Home » Reflexión

Hacia un nuevo modelo social solidario

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 9 marzo 2009
Sin Comentarios


Opinión

Por Jorge Rachid/Mercuriodigital.es   

Oaxaca, México.- Derrotar las secuelas estructurales del neoliberalismo será cuestión de años, por cuanto de este concepto cultural abrevaron no menos de dos generaciones de argentinos, fundados en el consumismo, el individualismo, el materialismo y el éxito hoy sin un mañana posible y bajo el manto del tráfico ideológico de la Modernidad y la Globalización.

Para esta cruzada, es necesario plantear un modelo de construcción político y social diferente. Lo que sirve para ganar elecciones o para superar las crisis, no contribuye a la organización del pueblo ni a fortalecer sus demandas históricas de justicia social y soberanía política.


Entre la realidad dolorosa a la cual debe darle respuesta inmediata, y el fortalecimiento de los lazos sociales íntimos de una comunidad agredida por años, desplazada, excluída y sometida por la lógica del Mercado, debe existir un proyecto estratégico de construcción, una planificación indispensable, excluyente y participativa y necesaria del conjunto de los sectores sociales involucrados, para valorar los indicadores de mejoramiento de situaciones críticas en tratamiento, en el campo mismo de acción, el territorio.

Se requiere organización del pueblo para que existan políticas sociales a largo plazo. Sin ejes claros que permitan a los protagonistas, nuestros compatriotas, reconocerse como actores de los cambios y no como meros receptores, no hay políticas a largo plazo.

Se necesitan objetivos compartidos, discutidos, analizados y protagonizados para que los resultados sean estructurales y no solamente paliativos.

Sin un acompañamiento orgánico, en la presencia y lucha cultural que marque los nuevos paradigmas, seguirán divorciados los ejes de los dirigentes y funcionarios de las demandas populares.

La salud, la educación, la vivienda y los servicios, son las motivaciones mas claras de organización popular, asi sea para tareas de coyuntura tipo campaña para el dengue, como permanentes como seguimiento de la madre y el niño en sanidad, vacunación y escolarización.

La organización popular debe contar, imprescindiblemente con asesoramiento profesional y participación del funcionariado, que debe facilitar las herramientas del Estado, y a quien se debe capacitar e impregnarlo con una nueva cultura y metodología de respeto y consolidación hacia la organización popular.

Construir un modelo social solidario precisa de voluntades, organización e inclusión/Foto:elproyectomatriz.wordpress.com

Construir un modelo social solidario precisa de voluntades, organización e inclusión/Foto:elproyectomatriz.wordpress.com

 

Para ello es necesario que desde los máximos niveles del Ejecutivo Nacional hasta el último Intendente del interior del país absorba la necesidad de terminar con lo conocido desde el punto de vista político y asuma el riesgo, pero también el desafío, de una construcción política mirando a la sociedad, para poder encontrarse con el pueblo en sus conductas mas sublimes como es la organización social del bien común.

Es difícil y duro el camino, lleno de contradicciones, con sumatoria de conflictos, debiendo derrotar los fantasmas de la cultura dominante que afloran a cada instante, reconstruyendo la mística y la confianza en el hombre argentino, recuperando identidad y presencia, con pensamiento crítico alejado de la abulia del discurso único, en un proceso de búsqueda sin final, de construcción diaria, multiplicado por miles, con brotes sin dudas de nuevas ideas, aportes invalorables hoy desconocidos y hasta menospreciados, ennoblecidos en su origen mismo que es la necesidad, desde una visión de salida, con proyectos de vida e inserción social plena.

En éste marco es insoslayable la presencia y el debate de la organizaciones libres del pueblo en el Consejo Económico Social, que debería convocarse con una conceptualización mas cercana a la Comunidad Organizada fundacional de un nuevo modelo, que al Pacto de la Moncloa de armonización de intereses corporativos.

Estamos en un nuevo tiempo, que exige respuestas a las demandas de la hora diferentes a las que sólo brinda la democracia limitada del Consenso de Washington, hoy en decadencia frente a la crisis internacional.

La elecciones son sólo una de las herramientas de la democracia, que para ser participativa debe encontrar formas de canalización de la voluntad popular superior que permitan abrir el camino a la democratización del poder. Este es el único camino que permite poner límites a la profesionalización de la política de los últimos treinta y dos de neoliberalismo que la encapsula, la aísla del pueblo y crea una nueva oligarquía, traspasada sin pudor de padres a hijos, a hermanos y amigos como los caminos monárquicos que repudia el pueblo en su conjunto.

La propuesta es asumir es la responsabilidad compartida, ayudar a la construcción de nuevas organizaciones libres del pueblo con ejes temáticos claros que tengan que ver con las demandas de las necesidades cotidianas, que sean organizaciones de funcionamiento pleno, democratizando el poder de decisión, acabando con el prebendarismo, recuperando la dignidad y transformándose en herramientas genuinas del cambio social, con participación activa y sin exclusiones del conjunto de la comunidad.

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.