Home » Ciudadanía

El voto nulo, protesta ciudadana estéril para lograr el cambio en México

Publicado por @Shinji_Harper el martes, 16 junio 2009
Sin Comentarios


Por Dolores Magallón

 

logovotoblancothumbOaxaca, México.- La propuesta del voto nulo o blanco, como protesta en contra de los partidos y los candidatos, es improductiva y enseña a la ciudadanía a no apreciar en su debida proporción el sufragio, esto afecta sobre todo a los jóvenes, que deben participar, crecer políticamente y luchar para que se mejore la situación actual y el sistema de partidos.

 

Para la doctora María Eugenia Valdés Vega, profesora-investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), en la política mexicana falta mucho por hacer, pero la anulación del voto no es la salida; no puede plantearse “la esterilidad política” como una vía de solución.

 
“La solución se encuentra en la participación activa, fuerte y organizada desde abajo, con el movimiento social y no en el acto solitario de quedar bien consigo mismo”, consideró la especialista en Ciencia Política.

 
La académica del Departamento de Sociología expuso que sería más productivo promover la legislación en formas de democracia más directas, como el plebiscito o referéndum, para revocar a aquellos políticos que no cumplan a cabalidad con su mandato, ya que esta figura permite la participación de los ciudadanos más allá del voto y sería pertinente para transformar la vida política del país.

 

También propuso impulsar la exigencia hacia los representantes que ocupen los puestos de la nueva Legislatura y la solicitud de cuentas; un ejercicio que debe ser constante y formar parte de la memoria ciudadana para identificar a quienes cumplieron con integridad un mandato y a quienes no lo hicieron, y de esta forma estimular la iniciativa de reelección sólo para aquellos que se desempeñaron bien.

 
Valdés Vega reconoció que la iniciativa del voto anulado que impulsan algunos intelectuales es legítima; sin embargo, “hasta los más inteligentes pueden equivocarse”, como lo hicieron los que  instaron al “voto útil”, recordando las elecciones presidenciales de 2000.

 
“No estamos debidamente representados, las oligarquías de los partidos se han vuelto soberbias, no rinden cuentas a la ciudadanía”.

 
Los políticos son producto de una cultura en la que todos participan, por ello no es válido el llamado de quienes empujan la iniciativa de anular el voto desde una superioridad moral, manifestó.

 
La docente de la Unidad Iztapalapa advirtió: “si no le damos valor a la política puede estallar una revolución, las condiciones para que ello suceda están presentes y la única vía para la solución de los conflictos es la electoral”.

 
El voto anulado beneficiará a quienes se pretende castigar con esta medida: los partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional y de la Revolución Democrática, que poseen las estructuras más sólidas, mientras que un sufragio duro tradicional, clientelar y corporativo, que sí será contable, es el que ganaría en estas elecciones intermedias si esta convocatoria tuviese éxito.

 
Para la docente universitaria el voto es la mínima expresión de participación ciudadana en una democracia y no debe cancelarse.

 
Por el contexto de crisis grave por el que el país está pasando y por la importancia que tendrán las definiciones e iniciativas que se generen en las diferentes legislaturas para solucionar esta situación, las elecciones intermedias deberían ser de gran relevancia y participación política, y votar es una de estas formas.

 
Además, porque en estas elecciones será evaluado el actual gobierno federal, los partidos y la reforma electoral.

 
La académica vaticinó que este movimiento de protesta no tendrá mucho éxito: cerca de la mitad del electorado no ejerce el voto y el alcance de Internet –donde se está generando esta propuesta– no es elevado en el país, ya que el acceso a esta tecnología no llega ni a 20 por ciento de la población, argumentó.

 
Por otra parte, señaló, no hay una orientación clara sobre qué hacer para que puedan ser contabilizados los sufragios en blanco en forma correcta y así conocerse la dimensión alcanzada con esta medida, ya que esta votación no podrá ser diferenciada de aquella que se anula por error o por otras causas.

 
La investigadora opinó que lo rescatable de la campaña del voto blanco es la polémica y el debate que se suscitó sobre el valor del sufragio, discusión que deberá ser retomada al término de estas elecciones, a partir de los resultados obtenidos.

 

 

 

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.