Home » Medio Ambiente

“Divertigranja”, un espacio de concientización ecológica en Oaxaca

Publicado por @Shinji_Harper el martes, 25 agosto 2009
1 Comentario


Vidal Pineda VÁSQUEZ

 

 

Oaxaca, México.- El interés por conservar el medio ambiente y fomentar las relaciones entre las personas con capacidades diferentes, fue lo que condujo a Víctor Hugo Sánchez a la creación de “Divertigranja”, una granja zoológico en la cual a través de diversas técnicas pedagógicas, se les enseña a todos los visitantes una mejor manera de convivir con el medio ambiente y sus habitantes.

 


Ubicada en la comunidad de Guadalupe Hidalgo, Etla, esta granja es el hogar de más 200 animales como cocodrilos, zorros, monos, aves, patos, gansos, perros, conejos y otras especies.

 


V´citor Hugo y voluntarios en el proyecto "Divertigranja"/Foto: Vidal Pineda

V´citor Hugo y voluntarios en el proyecto "Divertigranja"/Foto: Vidal Pineda

A decir del entrevistado, la idea original de crear una granja de esta especie, fue por una necesidad de fomentar la interacción y relación entre las personas discapacidades y las personas “normales”, pues en nuestro estado, esta relación se encuentra muy fractura ya que se desconoce y discrimina a las personas con capacidades diferentes.

 

 

 

Por tal motivo y para fortificar este lazo humano, en “Divertigranja” se han implementado una serie de técnicas y actividades de sensibilización, no sólo con nuestros semejantes, sino además con las especies animales con los que compartimos el planeta.

 


 

“Divertigranja, es una granja zoológico para niños y niñas con y sin discapacidades. Nuestros temas de educación son la diversidad de animales, la vida de plantas y la ecología del planeta, todo basado en una pedagogía de aceptación y incorporación en la sociedad mexicana a gentes con capacidades diferentes”, explica Víctor Hugo.

 

El cuidado de los animales y la protección de su hábit/Foto Vidal Pineda.Ciudadanía Express

El cuidado de los animales y la protección de su hábit/Foto Vidal Pineda.Ciudadanía Express

 

La dinámica principal que los visitantes experimentan en esta granja comienza cuando los niños, antes de iniciar el recorrido, seleccionan una pequeña tarjeta en la cual pueden identificar una de las discapacidades que afecta a muchas personas, por ejemplo ser sordos, ciegos o utilizar sillas de ruedas.

 

 

La actividad consiste en que cada niño recorrerá la granja imitando la discapacidad que le haya tocado, por ejemplo – señala Sánchez – si a un niño le toca ser ciego, visitará a los animales con una venda en los ojos, de esta manera nosotros les enseñamos con los otros sentidos, así buscamos la sensibilización humana en relación con los discapacitados y los animales.

 

 

Un recorrido por las areas de cuidado de los animales en Divertigranja./Foto.Vidal Pineda.Ciudadanía Express

Un recorrido por las areas de cuidado de los animales en Divertigranja./Foto.Vidal Pineda.Ciudadanía Express

En cuanto a la relación con la vida animal, en “Divertigranja” los guías explican el daño que los humanos le hemos hecho a nuestro medio ambiente, pues lamentablemente, la falta de sensibilidad y educación ambiental ha logrado que se destruyan bosques y selvas completas, y que se comercialicen animales silvestres como mascotas.

 

 

 

 


 

Los visitantes podrán conocer las diferentes especies animales.Foto:Vidal Pineda.Ciudadanía Express

Los visitantes podrán conocer las diferentes especies animales.Foto:Vidal Pineda.Ciudadanía Express

“Dentro de la granja hay muchos animales de fauna silvestre que han sido maltratados o abandonados, por eso promovemos la no compra de animales silvestres; el mercado negro de fauna silvestre sigue existiendo, y es parte de nuestra tarea, enseñarle a los niños que no es bueno encerrar a los animales en jaulas”, comenta.

 

 

 

 

 

Creado hace 4 años, “Divertigranja” es un espacio en el cual la existencia de animales silvestres se ha dado porque muchas personas que antes los tenían como mascotas en sus casas, los han abandonado o simplemente se quieren deshacer de ellos porque ya no saben cómo cuidarlos, de esta manera, a las instalaciones de este centro ecológico han llegado cocodrilos, monos, caballos, avestruces, halcones y demás especies que han sido víctimas del maltrato humano.

 

 

“Lamentablemente tenemos animales que están sin patas o les hace falta un pedazo de cola, los hemos encontrado enfermos y los hemos curados, como toda su vida han vivido en cautiverio, son especies que se dejan tocar por los visitantes”.

 

 

“A los niños les decimos que estos animales no se pueden liberar, que van a vivir toda su vida en una jaula, y esto es parte de una dinámica que puede resultar cruel porque les enseñamos la realidad, les decimos que estos animales están en esas condiciones no porque así lo hayan querido, sino porque se han topado con el animal más peligroso que somos los seres humanos. El niño reacciona muy bien a esto, pues concientiza y descarta la idea de tener un mono como mascota”, expresa el entrevistado, quien recibe a Chachalaca.com.mx en silla de ruedas.

 

 

Salvando la vida animal

 

Una de las actividades más importantes que aquí se realizan es la rehabilitación de los animales. La alimentación y el cuidado de las especies, corre a cargo de voluntarios extranjeros que día y noche trabajan para ofrecer a los animales una mejor vida en cautiverio.

 

 

Lamentablemente – comenta el entrevistado – es una tristeza que sean extranjeros quienes se interesen más por esta actividad, sin embargo, señaló que esto se debe a que la economía nacional se encuentra en una gran depresión que no permite a nuestros compatriotas comprometerse en una actividad como ésta, en la cual no se recibe ningún tipo de pago económico por el trabajo que aquí se realiza, pues las condiciones monetarias no lo permiten.

 

 

“En la granja trabajan voluntarios extranjeros, más que voluntarios nacionales, hemos solicitado apoyos a universidades y no hemos tenido buena respuesta. Tenemos voluntarios de África, Austria, Asia, Europa y América, lamentablemente no hay voluntarios locales y nacionales, creo que esto se debe a que, al menos en México, la situación económica es muy difícil para todos, y en la granja no tenemos un sueldo para ellos pues la prioridad siempre son los animales”.

 

 

 

Tanto es el trabajo voluntariado que las personas que se integran a este proyecto se dedican a buscar los alimentos y medicinas, al igual que cubrir todas las necesidades que cada una de las especies tiene, además de eso, en este mismo espacio se han dedicado a construir pequeñas cabañas en las cuales puedan descansar después de su faena.

 

“Todos nosotros nos dedicamos a construir las jaulas en las que habitan los animales, y aunque son espacios grandes, cuando vienen los niños les decimos que no hay jaulas grandes, pues realmente las jaulas por muy grandes que sean siguen siendo eso, jaulas. Lo que buscamos es que los pequeños sepan que esto no debe de existir, que no deben de existir los circos, los zoológicos, que ya basta del maltrato a los animales”.

 

Sustentos y relación con Pofepa

 

Siendo un lugar de gran magnitud en la cual habitan especies que necesitan de muchos cuidados, los encargados de esta experiencia de vida han logrado que algunas personas realicen aportaciones económicas para la compra de alimentos y medicamentos.

 

Asimismo, hay quienes donan materiales para la construcción de jaulas, sin embargo, a decir de Sánchez, estas aportaciones no siempre son suficientes pues los animales van creciendo y necesitan de muchos cuidados y de más alimentos para que sigan viviendo, a esto se le suma cubrir los gastos de arrendamiento del terreno de 15 mil metros cuadrados en el cual se localiza la granja.

 

Por otra parte, comenta que la relación con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ha sido satisfactoria, ya que conocen el trabajo que aquí realizan, aunque es consciente de que en la granja existen animales que, con base en normas constitucionales, no deben de estar en este lugar, sin embargo han logrado acuerdos para que sigan conservando a las especies.

 

Finalmente el creador de Divertigranja comenta: “queremos que los niños crezcan con una conciencia de ayuda a los animales, al medio ambiente, al planeta”.

 

 

Cabe señalar que quienes estén interesados en participar como voluntarios en este proyecto, pueden comunicarse a los teléfonos 522 9512 ó 044 951 141 3302, de igual manera pueden visitar la página en internet www.divertigranja.org, o al mail info@divertigranja.org

 

Comentarios

comments

1 Comentario »

  • Edna Ramirez dijo:

    Buenas Tardes,

    Mi nombre ed Edna Ramírez y tengo 28 años de edad, actualmente vivo en la ciudad de Querétaro y me gustan los animales. He investigado sobre el voluntariado que tiene su organización y me encantaría participar como cuidador de animales.
    Me imagino que necesito llenar alguna documentación o realizar alguna entrevista?

    Quedo en espera de su respuesta.

    Saludos

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.