Home » Arte

Una escalera junto al mar: Soid Pastrana en Chicago

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 8 mayo 2009
Sin Comentarios


Por Jorge Magariño

 

Juchitán, Oaxaca, Se apoltrona en el sillón y cuenta: un grupo de amigos que radican en Chicago y colaboran con la Northeastern Illinois University, me invitaron para participar en la Segunda Feria del Libro Mexicano y Latino que organiza esa institución y se va a inaugurar allá este próximo 13 de mayo. Muestra el impreso que ya circula en los andadores de aquella universidad y por las calles de la ciudad del viento.

 

 

Soid Pastrana sonríe y recuerda que a fines del año pasado recibió la carta correspondiente, de tal modo que en lo que va de este primer semestre se ha concentrado en producir el conjunto de la obra –Una escalera junto al mar- que se habrá de presentar en la inauguración de la Feria, cuya imagen se promueve ahora precisamente con algunas ilustraciones del pintor nacido en Juchitán, Oaxaca.

 

 

Cincuenta obras –gráfica, gouache, acuarela y acrílico- viajaron ya para ser montadas y exhibidas en el recinto ferial de la universidad, y en breve Pastrana se trasladará a Chicago, para asistir a la inauguración e impartir un taller dirigido a jóvenes estudiantes; de igual forma, comenta, con el pintor mexicano avecindado en Estados Unidos -Roberto Rentería- realizarán un mural a cuatro manos.

 

 

A lo largo de la Feria se realizarán diversas actividades, además de la exhibición y venta de libros, entre las que destacan: la presentación del libro fotográfico Chiapas, de Antonio Turok, talleres de creación literaria y conferencias.

 

 

La invitación para acudir allá –sigue relatando Soid- también fue firmada por el Consulado de México en Chicago, ambas instituciones se pusieron en coordinación con la Secretaría de Cultura del Gobierno de Oaxaca, para que ésta última absorba el costo de mi traslado; durante las dos semanas de mi estancia voy a hospedarme en una residencia de artistas.

 

 

Esta es mi primera exposición en Estados Unidos –explica- así que voy a ver qué tal se recibe mi obra, espero que le guste a la gente del ámbito artístico, que interese a las galerías; voy a promover mi obra, voy a tocar puertas, ventanas y lo que se deje, apunta con una sonrisa pícara. 

 

 

Luego de vivir por varios años en la ciudad de México, Soid Pastrana regresó para reinstalarse en su Juchitán, en uno de los barrios más añejos de la ciudad, para airear el alma y salir con la imaginación revitalizada, pero conservando una iconografía que le ha acompañado desde sus inicios: hombres y animales que nos contagian su comunicación con lo mágico, lo fantástico, en un ambiente cuyos colores y luces nos remiten a su pueblo, a las muros y telas que habitan aquel lugar.

 

 

Busca y rebusca en su interior, en sus recuerdos, acaso en su infancia, para regresar a entregarnos exposiciones con una alta poética en cuyos títulos se refleja la intencionalidad: Oficios del viento 1999; Asalto al cielo, 1998; Páramo de sueños, 1997; o la de ahora, Una escalera junto al mar; por citar solo algunas de las muestras que ha acumulado a lo largo de más de tres lustros de trabajo fecundo, con estaciones en el Museo de la Revolución, de La Habana; la Embajada de México en Indonesia; el Palacio postal, de la ciudad de México; entre otras.

 

 

Dice Ernesto Lumbreras: Los colores de Soid Pastrana poseen un orbe interior, brillan sobre todo hacia dentro: representaciones del ojo del sueño, ritual del viento en la primera noche del mundo. Así, lo que se presenta en sus cuadros no es la anécdota de un suceso sino su crudo misterio.

 

 

A su vez, el poeta veracruzano Francisco Hernández en un interesante texto lírico anota acerca de los íconos pastranianos: Los zánganos de Soid tienen nariz de trinche más un panal detrás de la cabeza. Los gusanos de Soid se inclinan, sin el menor respeto, ante una deidad resplandeciente. Los cuernos de Soid prefieren ser velas o antenas o extremidades de la irradiación.

 

 

Cobijado por la relativa frescura de una mañana juchiteca, Soid Pastrana muestra dos impresos; uno, con la invitación para la apertura en Chicago; y otro, para una muestra que se inaugurará el próximo mes  en El Ágora, de Xalapa, Veracruz. Estoy trabajando duro, dice, y vuelve a mostrar una sonrisa de travieso infante, mientras juega con las manos, unas manos de donde siguen saliendo hombre y mujeres, duendes, ángeles y animales de rostro inquisitivo anunciando su asombro ante los innúmeros días del mundo.

 

 

El pintor juchiteco Soid Pastrana en su estudio/Foto. Jorge Magariño

El pintor juchiteco Soid Pastrana en su estudio/Foto. Jorge Magariño

La invitación a la exposción de Soid Pastrana Una escalera en el cielo que se presentará en Chicago

La invitación a la exposción de Soid Pastrana Una escalera en el cielo que se presentará en Chicago

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.