Home » Educación

Las maestras en la feminización del trabajo magisterial

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 15 mayo 2009
Sin Comentarios


maestrasthumbOaxaca, México.- Las maestras de primaria son mujeres que van en contra de la adversidad, que se construyen a sí mismas como profesionistas con lo que la sociedad les da, por lo que deberían tener otro tipo de espacios y de condiciones para ejercer su profesión.

 

El doctor José Luis Torres Franco, profesor-investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), señaló lo anterior durante la Conferencia Identidad profesional de las profesoras de educación primaria en México realizada en esta casa de estudios.

 

En su exposición el académico del Departamento de Sociología de la Unidad Iztapalapa dio a conocer algunos avances y resultados de la investigación que realiza desde el año pasado en la zona oriente de la Ciudad de México (Iztapalapa).


 
Con una muestra de alrededor de 400 docentes de primaria encuestadas y 17 entrevistas a profundidad, el estudio se orientó a partir de la experiencia de vida en el proceso de ser maestras y en analizar “las implicaciones de la feminización del trabajo magisterial”.

 

De acuerdo con el académico esta profesión fue “exclusiva de los hombres” desde el siglo XIX y empezó a transformarse en un “espacio laboral feminizado” hasta el siglo XX.

 

 

Torres Franco, quien ha impartido numerosos cursos de metodología y estadística aplicada en la investigación social, dijo que 81 por ciento de las docentes encuestadas calificó su labor educativa como buena o gratificante y 71 por ciento señaló sentirse comprometida con el papel de educar a los niños.


 
El especialista indicó que respecto a la profesionalización del magisterio 50 por ciento de las maestras respondió que no se siente identificada con los procesos de profesionalización que la institución escolar les otorga; ven la Carrera Magisterial como una “barrera” para su profesionalización.

 
La vida cotidiana de las educadoras, explicó, se caracteriza por su “doble presencia” “o doble alternancia” a la que definió como la articulación entre el trabajo doméstico y el extradoméstico.

“Son mujeres que están en los dos espacios o que se ven obligadas a estar durante un tiempo en la casa, por la crianza de los hijos, y por el otro a incorporarse a los trabajos remunerados externos”, apuntó.

 


 
Otro aspecto abordado en los sondeos fue la razón por la que las profesoras de educación primaria optaron por esa profesión, “si se trató de una decisión propia y bajo qué contextos familiares, educativos y laborales se dio”. En este punto, abundó el académico, se introdujo la dimensión de lo subjetivo, es decir, los deseos, las aspiraciones y los valores.


 
Al respecto, destacó que las interacciones familiares juegan un papel preponderante en la construcción de la identidad profesional de las maestras, es en este espacio, en el que se “heredan modelos míticos”, entendido esto como la idea de que la mujer sólo debe estudiar carreras compatibles con su rol femenino exclusivo del hogar. Un trabajo “que les permita seguir cumpliendo con las actividades tradicionales, como el cuidado de los hijos”.


 
La idea de la carrera compatible con el rol de mujer, subrayó, también es reforzada por las docentes desde la primaria hasta la Escuela Normal, ya que en dichos espacios adquieren otros modelos de tener vocación y ser profesionales, “pero a partir de una perspectiva más subjetiva que objetiva”.


 
Ejemplos de ello son algunas respuestas de las encuestadas: “Me acuerdo de mi maestra de 5° año porque se vestía tan bonito, yo dije: cuando sea grande quiero verme como ella”, o “el académico de secundaria hablaba tan bien que yo quería expresarme como él”.


 
Para Torres Franco es en esos procesos de “socialización de los modelos míticos” en los que ellas construyeron una imagen de ser maestras de primaria, lo que repercute en la manera de definir su trabajo fuera de casa y su forma de ser docentes.


 
Aunque también reconoció que existe un conjunto de situaciones macrosociales que las obliga a pensarse desde muy jóvenes como mujeres que tienen que laborar fuera del hogar.


 
Sostuvo que en la actualidad muchas de ellas ya no piensan en el “me caso para que me mantengan”, sino en el “me caso para proteger a mis hijos” (y a veces hasta a la pareja).


 
De lo que se deriva que tengan jornadas de tiempo completo: Desde las ocho de la mañana que entran a dar clases hasta las 10 de la noche, que “terminan de preparar materiales para el otro día y atender a los hijos”.

 

El doctor José Luis Torres Franco es profesor-investigador del Departamento de Sociología de la Unidad Iztapalapa (Teléfono: 5804-4600 Ext. 2716).

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.