Home » Democracia

Débil sistema educativo propicia entrada del creacionismo en México

Publicado por @Shinji_Harper el miércoles, 18 marzo 2009
3 Comentarios


Grupos conservadores de Estados Unidos promueven esa ideología, contraria a la teoría de la evolución de Darwin, advirtió Antonio Lazcano Araujo, de la FC de la UNAM

  • En México, la herencia de la Ilustración francesa, las Leyes de Reforma y la educación laica facilitan la enseñanza del darwinismo, reconoció el especialista en origen de la vida
  • Participó en las Charlas académicas de la Facultad de Química

 

Por Emiliano Parra

 

Oaxaca, México.- El creacionismo es un movimiento ideológico y conservador de derecha que, desde Estados Unidos, niega la teoría de la evolución de Charles Darwin (publicada hace 150 años en el libro El origen de las especies); disfrazado de religión y teoría científica, es promovido por todo el mundo, aunque no es ni una ni la otra, advirtió el investigador y profesor de la Facultad de Ciencias (FC) de la UNAM, Antonio Lazcano Araujo.

 

“El creacionismo no sostiene un debate religioso ni científico, pero promueve su ideología conservadora en varios países con mecanismos eficientes en publicaciones, universidades e Internet”, señaló el también doctor en Biología.

 

En la conferencia Creacionismo y evolución: una aproximación a la situación mexicana, en el auditorio del Conjunto E de la Facultad de Química (FQ), destacó el resurgimiento de ese movimiento, contrario al concepto que fundamenta la biología moderna: todos los organismos vivos provienen de un antecesor común, a partir del cual, se desarrolló la selección natural y la variabilidad de las especies sobre la Tierra.

 

En México se desarrolla una visión teísta de la naturaleza y a la vez una secular, señaló Lazcano Araujo,

En México se desarrolla una visión teísta de la naturaleza y a la vez una secular, señaló Lazcano Araujo,

 

El primer científico latinoamericano en presidir la Sociedad Internacional para el Estudio del Origen de la Vida, añadió que “en México, gracias a la herencia de la Ilustración francesa en el siglo XIX, a las Leyes de Reforma y a la educación laica, no se tiene problema con la evolución, que se enseña libremente en las escuelas, incluso en aquéllas de corte religioso”.

 

En el país se fomenta y desarrolla una visión teísta de la naturaleza y, a la vez, una secular, acotó en el marco de las Charlas académicas de la FQ.

 

La enseñanza laica favorece la libertad de creencias y aunque la religión se promueve en algunos hogares y en los templos, guarda distancia con la educación científica en las escuelas. “Esto no sucede en Estados Unidos, donde a pesar del desarrollo existe una cultura conservadora que promueve el creacionismo en forma activa y dinámica”, añadió.

 

Arraigo entre católicos y protestantes

Lazcano hizo un recuento histórico y recordó que en el país vecino del norte el darwinismo enfrenta un problema histórico, con antecedentes como el de John Thomas Scopes, que en 1925 fue enjuiciado por impartir esa teoría; perdió el juicio, aunque pagó una multa simbólica de un dólar.

 

El investigador ahondó en el arraigo del creacionismo entre católicos y protestantes; en los primeros con una doctrina vertical, donde la interpretación de la Biblia está a cargo de sacerdotes, mientras que los segundos, promueven una lectura democrática de las sagradas escrituras, facilitando la interpretación individual.

En la conferencia Creacionismo y evolución: una aproximación a la situación mexicana, Antonio Lazcano aseguró que esa doctrina es un riesgo latente que tiene caldo de cultivo entre comunidades migrantes en EU.

En la conferencia Creacionismo y evolución: una aproximación a la situación mexicana, Antonio Lazcano aseguró que esa doctrina es un riesgo latente que tiene caldo de cultivo entre comunidades migrantes en EU.

 

“Pero frente a algunos sacerdotes ilustrados, como los jesuitas y los dominicos, entre los protestantes se ha promovido la religión entre personas con escasa formación intelectual”, señaló.

 

Alerta a México y sus migrantes

El creacionismo es un riesgo latente que tiene un caldo de cultivo entre las comunidades de migrantes de diversos países, entre ellos los mexicanos que radican en Estados Unidos. “Es una población con escasa educación y marginada, que aprovechan esos grupos”, advirtió.

 

Esta vulnerabilidad aumentará en México si se sigue debilitando la educación a todos los niveles. Para evitar el avance de esa doctrina contraria a la evolución, el autor del libro El origen de la vida (editado en 1984 y considerado un best-seller por sus más de 600 mil copias vendidas) recomendó reforzar el Estado laico como una posibilidad democrática, así como garantizar la educación pública y gratuita.

 

Finalmente, propuso promover más centros de enseñanza de nivel superior donde se instruya sobre biología, además revisar los planes de estudio de esa disciplina y promover su coordinación con otras ciencias de la vida, como medicina, veterinaria, agronomía y antropología física.

Comentarios

comments

3 Comentarios »

  • leoncarlos dijo:

    Por lo que más quieran, luchen contra la fábula del creacionismo.
    Sería aterrador que a los niños de México se les enseñe a creer en base al terror y la amenaza de perder un paraíso post-muerte.
    El creacionismo no admite dudas ni correcciones. No puede ser que se enseñe una teoría mística sustentada en un solo libro, que en sí mismo es dudoso en su formación e historia.
    Alentar el creacionismo sería alentar también la superstición, la falta de individualidad, la negación del razonamiento.
    Darle ese tiro de gracia a la educación mexicana sería lo más lamentable. Ya tenemos suficiente con un gobierno mocho y aliado de la iglesia.
    El creacionismo nació de la mente de hombres antiguos que sin saber la realidad de los hechos naturales, inventaron misticismos para explicar la vida. Y debió ser el inicio, el comienzo del desarrollo mental para alentar la curiosidad de investigar y encontrar las respuestas conforme pasaba el tiempo.
    Sin embargo, sigue vigente ese razonamiento antiguo, no porque quienes lo apoyan lo hagan por medios razonados y lógicos, si no por una herencia de terror que les hace creer que si dudan del creacionismo estarán faltando a la fe y vendrá un ser omnipresente a castigarlos por su osadía.
    Me dan mucha pena los creacionistas.

  • joel dijo:

    Bien por México. ¿Porque tengo que creer y aceptar la evolución y no la creación? Solo porque esta “comprobado”? Tantos años de enseñar una teoría que ni siquiera se sustenta ni esta demostrado, es bueno tener una alternativa diferente a la falacia de la evolución. Hay mucha mayor evidencia sobre el creacionismo que sobre la evolución.

    Se necesita de una inmensa fe para creer en la evolución. Una fe tan, pero tan grande de creer y aceptar que mi antepasado era de hace miles de millones de años y que todos somos resultado de un accidente cosmico y mera casualidad. Esto si que es una fabula, una superfabula.

    El universo entero y toda la naturaleza grita a grandes voces que existe con un proposito bien definido, con un plan a seguir.Es mucho mejor enseñar esto en las escuelas y no teorías sin sentido.

    Bien por Mexico.

  • Alejandro SOlis dijo:

    Se nota que este investigador no hizo bien su chamba, primero, el creacionismo tiene pocas oportunidades en Mexico, porque la mayoría es catolica, segundo el catolicismo no es creacionista, el catolico cree en un Creador, pero el creacionismo es una postura religiosa e ideologica que se corresponde con el fundamentalismo protestante, el catolico no es fundamentalista y respeta a la ciencia. Malito el “investigador” poco objetivo y mal informado

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.