Home » Crisis 2009

Por la crisis económica en Oaxaca se vive situación de hambruna estacional

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 21 mayo 2009
Sin Comentarios


 

  • En algunos municipios de Oaxaca, Guerrero e Hidalgo se vive una situación de hambruna estacional
  • El integrante del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, Felipe Torres Torres, señaló que esta situación afecta progresivamente a sectores más amplios de la sociedad

 

Por Emiliano Parra

 

Oaxaca, México.- Si bien por la crisis de 1995 se calculaba que había entre 10 y 12 millones de personas con problemas críticos de nutrición, hoy esta cifra se ha triplicado y algunos de esos sectores, dependiendo de la época del año o el aumento de los precios, han pasado a una situación de hambruna estacional, sobre todo en algunos municipios de Oaxaca, Guerrero e Hidalgo.

 

 

 

Se calcula que en los últimos 30 años y por las crisis económicas, los mexicanos han experimentado un deterioro en sus ingresos cercano al 70 por ciento, lo que obliga a las familias no a cambiar la estructura del consumo que ya tenían, sino a comprar menos volúmenes de los mismos productos, estableció el académico de la UNAM, Felipe Torres Torres.

 

El integrante del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM, precisó que tan sólo en los últimos dos años se reportó un deterioro del ingreso cercano al 30 por ciento, que coincide con un repunte internacional en el precio de los principales cereales y una contracción económica interna que ha incidido en los niveles de desempleo. Esto ha obligado a las familias más pobres o en pobreza extrema a cambiar de hábitos alimentarios.

 

Los niños y niñas, los más afectados por el cambio de hábitos  alimenticios ante la crisi que agobia a las familias en pobreza

Los niños y niñas, los más afectados por el cambio de hábitos alimenticios ante la crisi que agobia a las familias en pobreza

 

En los dos últimos años, añadió, se produjo un fuerte incremento en el costo de los alimentos básicos, como aceite, con un aumento  de más de 100 por ciento; carne y pan, con 60 por ciento más, al igual que la tortilla.

 

Tal repunte —que se combina con un deterioro en el poder adquisitivo de la población y la falta de ingresos— obliga a que las familias modifiquen ciertos hábitos. Si en un hogar antes se compraban dos kilos de tortilla, ahora sólo es un kilo o kilo y medio. Se modifican sustancialmente los volúmenes adquiridos.

 

Ante la grave crisis global, habrá un deterioro más rápido tanto de la calidad alimentaria como de los niveles nutricionales de la población por la caída de la actividad económica, lo que se suma a otros factores extraeconómicos, como la epidemia por el virus de la influenza A H1N1, advirtió el catedrático.

 

El deterioro, reveló, cada vez afecta a sectores más amplios de la población, pero la situación se agrava con las familias más pobres, que gastan alrededor del 60 por ciento de sus ingresos en alimentos.

 

 

Torres Torres explicó que antes las familias tenían la posibilidad de comprar carne, pero ahora ésta se ha convertido en un producto prohibitivo, sobre todo para el 50 por ciento de la población, que padece pobreza o pobreza extrema.

 

Ahora, debe sustituir ese producto por algún tipo de verdura, dependiendo de su costo, que también es volátil, o por algunas proteínas de origen animal de menor calidad, como vísceras o embutidos, apuntó.

 

El académico refirió que las modificaciones en las estrategias de la alimentación de los mexicanos provocadas por la crisis han implicado un costo importante para la comunidad y para los responsables de las políticas sociales, porque incide de manera importante en las enfermedades. Por ejemplo, la diabetes, asociada al consumo excesivo de azúcares y carbohidratos, se ha vuelto un problema de salud pública.

 

El economista advirtió que México está en situación de vulnerabilidad alimentaria porque importa prácticamente de todo, pero donde tiene mayores problemas con los cereales, en particular maíz y trigo, porque compra en el extranjero la tercera parte del maíz, cerca del 70 por ciento del arroz y más de la mitad del trigo, además de un porcentaje elevado de leche.

 

 

 

Torres Torres explicó que la recesión actual impacta en la alimentación de los sectores más pobres de México

Torres Torres explicó que la recesión actual impacta en la alimentación de los sectores más pobres de México

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.