Home » Arte

Contagia Fernanda Martínez con la energía de su canto

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 17 agosto 2009
Sin Comentarios


Fortino TORRENTERA O

 

Oaxaca, México. La diáfana voz de la cantante argentina, Fernanda Martínez y la creatividad de su propuesta musical contagiaron la noche de este sábado a quienes se reunieron en la Estación de carga del Museo del Ferrocarril Mexicano del Sur.

 

Por más de una hora deleitó al público oaxaqueño que escuchó lo mismo viejas rolas que lo más reciente de su producción titulada “Cha cha chá” que promueve en todo el país.

 

Aunque con defectos en la sonorización, este concierto con el cual el Colectivo Luzónica festejó un año, fue muy emotivo por la entrega de la cantante quien acompañada del bajista Porfirio Almazán, dominó el escenario.

 

La energía, un elemento que Fernanda Martínez proyectó con su voz sobre el escenario del Museo del Ferrocarril.

La energía, un elemento que Fernanda Martínez proyectó con su voz sobre el escenario del Museo del Ferrocarril.

 

 

 

La cantante, quien es considerada una de las figuras de la música alternativa en nuestro país, donde ha sentado su residencia, compartió algunas reflexiones respecto a su trayectoria y propuesta.

 

– ¿Sientes influencia de tus raíces argentinas o buscas un lenguaje distinto?

 

Cuando uno encara una carrera la encara con responsabilidad pero eso te lleva un tiempo, volteo y escucho, y siento y veo, aunque haya una gran influencia del sur de Argentina trato de hacer mi parte, independiente a lo que este o no sonando allá, con todas las influencias que sobrelleva haber llevado mi adolescencia en Argentina y haber escuchado el rock argentino.

 

– ¿Cómo te inicias en la música?

 

Antes tenía un bar, la guitarra la agarre a los 26 años, con los primero acordes salió la canción de Nómada, y me subí al tren, pero fue aquí en México donde prácticamente se plasmo la cosa, aunque ya venía con algunas canciones del sur, aquí en México fue donde me subí a un escenario y comencé a cantar.

 

Llegando aquí me convencieron de quedarme y tenía un pasaje de regreso y aquí estoy desde hace ocho años.

 

– Sabemos lo difícil que es sobrevivir en este medio, pero además producir, ¿Cómo lo haces y qué estás sacando actualmente?

 

Ahora viene un trabajo de hormiguita y es ver que va sucediendo con la música con las grabaciones, yo estoy abierta, siempre ha sido una producción y un trabajo independiente, ahora estamos con esta producción en una disquera de la Ciudad de México que se llama “Intolerancia Tepoztlán” y está distribuyendo los discos, la producción la hizo Carlos Walraven.

 

En el primer disco no era que estaba buscando algo, en este segundo disco ya pensé un poco más en los sonidos en la producción en las voces, e los arreglos, este disco, Cha, Cha, Chá, es un poquito más pensado, el haber trabajado con Carlos Walraven, es baterista y ha trabajado con varios artistas importantes, y aportó mucho al disco y al sonido, la pre producción se hizo en mi casa.

 

Un par de canciones de este disco nuevo están compuestas por el teclado, las influencias han sido muchas desde pequeña, desde Brasil, Argentina y México, el DF ha sido una gran influencia en este disco.

 

– ¿Cómo surgió Taquicardia?

 

Taquicardia, nació con guitarra y voz, prácticamente así nacieron todas las canciones en el disco nuevo algunas canciones nacieron con secuencia, como la base rítmica luego el teclado, los procesos son bastantes diferentes y ahora si me dejo llevar un poco.

 

Me baso en experiencias personales, en los amigos en el trabo y en la imaginación, las influencias sobre todo son bastantes urbanas sobre todo en este segundo material.

 

Taquicardia, fue un disco más espontáneo, no es un disco tan pensado es un disco que salió de lo espontáneo y de los recursos que se nos dieron en ese momento.

 

– De tu reciente producción, ¿cuál es la esencia?

 

El Cha, cha Chá, es un disco emocional salido de las entrañas, pero un disco un poco más pensado en ese sentido.

 

No hay un tema en particular en mis canciones, salen del amor, el desamor, la injusticia, desigualdad, la fiesta uno se deja llevar por esos temas.

 

Aquí en México no hay grandes productores que invierten mucho dinero para pasarte en la radio cuarenta mil veces, aquí es agarrar la guitarra y salir a tocar, el trabajo no es un camino deslizable, es un trabajo que uno le tiene que buscar poner tiempo, obviamente con apoyo de los amigos va uno, no es algo sencillo pero siento que México me ha dejado estar en sus escenarios pequeños, grandes, en la calle donde sea, pero de alguna me ha acogido y por eso estoy aquí desde hace ocho años.

 

México ha sido un resorte para mi carrera, aquí hice todas mis canciones, la experiencia de vivir en una ciudad como en el DF te marca y te hace desenvolverte de una manera diferente.

 

La Canción Cha, cha, chá no tiene que ver con el ritmo, pero yo me imaginaba el ritmo de la ciudad de cómo me lleva la ciudad, un poco rutinaria pero que a la vez eso me daba cierta fuerza o agilidad que no me daba la playa o la montaña.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.