Home » Literatura

Efraín Huerta el poeta de la rebeldía y la sabiduría amorosa

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 2 febrero 2009
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- Merecedor de un sin fin de elogios por su vitalidad expresiva y el exquisito manejo de la poética, Efraín Huerta será recordado este lunes, al cumplirse un año más de su muerte, ocurrida el 2 de febrero de 1982, como el poeta de la rebeldía pero también como un hombre sabiamente amoroso.

Considerado por la crítica como un poeta de ruptura que, inmerso en su transcurrir histórico, no dudó en utilizar las técnicas neovanguardistas, para crear espacios que no habían sido descubiertos en la expresión poética.

 

Efrain Huerta rebeldemente amoroso

Efrain Huerta rebeldemente amoroso

Comprometido, como todo artista auténtico, con su propia conciencia, el poeta supo recuperar la fuerza expresiva del paso del tiempo y como un hombre sabiamente amoroso, su poesía dejó luminosidad en torno al amor, la patria y su corazón.

Escritor, periodista y poeta mexicano, Efraín Huerta nació en Silao, en el estado mexicano de Guanajuato, el 18 de junio de 1914 e hizo sus primeros estudios en las ciudades de León y Querétaro, para posteriormente cursar la preparatoria en la Ciudad de México, donde también estudió la carrera de Leyes, que no terminó.

Fue periodista profesional desde 1936 y trabajó en los principales periódicos y revistas de la capital del país, así como en algunos de provincia. Fue también crítico cinematográfico.

Perteneció a la generación de Taller (1938-1941), revista literaria que agrupó, entre otros, a Octavio Paz, Rafael Solana y Neftalí Beltrán. Viajó por Estados Unidos y Europa, donde el gobierno de Francia le otorgó en 1945 las Palmas Académicas, y en 1952 visitó Polonia y la Unión Soviética.

Ay Poeta, un poemínimo de Efraín Huerta/Ilustración: Seyed Alireza Meraji

Ay Poeta, un poemínimo de Efraín Huerta/Ilustración: Seyed Alireza Meraji

Inmerso en una “estética de la impureza”, contrapuesta a la “poesía pura”, Huerta se consideraba “el orgullosamente marginado, el proscrito”, comprometido, como todo artista auténtico, con su propia conciencia.

Dentro del grupo que integró la generación de Taller, se distinguió por su sana conciencia lírica, su apasionado interés por la redención del hombre y el destino de las naciones que buscan en su organización nuevas normas de vida y de justicia.

Sus primeros libros, “Absoluto amor” y “Línea del alba”, están incluidos en “Los hombres del alba”, además de su obra publicada en revistas hasta 1944.

El amor y la soledad, la vida y la muerte, la rebeldía contra la injusticia, su lucha contra la discriminación racial, la música de los negros, la política y la Ciudad de México, son los temas más frecuentes en su obra.

Otras de sus obras son “Poemas de guerra y esperanza” (1943), “La rosa primitiva” (1950), “Los poemas de viaje 1949-1953” (1956), “La raíz amarga” (1962), “El Tajín” (1963), “Poemas prohibidos y de amor” (1973), “Los eróticos y otros poemas” (1974) y “Estampida de poemínimos” (1981). Su obra completa se encuentra en “Poesía completa” (1988).

En 1976 recibió el Premio Nacional de Poesía y el Nacional de Ciencias y Artes, mientras que en 1978 obtuvo el Nacional de Periodismo.

De acuerdo con los especialistas, es el suyo un caso extraño por su constante ruptura con los moldes y por eso falta la distancia para comprenderlo en su justa medida y trascendencia dentro de la historia literaria del siglo veinte. Efraín Huerta murió el 2 de febrero de 1982, en la Ciudad de México.

Notimex

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.