Home » Medio Ambiente

Jardínes botánicos de México en la conservación vegetal del planeta

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 17 septiembre 2009
Sin Comentarios


 

UNAM/ Medio Ambiente

 

Oaxaca, México.- La mayoría de los jardines botánicos mexicanos, entre los que destaca el del Instituto de Biología (IB) de la UNAM, abordan con su labor cotidiana las metas de la Estrategia Global de Conservación Vegetal (EGCV), que contemplan desde el mantenimiento de colecciones y exploraciones botánicas, hasta el trabajo en educación, conservación y uso sostenible.

 

Así lo expuso Javier Caballero Nieto, jefe del Jardín Botánico del IB, quien refirió que la Norma Oficial Mexicana NOM-059, publicada en 2001, incluye 951 especies de plantas mexicanas extintas en su medio natural, en peligro de extinción, amenazadas o que requieren protección especial.

 

Javier Caballero Nieto

Javier Caballero Nieto

Según cifras de 2007 y 2008 prácticamente todos esos sitios de conservación incluyen en sus colecciones, por lo menos, un pequeño grupo de plantas nacionales que forman parte de esa norma, es decir, del 2.6 por ciento y hasta alrededor de 25 por ciento están incluidas en alguna categoría de riesgo.

 

 

 

 

Al participar en la XXII Reunión Nacional de Jardines Botánicos, abundó que casi la mitad de las especies de la NOM están representadas en sus colecciones. “Se trata de un indicador de la aportación que ellos hacen a la conservación”.

 

Al dictar la conferencia Contribuciones de los Jardines Botánicos Mexicanos a la conservación y uso sostenible de la diversidad vegetal, el también secretario científico de la Asociación Mexicana de Jardines Botánicos, alertó sobre el hecho que 262 especies incluidas en la NOM están sólo en un jardín; 62 en dos, ocho en tres y dos en cuatro.

 

Por lo tanto, la representatividad es baja y se convierte en un asunto de seguridad; si alguno de esos espacios se viera afectado por causas como inundaciones, se perdería material valioso. Por ello, destacó la trascendencia de iniciar proyectos enfocados a contar con más especies en esos sitios de investigación y preservación.

 

En relación al uso sostenible de la diversidad, el universitario expuso que prácticamente todos están involucrados en proyectos de reintroducción de plantas a su hábitat natural. Se realiza un importante trabajo de vinculación con comunidades rurales y productores para la conservación in situ, cultivo, propagación y comercio legal; es el caso del Botánico del IB y del Regional de Cadereyta.

 

Por lo menos, seis de ellos tienen programas de propagación mediante métodos convencionales y cultivo de tejidos bien establecidos, que están en la fase de comercialización de plantas listadas en la NOM. De hecho, hay protocolos de cultivo para 100 de ellas, destacó.

Jardin Entnobotánico de Oaxaca

Jardin Entnobotánico de Oaxaca

 

Las especies están en alguna categoría de riesgo porque son explotadas ilegalmente en su hábitat original, “pero si las cultivamos, vendemos y convertimos en artículo de consumo masivo, las poblaciones naturales no sólo se conservarán, se recuperarán”.

 

Además, existen 81 especies de árboles para las que se han desarrollado protocolos de cultivo que pueden representar la base de su manejo en programas de reforestación. A pesar de los avances, reconoció, falta mucho por hacer; pidió la colaboración de los 54 jardines botánicos mexicanos.

 

Difícil trabaja por la nauraleza

 

En la inauguración de la XXII Reunión Nacional, Teresa Cabrera, presidenta de la Asociación Mexicana de Jardines Botánicos, señaló que los actuales son tiempos difíciles, a escala nacional y mundial.

 

En este contexto, recalcó, es cada vez más difícil trabajar en pro de la naturaleza y de la conservación de los recursos vegetales. Se trata de aspectos que “políticamente suenan bonito, pero que a la hora de destinar presupuestos casi no se ven”.

 

En representación de la directora del IB, Tila María Pérez, Javier Caballero opinó que a pesar del momento difícil que atraviesa el país, la actividad científica no había sido tan intensa como ahora. “El IB ocupa un lugar destacado en el escenario científico, y el Jardín lo acompaña en esa tarea”.

 

En esta reunión se concreta un ciclo de encuentros anuales dedicados a recabar información y al análisis del trabajo de los jardines para la implementación de la EGCV, para reorientar o reforzar su dirección y que sigan cumpliendo con el papel de conservación de la diversidad, finalizó.

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.