Home » Cultura

El arte oaxaqueño, presente en Museo del Rebozo en Guadalajara

Publicado por @Shinji_Harper el sábado, 12 septiembre 2009
Sin Comentarios


De la REDACCIÓN

 

Oaxaca. México. El rebozo deshilado, uno de los más conocidos en nuestro país, es característico de Oaxaca, donde al menos existen unos ocho tipos de variaedades realizados en diversas técnicas, por ello se hace presente en “La Casa del Rebozo” que se abrió en Guadalajara.

 

Existen en el país diferentes tipos de rebozo, como son los de bolita, caramelo, de grecas, el palomo o venado; también está el sandía, el tricolor y el de seda, considerado el mejor del mundo y donde el rebozo típico oaxaqueño tiene un lugar especial.

 

El Rebozo de Yalalag, un ejemplo de la belleza del arte popular.

El Rebozo de Yalalag, un ejemplo de la belleza del arte popular.

 

 

 

 

El rebozo es la prenda típicamente mexicana, relacionada con todas las clases sociales y parte de la historia de nuestro país. Cómo olvidar a las Adelitas, personajes tradicionales de la revolución mexicana que cargaban a sus hijos envolviéndolos con este accesorio femenino tejido. O a las abuelitas, con sus rebozos de los llamados de bolita.

 

El rebozo surgió hace siglos, se dice que por la necesidad que tenían las mujeres de cubrirse la cabeza para entrar a los templos; ahora también se utiliza como una prenda de vestir para abrigarse.

 

En busca de preservar la tradición y de mostrar a las nuevas generaciones su belleza y la importancia de tenerlo en el guardarropa femenino, nació hace casi siete años en Guadalajara “La Casa del rebozo”, un museo donde se pueden admirar toda clase de estas prendas.

 

La idea de abrir un espacio como éste surgió de su actual directora, Armandina Cruz, quien después de estudiar un diplomado sobre esta prenda en el Colegio de Jalisco se dio cuenta que había mucha información por descubrir.

 

Este espacio cuenta con una colección de al menos 100 rebozos. La falta de un espacio amplio le impide exponerlos todos. En un corredor y un cuarto se pueden admirar colgados en las paredes algunos, hay de todos tipos y de todos los colores; el resto de las prendas las mantiene en roperos de cedro.

 

De los talleres de telar de cintura se derivó el espectáculo Rebocerías, que se ha convertido en el instrumento más eficaz para promover esta prenda a través de música, poesía, danza, pintura y modelaje. “Incluye todas las formas creativas que ha tenido la prenda; por ejemplo en la música se cantan las canciones que hablan del rebozo”, explica Armandina.

 

Hay tres tipos de rebozo: el tradicional, que se identifica por sus bolitas de algodón; el regional, que es más alegre y colorido con elementos de los estados donde lo elaboran, como Oaxaca, Chiapas y Guerrero, y el contemporáneo, que es más moderno, con diseños de pinturas, hilos sintéticos, bordados y técnicas de otros países, incluso con filigranas de oro y plata.

 

La propuesta de Armandina Cruz de difundir la historia y tradición del rebozo trascendió fronteras. En mayo pasado en Tucson, Texas, organizó el Primer Festival del Rebozo. En aquella ciudad dejaron una pequeña exhibición que el 2010 se irá a Nuevo México.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.