Home » Educación

José Vasconcelos, constructor del andamiaje educativo y cultural de México

Publicado por @Shinji_Harper el Martes, 30 Junio 2009
1 Comentario


Por Lilia TORRENTERA G.

 

Oaxaca, México.-  Como un hombre de letras preocupado por la educación de un pueblo imbuido en el analfabetismo arrastrado desde su historia, pero también como un hombre contradictorio, que no supo ver en los pueblos indígenas la sustancia cultural de México, así fue José Vasconcelos.

Al cumplirse este 30 de junio, medio siglo de su fallecimiento, investigadores hablan de la obra, la vida y los aportes del que se considera el “Educador de América”.

josevasconcelos5Y es que quizá el reproche que se le hace, a Vasconcelos, fue  haber  negado alguna vez su origen oaxaqueño, porque se sentía del norte. Sin embargo, explica el investigador universitario Carlos Sánchez Silva, que su frase acuñada “El norte es donde se termina la cultura e inicia la carne asada”, daba cuenta que en el fondo se reconocía en Oaxaca.

Aun entre esas contraposiciones, que lo llevaron a negar su origen,  dijo, surge su figura como un gran filósofo  y educador que en sus obras también dejo verse como un hombre de carne y hueso.

Por su parte, el investigador Salvador Sigüenza, señaló que Vasconcelos enarboló el tema educativo más que como un compromiso de su campaña presidencial, como una filosofía que se concretó para el andamiaje de lo que sería la Secretaría de Educación Pública de la cual también derivaría una acción cultural indiscutible.

Al contextualizar la dramática situación de la educación que vive aun el país, el investigador, recordó que tan solo en la década de los 70’s,  Oaxaca registraba un atraso de 50 años, en el promedio de escolaridad con el resto del país, y que son justo los mismos años que cuando se creo la SEP de Vasconcelos.

Explicó que los programas de la SEP comenzaron a llegar tarde a Oaxaca, por la existencia de conflictos de intereses magisteriales  “pues aunque Vasconcelos no tuvo que lidiar con una Gordillo de la época” existían  dos tipos de maestros, los rurales y los urbanos que se confrontaban por la diferencia de programas educativos y de formación docente.

Sigüenza explicó que desde el ámbito educativo y cultural, la mayor contradicción de Vasconcelos fue en lo referente al reconocimiento de los pueblos indígenas, pues a pesar de crear el Departamento de Enseñaza Indígena dentro de la estructura de la SEP, este tuvo en su visión, un carácter transitorio, al considerar que lograría alfabetizar a la totalidad de la población indígena de México, sin tomar en cuenta la diversidad cultural existente hasta ahora en el país y que sigue mantenido niveles severos de analfabetismo.

También, señaló, que Vasconcelos creo el Departamento de Alfabetización, también con esa visión temporal, pero solo dirigido a la población urbana de ese entonces y que fragmentó la educación en el país.

Pese a ello, indicó, José Vasconcelos impulsó los departamentos de Bibliotecas y Bellas Artes, que fueron claves para la promoción cultural y educativa, que luego fueron el motor para crear los Talleres Gráficos de la Nación, en los que se llegaron a imprimir hasta 2 millones de cartillas de alfabetización; un millón de libros de literatura universal y 500 mil libros de textos y materiales educativos.

Aun con errores y deficiencias, estas acciones sentaron las primeras políticas educativas de bien público al menos en teoría, que permitirían el desarrollo del país.

Para el maestro de vocación, Mario Blanhir González, una de las más importantes aportaciones a la vida cultural de Vasconcelos a México, fue su visión para tratar de promover desde su época, el hábito de la lectura para los mexicanos del futuro.

Por ello destacó, su preocupación por rodearse de personajes eruditos en se ámbito, como lo fue la Premio Nobel de Literatura, Gabriela Mistral o el escritor Salvador Novo o Jaime Torres Bodet, quienes apoyaron la edición de la serie de textos de los clásicos.

Esto, dijo, le valió severas critica, el sector empresarial de las editoras que se creyó afectado por las pérdidas económicas que registraba al no tener la manufactura de estos grandes tiraje de libros.

Sin embargo, recordó Vasconcelos con firmeza y visión, argumentó “para qué les enseñamos a leer si no les damos que leer”.

También creó los desayunos escolares, pues ya desde entonces Vasconcelos sabía que un niño que no come es imposible que aprenda.

 

Comentarios

comments

1 Comentario »

  • GUADALUPE PATIÑO HERNÁNDEZ dijo:

    HOLA, ME PUEDEN SUGERIR POR FAVOR BIBLIOGRAFIA DE VASCONCELOS?
    SOY PROFESORA Y ME GUSTARIA MUCHO LEER SOBRE SUS OBRAS, GRACIAS.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.