Home » Ciudadanía

Persiste el racismo contra mujeres y minorías; en Oaxaca entre etnias

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 17 septiembre 2009
Sin Comentarios


 

 

UNAM/Psicología

 

Oaxaca, México.- En México el racismo no sólo se manifiesta contra grupos étnicos, sino también en prejuicios y exclusión hacia las mujeres, las personas de escasos recursos o los homosexuales, afirmó Tania Rocha Sánchez, profesora de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

 

Por alguna razón, destacó, en nuestro país siempre se ha negado la idea de que existe el racismo, porque desde nuestros procesos históricos se ha externado una supuesta igualdad de todos ante la ley.

 

La investigaora universitaria, Tania Rocha Sánchez

La investigaora universitaria, Tania Rocha Sánchez

A estas alturas la palabra racismo ya no tiene nada que ver con raza sino con la práctica de la discriminación de diversas formas. De hecho, en el imaginario simbólico de los mexicanos existe todavía la creencia de que la raza se tiene que mejorar; a ello se agrega el sexo, la posición económica o el nivel educativo, circunstancias que abren más posibilidades al racismo.

 

 

Incluso entre los grupos éticos hay discriminación; por ejemplo, en Oaxaca, los zapotecos se consideran los mejores y marcan una distancia radical con otros como los huaves o los chontales, señaló la especialista en psicología social, subrayó.

 

El racismo como tal, explicó, básicamente tiene tres componentes. El primero es individual relacionado con una tendencia común en los seres humanos a categorizar a las personas.

 

El segundo, abundó, es grupal y es alusivo a una distinción compartida por cierto número de personas.

 

El tercero, es el aspecto social y se presenta cuando desde las normas y la ideología favorece la existencia de ciertos prejuicios, detalló.

 

En ese contexto, consideró, los medios de comunicación tienen mucho que ver porque aunque el racismo no parece estar tan vinculado a la existencia de dos razas contrastantes como es el caso de Estados Unidos; aquí se traduce en lo que sería el ideal de belleza, salud y bienestar social.

 

Desde este enfoque, añadió, la tendencia es la discriminación inversa o el decir no voy a tratar mal a los otros pero sí voy a darle mejor trato a los que pertenecen a mi grupo.

 

Si bien ha habido un cambio en cuanto a dar mayor participación a las mujeres, ahora existe un sexismo un poco más benevolente en el que tal vez no hay agresión física, pero sí se establecen diferencias hacia las mujeres, a esta condición se agregan aspectos como el económico o el color de piel, advirtió.

 

En el caso de la homofobia, apuntó, es claro que todavía en nuestra cultura hay una gran dificultad para aceptar la diversidad de género y tampoco hemos podido reconocer que los seres humanos tenemos múltiples diferencias.

 

 

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.