Home » Literatura

Benedetti

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 25 mayo 2009
Sin Comentarios


 

 

Por Jorge Magariño

 

mariobenedetti2thumb1Oaxaca, México.- Con su rostro de abuelo generoso se sentó ante la mesa, una mesa larga donde brillaba su presencia, su pelo encanecido, su blanco bigote, albo ya desde entonces, hará cosa de  veinticinco años.

 

La sala era el auditorio de la delegación Coyoacanense: el público, una multitud que atiborraba el lugar y apenas dejaba espacio para respirar por encima de una tarde noche abrileña. La causa: la presentación de un su libro, Primavera con una esquina rota, título muy benedettiano, muy con esa nostalgia montevideana, con aires del río de la plata, entre brumas.

Recuerdo que leyó uno de los cuentos contenidos en el libro, se trataba de La noche de los feos, un texto amorosamente triste, otra vez con aire engrisecido. La anécdota hablaba de una pareja que se había conocido por la calle y se citaron en el cine. Ahí amparados bajo la oscuridad del local tentalearon sus defectos: él, con una cicatriz enorme en la cara: ella, con una desafortunadísima fealdad. Luego de la ceremonia del tacto, se besaron. As´lo recuerda la magra memoria.

Huelga decir que al término de la lectura el aplauso fue atronador. Andábamos por los ochentas del siglo pasado y los coletazos finales del furor por la música andina nos anegaban el alma: la solidaridad latinoamericana con los hermanos transterrados del sur era unánime. Aun no conocíamos la estupidez foxiana y recién pasábamos las cocodrileras lágrimas del que juró defender el peso como un perro.

Era ese tiempo, esa tarde, ese libro, ese Coyoacán, cuando conocí a Mario Benedetti, el buen viejo que acaba de morir.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.