Home » Niñez

Son las madres, la ventana de la niñez a la literatura: Janovitz

Publicado por @Shinji_Harper el domingo, 21 junio 2009
Sin Comentarios


  

De la Redacción

 

Oaxaca. México.- El Foro Oaxaqueño de la Niñez (FONI) llevó a cabo  el viernes pasado el interesante Encuentro  “Miradas sobre la infancia”,  en el que participó la especialista Eva Janovitz Klapp, quien abordo el tema de la niñes y la literatura.

 

Es foro de propuesta  se constituye como  fórmula para abrir  espacio de reflexión con el sobre las distintas visiones que se tienen acerca de los niños, niñas y adolescentes, y con ello se promueva la importancia de reconocerlos como sujeto de derecho.

En esta ocasión Ciudadanía Express reproduce la ponencia de la especialista Janovitz Klapp

 

 

MI MIRADA DEL FORO

 

 

 

Por  Eva Janovitz Klapp

 

 

Antes que nada quisiera agradecer la invitación que me hicieron a participar en este foro, realmente me siento muy afortunada y agradecida por ello y no tengo pocas razones.

 

Cada vez que he venido a Oaxaca me sorprende todo lo que se hace en este estado, especialmente en relación a la cultura y la lectura; esta vez, como si fuera la primera   disfruto mucho esta oportunidad y regreso a la ciudad de México con mucho entusiasmo.

 

Pero como siempre el tiempo no me da para abordar  todas las cuestiones que me gustaría, porque hablar de niños y de literatura, es el cuento de nunca acabar. Así que me referiré  especialmente a dos aspectos  que quiero compartir con ustedes antes de entrar “en materia”: la primera es la alegría de estar en esta ciudad mágica por la cual he tenido la suerte de transitar muchas veces y de aprender tanto. Y la segunda es saber que voy a compartir un foro, donde se han incluido entre las miradas sobre la infancia, la de la literatura.

 

Así que en pocas palabras, me da mucho gusto estar en esta ciudad que tiene un lugar especial en mi corazón y que como si fuera poco tengo un espacio totalmente privilegiado para hablar sobre un tema vital para mí.

 

Cuando yo recibo una invitación, suelo hacer lecturas diversas sobre el  nombre, me parece tan importante como ponerle el nombre a uno de nuestros hijos, el título a un libro, a un disco, en fin, nombrar es diferenciar, distinguir, reconocer…

 

El nombre de este Foro me inspira muchas cosas, que trataré de compartir con ustedes; para empezar, me lleva a hacerme  algunas preguntas como las siguientes:

¿Cuántas miradas de niños han marcado momentos históricos? ¿Cuántas veces han llevado a discusiones muy serias e interminables las diferentes miradas que hay sobre los niños?, ¿cuántos cuentos, cuántas novelas, cuántas poesías, cuántas películas, han sido magistrales sobre todo por el lugar que han ocupado los niños?, ¿quién puede resistir la mirada de un niño escuchando la narración de un cuento?

 

Estoy segura que ustedes se están haciendo muchas preguntas más.

 

MIRADA DESDE LA LITERATURA

 

Si tuviera que escoger entre un pan y un libro, por supuesto que escogería un libro y…medio pan.

                                                    Federico García Lorca.

 

A leer se empieza desde que aparece una forma de conciencia, Y se termina de leer cuando la conciencia se apaga. Entonces ya sólo podemos ser la lectura de otros.

                                                    Graciela Montes

 

La literatura es mi lugar, en el que  yo habito la vida, la que me ha acompañado siempre, la que me  compromete a profundidad y me hace libre  pues hace ya muchos años la literatura, para mi, es un punto de llegada y al mismo tiempo un punto de partida. Es al mismo tiempo puerto y mar.

 

Hablar sobre la literatura y los niños, como ya dije antes,   ha sido durante 30 años la razón fundamental de mi vida y actividad profesional, no sólo es un placer, sino un gran compromiso; porque en un mundo y momentos en que es difícil creer en otras cosas y mucho menos en los adultos.

 

Entrando en “materia” debo decir que  no se a quién o quiénes se les ha ocurrido llamar a este foro “Miradas sobre la infancia”, los felicito, es un dulce  y a la vez muy poderoso nombre. Si recorremos una por una las palabras que lo forman, el nombre de este foro resulta realmente interesante, porque lleva  implícita, la reflexión, la necesidad de detenerse y pensar. Recuerden que “Una mirada vale más que mil palabras”

 

Poco me ha asombrado más en la vida que descubrir en niños entre los seis meses y los seis años las miradas más profundas, sinceras, cálidas y hasta fascinantes al escuchar la lectura en voz alta o la narración de un cuento.

 

Parece que los grandes pequeños han logrado comprender muy pronto el valor y la magia que tiene una buena historia.

 

No se y tampoco me preocupa que es lo que los niños entienden de la historia que acaban de escuchar, he aprendido a valorar el hecho puro de esa mirada auténtica, esa boca que empieza a abrirse y que está llena de significado y esas manitas que se unen para aplaudir cuando al terminar la historia se dice: y colorín colorado…este cuento se ha acabado.

 

Cuando los niños aun no nombran las cosas, pero evidentemente ya saben mucho de ellas,  de la vida y de la fuerza e importancia de las palabras sus miradas llenan de palabras los ambientes, a través de ellas se comunican con los demás, sus miradas se acompañan de sonidos tiernos y claros que cualquier adulto sensible puede descifrarlos.

 

Me es evidente que la literatura es necesaria para el desarrollo integral y profundo de cualquier persona, me es claro también que la literatura no solo está en los textos y que el primer libro con el que cuentan los niños es la madre la cual pone al alcance de su pequeño un mundo infinito para conocer y apropiarse.

 

Las primeras palabras, las canciones de cuna, las historias…todo ello que muchas veces las madres comparten en una íntima relación con los pequeños, son la puerta de entrada al mundo, son las primeras apropiaciones de su lengua y tener derecho a la palabra y a la cultura escrita tiene que ser algo a los que todos debíamos acceder por la puerta grande.

 

 Se también que hay una cantidad importante de historias que pasan de generación en generación a través de la narración oral, todos podemos y debemos luchar porque estas no se pierdan, es parte de nuestra rica herencia cultural, que finalmente tendría que ser algo que nos distinga orgullosamente de otras culturas.

 

Leer y escribir no es una obligación es un derecho y una necesidad, sin ellos actualmente somos vulnerables, candidatos aun más a la exclusión y la segregación, en pocas palabras y con certeza absoluta, sin estas dos herramientas (leer y escribir) no podemos ser ciudadanos completos en nuestra sociedad.

 

Se bien que cantarles a los pequeños, hacer juego de palabras, leerles historias…son poderosas formas de iniciarlos en su propia construcción de la lengua. También se que cuando eso ocurre estamos protegiendo a los niños  con una cobija afectiva que le da seguridad y alegría.

 

En este momento nadie puede negar la importancia del afecto en nuestro propio desarrollo, el afecto que otros nos dan, es parte de lo que somos ahora y de lo que nuestros hijos, alumnos, compañeros serán.

 

 

LA LITERATURA

 

La literatura es una forma de existencia de la libertad, esta se permite transitar entre la realidad y la ficción. Muchas cosas que quisiéramos en la realidad a veces sólo son posibles en la ficción; por otro lado situaciones complejas que no somos capaces de leer en la realidad, nos son profundamente accesible en la literatura.

 

Recuerdo en este momento una novela que me permitió hacer una lectura muy profunda sobre nuestra realidad: Ensayo sobre la Ceguera  de José Saramago, si alguno de ustedes la ha leído sabrá que no exagero al decir que no podríamos aceptar una mirada tan crítica sobre el momento que estamos viviendo sino fuera a través de una maravillosa novela en la que el lector no puede parar de leer.

 

Cuando hablamos de literatura bien podemos pensar en varios sentidos, uno sería cómo durante la infancia, que es una etapa de la vida fundamental para todas las personas, donde se construyen los cimientos de nuestra vida adulta,  está presente la literatura a través de las canciones de cuna, los poemas, las retahílas y las palabras que nos dicen las personas cuando comparten con nosotros ese tiempo, así es como desde el principio de nuestra vida, la literatura empieza a estár presente, seguramente hemos iniciado nuestro contacto con el mundo a través de esas palabras y canciones cargadas de afecto y de sentido.

 

Otra mirada a través de la cual podríamos hablar largamente de la literatura es la presencia de los niños y los jóvenes en lo que hoy conocemos como literatura infantil y juvenil. Es a través de historias donde los niños se convierten en personajes extraordinarios y ocupan, casi siempre un papel protagónico, donde a través de ellos podemos penetrar a diversas situaciones profundamente conmovedoras, alegres, importantes…donde se nos permiten e invita a tener otras miradas sobre la vida.

 

Niños valientes que se enfrentan a los monstruos, al abandono, a la soledad, esta presencia protagónica de los niños en la literatura no es sólo actual, hace mucho tiempo aparecieron personajes como Alicia (en el país de las maravillas), caperucita roja, Hansel y Gretel, La Cerillera… todos ellos niños que se enfrentan por muchos otros semejantes a las situaciones más complicadas de la vida y la mayor parte de las veces salen victoriosos de ellas.

 

En el fondo es claro que estas historias llevan implícita una manera de mirar la infancia, de relacionarse con ella. Hay claridad frente a la inteligencia de los niños, a su ingenuidad, su perspicacia, su autenticidad…todas ellas poderosas armas con la que muchas veces nos sorprenden a los adultos y también, tendríamos que aceptarlo con humildad, nos superan.

 

Los que han sabido darle dentro de la literatura un lugar inteligente y crítico a los niños, es seguro que conservan, aun cuando los autores de esas historias sean adultos, su infancia muy cerca, de la cual sin duda sacan partido.

 

No debemos dejar de sorprendernos cómo los cuentos clásicos como la Caperucita Roja, El patito feo, Los tres cochinitos, Hansel y Gretel, siguen contándose muchas veces escuchado y aprendido cuando éramos pequeños   aun en contextos antagónicos a los que viven los niños en nuestro país.

 

La literatura cuando somos niños nos llega a través de la oralidad, gracias a la generosa actitud de otros y a través de esos objetos raros, atractivos e insustituibles,  los libros.

 

 

Los libros

 

Otra mirada sobre la literatura es reconocerla como una producción altamente liberadora, es una experiencia muy completa, en el fondo es una creación artesanal. He tenido la oportunidad de participar, de una forma u otra en los diferentes procesos que implica la producción de un libro me los imagino como botellas que tiramos al mar, no sabemos su destino, es generalmente impredecible y  generoso pues se disponen a encontrarse con sus lectores quienes están dispuestos al encuentro que muchas veces es hasta provocador. Estoy segura que los libros encuentran sus lectores y los lectores encuentran sus libros, para que esto ocurra lo único que hay que hacer es tener a alcance de los niños los mejores libros.

 

Escribir para niños como bien dice Gabriel García Márquez  son palabras mayores. Elaborar un buen libro lleva mucho tiempo Y es un trabajo minucioso, como de hormigas, que sólo puede resultar bien si participan una importante cantidad de profesionistas, es como una carrera de relevos en la que cada participante tiene que entregar perfectamente la estafeta y sólo así de uno a uno llegar a la meta. Es necesario considerar la participación de un editor, un diseñador, uno o varios ilustradores, un autor, un corrector de estilo…en pocas palabras es necesario pensar que el libro para niños es resultado de un trabajo minucioso y coordinado producto del trabajo en equipo.   

 

Por último quisiera decir que los libros para niños no valen lo que cuestan,  pueden creerme que son los libros más complicados de producir, son los únicos que pueden ser leídos y disfrutados por niños y adultos, a través de sus páginas los niños y adultos pueden comunicarse de manera profunda, los libros para niños deben tener  la máxima calidad, porque finalmente son el primer paso desde nuestros primeros años de vida para convertirnos en ciudadanos de la cultura escrita.

 

La especialista Eva Janovitz en el Foro  Miradas de la Infancia

La especialista Eva Janovitz en el Foro Miradas de la Infancia

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.