Home » Género

Misiva ciudadana a la diputada Perla Woolrich sobre la Ley “antiaborto”

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 17 septiembre 2009
Sin Comentarios


De la REDACCIÓN

 

Oaxaca. México. Luego de la reciente aprobación de la llamada “Ley antiaborto”, las voces ciudadanas manifiestan su opinión, como el caso de Sonia Bautista que dirige a la diputada panista, Perla Woolrich la siguiente carta:

 

 

El derecho constitucional de la expresión, se manifiesta en el legal cuestionamiento al papel conferido a los representantes populares.

El derecho constitucional de la expresión, se manifiesta en el legal cuestionamiento al papel conferido a los representantes populares.

 

 

Estimada Perla Woolrich.

 

Le envió este escrito primero dirigiéndome a usted por su nombre porque así acostumbramos nosotras las mujeres indígenas, a llamarnos por nuestro nombre, soy de una comunidad muy lejana a la ciudad de Oaxaca, en donde nosotras trabajamos para sobrevivir cada día en el campo y en la que muchas veces nuestras cosechas no se dan como quisiéramos que produzcan y por lo tanto carecemos de lo necesario para sobrevivir día a día.

 

Antes de comenzar el motivo de mi carta,  quisiera decirle que nos soy activista, ni feminista, ni pertenezco a un grupo religioso, ni política, ni licenciada;  SOY UNA MUJER QUE CONOCE Y RECONOCE NUESTRAS NECESIDADES QUE COMO MUJERES ENFRENTAMOS EN NUESTRA COMUNIDAD, es por ello que me parece realmente indignante la propuesta que usted encabezó, me refiero en aprobar la ley antiaborto, ¿sabe por qué? Porque no sé si en un momento usted reflexionó sobre esta problemática, ¿tuvo empatía con las mujeres? O como decimos nosotras ¿se puso usted en los zapatos de ellas,  de nosotras las demás mujeres, las mujeres de los pueblos? Porque para llegar a algo tan complicado y tan difícil como es decidir  interrumpir un embarazo se debe de sufrir mucho y tomar la decisión es muy difícil.  Me pregunto: usted ¿realmente conoce la pobreza?, ¿alguna vez le faltó dinero?, ¿hubo algún día en el que solo comió quelites que se dan en la tierra o frijol para desayuno, frijol para la comida y frijol para la cena,  si es que bien le va?.  No señora! Seguramente usted no conoce esto, usted nunca vivió esta pesadilla, usted nunca tuvo necesidad de buscar que comer. Nosotras acá desde que empezamos a hablar y a caminar,  nosotras comenzamos a buscar nuestra sobrevivencia, a buscar cómo poder seguir vivas, a comenzar a luchar por nuestra vida, pero pues que vida podemos llegar a tener cuando no tenemos dinero para comer o comprarnos ropa, ni mucho menos para poder ir a la escuela.

 

VIDA la que usted tiene, su clase de vida es gozar de todo su poder para imponer cosas y que se le obedezca, su clase de VIDA es la que usted lleva cuando solo piensa en intereses de unos cuantos y no la de la necesidad de un  pueblo, su clase de VIDA es ganar un sueldo verdaderamente grande,  poder ir a comprar en las mejores tiendas, comer en restaurantes del centro o los de 5 estrellas,  cuando nosotras no podemos aspirar que en un día ganemos $1 (un peso) y poder comprar algo diferente para comer  con nuestra familia.

 

Ahora sus colegas y usted dicen “respeto a la vida” de acuerdo señora ¿pero que es la vida? Porque yo no conozco otra cosa que la que le describí anteriormente,  de nuestra lucha diaria para sobrevivir. Otra cosa,  lo hombres acá, toman muchos días, ayudan en el campo cuando están sobrios y luego nosotras somos quienes tenemos que sacar todo adelante y estoy hablando de cuando somos solas, pasando a cuando ya tenemos una familia, cuando ya nos casamos, esto es realmente mucho más injusto, le diré porque: cuando una mujer se casa el marido lo que quiere es que se reproduzcan y estoy hablando de una joven, una adolescente, una chica de entre 13 y 18 años ¡de esas mujeres hablo! y que a los 20 años son  señoras con los hijos que hayan podido tener y hayan podido tener me refiero a que los hombres son machistas y usted dirá ¿cuídense y los métodos anticonceptivos? No señora! En nuestra comunidad no hay gente que los  acepte; me refiero a que los hombres no simpatizan con la medicina que ofrece la casa de salud, porque la mujer es del marido y el marido decide por ellas o por mí,  ellas y yo no podemos decidir sobre nuestro cuerpo, y lo peor del caso es que no tenemos opción PORQUE EN NUESTRA COMUNIDAD NOS PROHIBEN (ESTA REPRESENTADA POR HOMBRES) Y LAS FUNCIONARIAS Y FUNCIONARIOS PUBLICOS TAMBIEN NOS PROHIBEN DECIDIR POR NOSOTRAS, TOMAR UNA DECISIÓN POR NUESTRO CUERPO,  NOS TRATAN COMO SI FUERAMOS ANIMALES, UN OBJETO DE USO PARA HOMBRES, UN TROFEO  Y ENTONCES DIGO ¿CUAL RESPETO A LA VIDA? SI ESTOY ¡MUERTA!

 

Yo le propongo a usted un trato: enséñenos cómo le hace para vivir como usted vive,  para que valoremos y entendamos lo que es esa vida que usted defiende, enfréntese a los hombres de mi comunidad,  enséñeles a que entiendan que podemos decidir cuántos hijos tener, enséñeles sobre los métodos anticonceptivos, ¡enséñeles, enséñeles!

 

Y regrésenos a nosotras la oportunidad de elegir

 

Denos ese rayito de luz que nos arrebato y que queremos ver.

 

Y después pone en marcha ¡su ley!

 

 

 

Sonia Bautista.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.