Home » Reflexión

UABJO: La delgada línea de la gobernabilidad

Publicado por @Shinji_Harper el sábado, 29 agosto 2009
1 Comentario


Isidoro Yescas         

 

Oaxaca, México.- La ocupación de recintos universitarios por parte de grupos de activistas y porros  en cada inicio de ciclo escolar  se ha convertido ya en un circulo vicioso que requiere con urgencia de una solución de fondo si no se quiere que la UABJO enfrente de nueva cuenta un escenario de retroceso  académico y de ingobernabilidad, como ocurrió en décadas pasadas.

 

 

Y una solución de fondo no está solamente en manos de las autoridades universitarias  que, por supuesto, deben asumir plenamente sus responsabilidades, sino en el gobierno del estado que desde hace varios sexenios  no ha dado muestras de un compromiso serio y responsable con  la única universidad pública de Oaxaca que  con un subsidio estatal de los mas bajos del país (55 millones de pesos) y un déficil presupuestal de poco mas de 45 millones de pesos, atienda a mas del 50 por ciento de la matrícula estatal de educación superior.  

 

 

A contrapelo de lo que ocurre en otros estados, como Veracruz y Puebla, por citar solamente dos ejemplos del sur-sureste del país, en donde los gobiernos de los estados han apoyado en todos los rubros a sus universidades públicas, en Oaxaca, desde los tiempos del gobernador Heladio Ramírez López (1986-1992) la UABJO ha sido vista y juzgada por la clase gobernante  como un espacio de disputa política sindical y proselitismo electoral   y en donde la academia no tiene futuro. De ahí su apuesta por un proyecto alternativo elitista como las universidades regionales que los sucesores de HRL se han encargado de  apuntalarlo como un sistema de organización  y  modelo académico robotizado  que niega todo tipo de  ejercicio democrático y  crítica al orden establecido.

 

 

La UABJO en permanente tensión y sin academia

La UABJO en permanente tensión y sin academia

Hoy, la UABJO vive por enésima ocasión un conflicto derivado del activismo de grupos porriles y clientelares que acostumbran lucrar política y económicamente con la aspiración de cientos de jóvenes que, o no participaron en tiempo y forma en los procesos de selección, o simplemente  reprobaron los examenes aplicados, primero por la UNAM y, luego, por la Universidad Veracruzana.

 

Agotadas estas instancias legales e institucionales, la vía mas fácil ofrecida en otras ocasiones por grupos porriles identificados con el sector oficial y, ahora, por  organizaciones clientelares autoproclamadas de izquierda,  ha sido y sigue siendo  la movilización y ocupación ilegal de inmuebles propiedad de la UABJO.

 

 

El FUDEP, una extensión del Frente Popular Revolucionario, organización político- social  de corte  stalinista que en el 2006 se convirtió en parte del estado mayor de la APPO , ha recurrido al uso de la fuerza para mantener en su poder las instalaciones de Ciudad Universitaria al igual que lo hacen los grupos porriles con quienes no admiten ser comparados; a través de su dirigente, Juan Velásquez, públicamente ha proferido amenazas en contra del rector Rafael Torres Valdez  y sin embargo se llaman reprimidos cuando se les invita al diálogo sin presiones ni chantajes. 

 

 

Llaman al diálogo a las autoridades, pero pretendiendo imponer sus condiciones; exigen respeto y ellos no lo demuestran ni lo han demostrado  hacia la institución a la que pretenden ingresar por métodos no académicos, simple y sencillamente porque asumen que su posición de “jóvenes proletarios” y presunta vocación de “socialistas revolucionarios” les debe asegurar su ingreso automático a las carreras universitarias. Se olvidan o ignoran que en los países socialistas como Cuba el derecho a la educación pública superior se la ganan los jóvenes  “proletarios”  mas talentosos y comprometidos con la Revolución  y no los que mas gritan o toman edificios públicos, porque ahí ese tipo de licencias no se permiten.

 

 

El conflicto ya tocó fondo y no pareciera existir otra salida que el uso de la fuerza pública , una medida extrema pero necesaria para restablecer el orden y reencauzar la vida institucional de la UABJO.

 Sin embargo, cuando  este lamentable episodio quede superado, lo que necesariamente los órganos colegiados y las  autoridades de la administración central universitaria  deberán reflexionar es sobre la urgente necesidad de trazar desde ahora una estrategia de largo plazo para,por un lado, satisfacer la creciente demanda de educación superior que anualmente tiene nuestra casa de estudios  sin demérito de la calidad de la enseñanza, y, por el otro, establecer acuerdos institucionales con los gobiernos federal y estatal para definir una ruta de colaboración y apoyo recíproco para así abatir sus rezagos y avanzar en sus funciones sustantivas.

 

 

Publicado en Noticias, 27, agosto, 2008.

Comentarios

comments

1 Comentario »

  • sol dijo:

    Soy recién egresada de nuestra máxima casa de estudios, me gusto mucho su artículo, coincido con su opinión. Sigamos trabajando, aún guardo la esperanza porque lo he visto a usted y a otros realziando acciones que se encaminan hacia otra perspectiva

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.