Home » Arte

El arte al público, una de las profesiones más estresantes

Publicado por @Shinji_Harper el sábado, 2 mayo 2009
Sin Comentarios


Oaxaca. México. Por Fortino Torrentera

 

Para muchos, el quehacer estético del arte es de un regocijo pleno, no obstante, tiene sus costos en la salud en diferentes niveles pero con alternativas de superar ese trastorno.

 

Catalogado entre las “profesiones peligrosas”, el trabajo artístico, especialmente el relacionado con los espectáculos, puede derivar en niveles de ansiedad que pueden llegar a ser incapacitantes.

 

Síntomas como la inquietud, sensación de estar en tensión o al borde de un ataque de nervios, fatiga, dificultad para concentrarse, tensión muscular excesiva y alteración del sueño, reflejan un trastorno por ansiedad generalizada que provocan esos oficios.

 

Así lo señala la asociación Gente Contra la Ansiedad con base en la opinión de expertos en relación que ciertas profesiones derivan en niveles de ansiedad altos, e incluso incapacitante, son las relacionadas con el arte y la escena.

 

Explican que, por ejemplo, los músicos se encuentran expuestos a una tenaz evaluación por parte de sus directores, al enfrentarse al público para encarar la ansiedad antes y durante su actuación. Lo mismo sucede con otros grupos profesionales, como los actores de teatro o los bailarines.

 

 

 

Los músicos, un grupo de alto riesgo.

Los músicos, un grupo de alto riesgo.

 

 

 

Una de las consecuencias es que nadie escapa al agotamiento, por una u otra causa llega y afecta la vida cotidiana, en la escena laboral es factor de ansiedad, que cuando se manifiesta es capaz de golpear la autoestima, e incluso la estabilidad familiar.

 

Tras los creadores, aparecen los taxisas, otro oficio expuesto a grados extremos de estrés, especialmente cuando se conduce en las grandes urbes, no importa el horario en que lo hagan, por ende, entrarían los conductores particulares.

 

La referida asociación establece que es necesario saber cómo nos afectan los problemas en el centro de trabajo y una de sus señales es el agotamiento, es una sensación de deterioro y cansancio progresivo con eventual pérdida completa de energía. Suele aparecer acompañado por una marcada falta de motivación.

 

En lo físico se manifiesta a través de alteraciones del sueño, fatiga excesiva, trastornos gastrointestinales, dolores de espalda y/o de cabeza, distintas reacciones en la piel, hasta dolores cardíacos vagos que la persona no se puede explicar.

 

En profesiones estresantes como el artista de escena, por su naturaleza, inciden ciertos factores que pueden favorecer o determinar la aparición, progresión y evolución de los trastornos por ansiedad. Estos elementos pueden ser una carga de trabajo abrumadora, riesgos de accidentes, ritmo laboral, plazos, así como una falta de control personal.

 

Gente Contra la Ansiedad dice que si bien se trata de “profesiones peligrosas”, como las que desarrollan policías y militares, bomberos y rescatistas, entre otros; algunos trabajadores de estos campos encuentran su labor “estimulante” en lugar de “peligrosa”, con lo que disminuye su grado de ansiedad.

 

Algunas recomendaciones generales para reducir la ansiedad que produce la actividad laboral, incluyen rediseñar los lugares de trabajo y aumentar la sensación de seguridad en el empleo. Estas medidas le corresponden tomar a los directivos de las empresas.

 

De manera individual, se hacen las siguientes recomendaciones:

• Aprenda a equilibrar su vida

• Comparta sus pensamientos y comunique sus preocupaciones

• Limite el consumo de alcohol

• Aprenda a establecer prioridades

• Desarrolle intereses ajenos al trabajo

• Realice trabajo voluntario en ámbitos distintos al suyo

• Reconsidere su necesidad de perfeccionismo

• Aprenda a delegar y a pedir ayuda

• Disfrute de su tiempo libre

• Haga ejercicio y mantenga una dieta nutritiva

• Aprenda a no tomarse tan en serio a sí mismo

 

En ciertos casos, puede ser necesaria la medicación para tratar un trastorno por ansiedad grave. Es importante resaltar que estos medicamentos, incluidos los antidepresivos y otros ansiolíticos, sólo los puede recetar un médico, por lo que son recomendables las prácticas espirituales como el budismo.

 

 

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.