Home » Educación

El país de las nubes, la historia borrada de un plumazo

Publicado por @Shinji_Harper el martes, 25 agosto 2009
Sin Comentarios


 Ramón John MONTES

 

Oaxaca. México. Esta situación no es nueva, de hecho durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari cuando el secretario de Educación Pública era Ernesto Zedillo, en una reciente edición de los libros de texto se intentó borrar la invasión gringa de 1846-1848 debido a las negociaciones del TLCAN durante 1993. Para compensar lo escueto del episodio, se insertó un pasaje de la masacre del 2 de Octubre de 1968. Obviamente la polémica no se hizo esperar, y por más que intentaron justificar las modificaciones a los libros de texto a través de la llamada modernización educativa, todo quedó como antes. Incluso el ejército mostró su inconformidad.

 

Hoy lunes 24 de agosto, nuevamente los libros de texto son parte de la polémica por su contenido y en dos diarios de circulación nacional se puede leer los siguientes encabezados. El Universal: Borran la Conquista de los libros de texto; por su parte en La Jornada tenemos: Libros de texto de la SEP mutilan la historia del país. No cabe duda que nuevamente tendremos ríos de tinta entre quienes defenderán las adecuaciones y quienes opinarán lo contrario. A reserva de profundizar y contar con más elementos del asunto, no solo en los libros de texto se ha cometido en error de borrar la historia indígena de nuestro país, sino que en otras publicaciones la historia de México comienza ya sea con el descubrimiento de América o con la colonia, como si tres mil años de historia precolombina no sirvieran de nada.

 

De pronto la historia elemental está desapareciendo de los libros de texto.

De pronto la historia elemental está desapareciendo de los libros de texto.

 

 

 

Puede ser que nos guste o no nos agrade la historia de las Civilizaciones del Anáhuac, pero es una parte del desarrollo sociohistórico que todavía tiene influencia en el presente, en las costumbres, en el idioma, en la comida, en la vida diaria. Esa raíz cultural está presente y viva como siempre, y como siempre no se ha valorado en su justa dimensión. No se entiende la política educativa del actual sexenio ante semejante “error”-por decir lo menos-, desgraciadamente la incoherencia entre los libros del primer al sexto grado se notará conforme especialistas en la materia opinen sobre el asunto. Sin esa parte no se puede comprender el desarrollo y la problemática social que perdura hasta nuestros días, la heterogeneidad social solo se explica por los antecedentes históricos de la nación.

 

Estas contradicciones serán más evidentes cuando se cotejen las nuevas ediciones con textos de historia estatal como en Oaxaca, donde existen ejemplares para que el alumno conozca a la par de la historia del país, la similar de su estado, incluido lo étnico. Y mientras se puede prescindir de la historia indígena y colonial –que también es importante- se carece y adolece de una política lingüística que fomente no solo las lenguas indígenas, sino el propio castellano ante los avances de los anglicismos tan comunes y frecuentes utilizados en los medios y que poco a poco se incorporan a nuestro repertorio como el tan ambiguo término de latino, que para variar también ignora la raíz indígena, ¿qué tendrá de latino el migrante indígena y/o campesino, que conserva sus tradiciones y se inserta en la cultura anglosajona global asimilando sus patrones de conducta?. Esto dará mucho de qué hablar.

 

¿Qué se cocina?

Curiosamente el presidente Felipe Calderón manifestó que se acabó la “tranza” con relación al concurso de plazas en la SEP ¿que no debería hacerlo extensivo a la elaboración del libro de texto? También el actuar del magisterio es parte de la política educativa estatal.

 

Por su parte la Sección 22 del magisterio oaxaqueño rechazó la modificación a los libros de primero y sexto año de primaria, y propuso la realización de Talleres Estatales de Educación Alternativa, ya que las transformaciones se derivaron de la Alianza por la Calidad de la Educación. Claro que la iniciativa de los mentores de la Sección 22 con sede en Huajuapan se adelantó a las reacciones en el Distrito Federal, que a mi juicio, deben de seguir sus colegas de la capital del país.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.