, al revés.

Siempre he compuesto música que casi no se puede tocar en guitarra, muy triste, las hacía cuando estaba muy solo y las dejaba de lado. Un día tuve la oportunidad de hacer la apertura de un festival con Chabela Vargas y estuvimos juntos una semana, cuando siempre fui un fan de ella.

Entonces le comenté que si yo podría hacer un réquiem con mi música, fue cuando pensé que como español yo debía contar la historia de los que pasó con los indios, aunque yo no he matado a ninguno, debo aclarar.

Chabela me dijo que fuera a Veracruz donde me iba a presentar a gente que podría interesarles el proyecto, pero llegado ahí, Chabela tuvo que irse a Puerto Rico porque su hermana estaba muy enferma, entonces me quedé sin saber qué hacer y un día me encontré a un amigo que me recomendó a Lila Downs porque tiene una voz con un personalidad clásica, pues también ha actuado con orquestas y me vine a buscarla a Oaxaca.

Durante cuatro años nunca pude coincidir con ella, pues como me decían era difícil verla porque estaba en Estados Unidos, en fin.

Antes, me habían presentado a Lorena Vera y un día me invitó porque cantaría en el Bar Candela, pero al llegar me senté y en la mesa del lado estaba Lila Downs con su esposo, hasta me espanté al verla después de cuatro años y al escuchar a Lorena se me clavó en el alma, pero esa noche no le dije ni a una ni a otra.

El caso es que me fui para Mazunte donde un amigo tiene una casita y estuve un mes pensándolo y volví a Oaxaca para plantearla a Lorena que el proyecto lo deseaba hacer con ella, le interesó y el año pasado estuvimos trabajando bastante, grabando los temas con guitarra y voz.

Yo regreso a Francia para terminar de ensayar con orquesta y 50 coros; por lo que el 22 de febrero nos vamos para ensayar un mes, pues tenemos tres actuaciones en puerta.

 

– ¿Que peso tiene el hecho de componer un réquiem?

BS.- Yo me fui del flamenco porque más me gustaba la música, entonces toda mi vida he viajado mucho a Brasil, Ecuador, América del Sur, mucho a Europa y últimamente a México.

La primera vez que escuché el réquiem de Mozart, fue … (gesto de grandilocuencia). Yo no tengo la pretensión de hacer un réquiem, sino el mío, pues tengo el derecho también. No creo en Dios, creo en el ser humano, pero ese ambiente del réquiem es como una misa que inspira un respeto y un silencio. Eso es lo que me llamó.

 

– ¿Cuál es el discurso que planteas dentro de la composición?

BS.- Lo que más me ha llamado la atención desde que he nacido es la injusticia, siempre he luchado contra eso; o sea, el fascismo, el colonialismo, por lo que yo no me puedo levantar tan tranquilo.

Yo tengo hecho algo así como 14 discos y llega un momento en que dices: “hay que tener una inteligencia para hacer una música que sirva”, no sólo vender disco, porque si no la vida no tiene sentido.

 

– ¿Cómo se compone este tema en su estructura?

BS.- En tres fragmentos. El primero es lo que ella piensa de su vida actual como india. Al principio le pido que me diga lo que ha pasado y ella me contesta en zapoteco, pero lo que decimos ella y yo es que nos estamos bien en este mundo, aún con lo que pasó antes (la conquista), hoy no estamos bien, pero en esta primera parte el español pide perdón, pues creo que es lo mínimo, cómo el blanco puede pedir perdón al negro, el inglés al indú, hay que pedir perdón y aunque no he matado a nadie, no somos tantos y hacemos errores.

En la segunda parte, se hace hincapié en el amor que ha existido entre esas gentes (españoles e indios) con una mezcla, lo que hace más evidente que somos seres humanos.

Y la tercera parte es celebrar al mexicano que es la cultura que ha salido de esa fusión y que ojala se entienda con mucho amor.

 

– Esta obra llega en la víspera del Bicentenario de la Independencia Mexicana con un tema muy coincidente

BS.- Fue una casualidad cuando me lo dijeron porque no pensé en eso. Esto lo vengo trabajando desde hace 20 años, pero además está bien, pues siento un interés por la gente de aquí que está metida en el desarrollo cultural para aprovechar este tema para hacerlo aquí en Oaxaca y en la Ciudad de México; me gustaría hacerlo en España también, pues la gente debe darse cuenta que en África o aquí en México los indios siguen igual.

 

– ¿Por qué se presenta este réquiem en Toulouse?

BS.- Toulouse es mi vida, es mi casa. Todo este proyecto cuesta mucho dinero, por lo que la ciudad de Toulouse me ayuda y una asociación de amigos de Toulouse me ayuda también.

 

– ¿Hay posibilidades de presentarla en Oaxaca?

BS.- Hay vientos que dicen que si y yo encantado.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.