Home » Cambio Climático

Propone UNAM sistema de pronóstico de oleaje en playas mexicanas

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 3 agosto 2009
Sin Comentarios


 

UNAM/Investigación

 

 

Oaxaca, México.- Para conocer las condiciones del mar antes de nadar en sus aguas, el investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la UNAM, Jorge Zavala Hidalgo, propuso instalar un sistema de pronóstico de oleaje y contaminación para las playas turísticas nacionales.

 

México debe intrumentar un sistema de pronóstico y monitoereo del oleaje en ´playas turísticas

México debe intrumentar un sistema de pronóstico y monitoereo del oleaje en ´playas turísticas

Semejante al pronóstico del tiempo que cada día informa sobre las condiciones climáticas por regiones, este servicio permitiría evitar accidentes como los ocurridos hace unos días por el crecimiento de olas, de entre tres y cinco metros, que llegaron a la costa causando la muerte de varias personas, señaló el también jefe del Servicio Mareográfico Nacional.

 

 

 

 

Se tiene el conocimiento y la tecnología para hacerlo, pero tendría que ser un anuncio operacional, más específico para ciertas zonas. “Se podría iniciar en el Pacífico mexicano y hacer una predicción regional que luego se particularice en cada playa turística, con 24 y hasta 72 horas de anticipación”, sugirió.

 

El doctor en oceanografía física señaló que para lograr un pronóstico operacional se requieren modelos de oleaje y una coordinación adecuada entre los científicos del área, los comités de playa y el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

 

“Se podría instalar una bandera roja o amarilla en caso de riesgo y en cada playa turística habría indicadores de la contaminación, el oleaje y las corrientes de retorno, para que cada persona decida si ingresa o no al mar”, señaló.

 

Olas gigantes

 

Sobre el fenómeno ocurrido hace algunos días en zonas de recreo en el país, cuando a varias playas llegaron olas gigantes de entre tres y cinco metros de altura, el investigador del CCA recordó que no fue un evento extraordinario, pues en abril de 2007 hubo marejadas similares en las costas del Pacífico mexicano, aunque fueron menos notorias porque no ocurrieron en periodo vacacional.

 

Estos fenómenos ocurren cuando la superficie del mar está perturbada por olas de tres o más metros de altura. “Se producen por el esfuerzo del viento sobre la superficie del océano. No son resultado de ninguna corriente o contracorriente, como han difundido algunos medios de comunicación”, aclaró Zavala.

 

Fueron ocasionadas por dos factores: vientos muy fuertes que viajaron miles de kilómetros desde el Pacífico Sur, y la angosta plataforma continental que caracteriza a las costas de Oaxaca, Guerrero y Michoacán.

 

El investigador Jorge Zavala Hidalgo, del CCA de la UNAM.

El investigador Jorge Zavala Hidalgo, del CCA de la UNAM.

“La corriente, cuando es intensa, sopla sobre un área grande y lo hace por un largo periodo de tiempo, produciendo oleaje cada vez mayor. Las olas que se forman cuando el viento ha soplado por varios días, y que generan muchas olas pequeñas que se van organizado, se llaman marejada o mar de fondo, término que se refiere no a la profundidad del mar, sino a que se originan en aguas alejadas de la costa”, acotó.

 

 

 

 

El investigador recordó que los huracanes son los fenómenos que generan el oleaje más grande y fuerte que rompe en la playa. En estos casos no hay alarma porque nadie va a la playa debido al mal tiempo, vientos intensos, lluvias y marea de tormenta, que derivan en una elevación del nivel medio del mar, señaló.

 

Otros fenómenos atmosféricos que provocan marejadas son las tormentas extratropicales, que tienen un tamaño mucho mayor que el de los ciclones tropicales, aunque sus vientos son menos intensos. “Son muchísimo más intensas, de cientos o quizá miles de kilómetros, y son comunes en otoño e invierno”, comentó Zavala Hidalgo.

 

Mientras en esta región del mundo se vive el verano, en el hemisferio sur están en invierno, y son comunes ese tipo de tormentas que viajan largas distancias y tienen una vida de tres y hasta siete días, en los que se desplazan miles de kilómetros a lo largo de los cinturones de latitud.

 

“Estas marejadas se dirigen en varias direcciones, comúnmente hacia Hawai, o en México a las playas de Oaxaca, cercanas a Puerto Escondido, sitios buscados por los surfistas. Pero esta vez, las marejadas llegaron también a Guerrero y Michoacán, que comparten con Oaxaca una angosta plataforma continental, lo que produjo olas de gran intensidad que llegaron a la playa”, concluyó.

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.