Home » Género

La desigualdad de género se agudiza en el campo mexicano

Publicado por @Shinji_Harper el Domingo, 8 Febrero 2009
Sin Comentarios


  • La vida en el campo ya no es sinónimo de agricultura, sino de pluriactividad, señaló la investigadora Sara Lara Flores, del IIS de la UNAM
  • En la conferencia La mujer rural, la catedrática dijo que la Ley Agraria vigente agrava la desigualdad al negarle al género femenino la propiedad ejidal
  • Es necesario crear más programas de apoyo al campo pues actualmente sólo hay uno, indicó

 

Por Emiliano Parra

 

Oaxaca, México.- Los hogares campesinos actualmente se sostienen por las remesas, actividades en servicios y el pequeño comercio, pues el cultivo de la tierra dejó de ser su principal generador de recursos, aseguró la especialista del Instituto de Investigaciones Sociales, Sara Lara Flores.

 

Al dictar la conferencia Mujer rural en México, en la Casa de las Humanidades de la UNAM, la catedrática detalló que por ese motivo ya no resulta  conveniente relacionar la vida fuera de la ciudad exclusivamente con la agricultura, pues en las comunidades se observa una pluriactividad.

 

Explicó que en esos lugares, aproximadamente 25 por ciento de población femenina desarrolla actividades agropecuarias y el resto labora en la industria, comercio y trabajo doméstico. “Esto rompe el mito de que ellas se dedican fundamentalmente a la siembra”.

 

Las mujeres del campo realizan múltiples actividades laborales para poder sobrevivir ante la desigualdad en el medio rural

Las mujeres del campo realizan múltiples actividades laborales para poder sobrevivir ante la desigualdad en el medio rural

 

La también autora de los textos ¿Es posible hablar de un trabajo en la agricultura moderna empresarial de México? y Espacio y territorialidad dentro de las migraciones mexicanas, agregó que de las que se ocupan de la labranza, sólo algunas reciben pago, pues casi todas lo hacen como parte de la familia, y que casi ninguna figura como patrona o ejidataria porque la mayoría de las que poseen títulos de propiedad los han obtenido al enviudar, cuando “por edad” ya no pueden sembrar.

 

Lara Flores subrayó que el cambio de la Ley Agraria promovió una situación de desigualdad, porque sólo los varones pueden ser propietarios. “A la mujer se le quitó casi toda posibilidad de ser campesina y desarrollarse al igual que el hombre en la actividad agrícola”.

 

Por otro lado, destacó que los apoyos se han ido reduciendo al mínimo. “Ahora sólo existe Procampo y quienes lo aprovechan son los grandes ejidatarios de Sinaloa”, dijo la investigadora.

 

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.