Home » Cultura

Revela Alberto Corrales, la clave del danzón

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 18 septiembre 2009
Sin Comentarios


Fortino TORRENTERA O.

 

Oaxaca. México. Al inaugurarse el mediodía en esta capital el Cuarto Congreso Nacional Danzonero, el destacado flautista e investigador cubano, Alberto Corrales impartió la conferencia “La Flauta en el Danzón”.

 

Luego de inaugurarse en el Museo del Palacio la exposición fotográfica “Historia documental y gráfica del Danzón en México” de Jesús Flores Escalante, el virtuoso músico, dijo que la flauta es el instrumento del danzón.

 

Revela secretos del danzón, el destacado flautista e investigador cubano, Alberto Corrales.

Revela secretos del danzón, el destacado flautista e investigador cubano, Alberto Corrales.

 

 

 

Recordó que fue encontrado un fósil de hace 35 millones de años, un aerófono que demuestran que la flauta nació con la raza humana, como medio de comunicación primero y luego como instrumento musical.

 

Si bien la flauta llegó a Cuba en su forma convencional como la danza y contradanza y mediante diversos formatos se fue insertando en la creación musical, principalmente por la influencia migratoria procedente de Haití y Nueva Orleans, para convertirse el danzón en 1879 en el baile nacional de esa isla.

 

Una cátedra sobre la flauta en el danzón, ofreció el maestro, Alberto Corrales.

Una cátedra sobre la flauta en el danzón, ofreció el maestro, Alberto Corrales.

 

 

 

El danzón, dijo, es un movimiento cultural que rebasa la mùsica y la danza para convertirse en un fenómeno social y existencia, una forma de vida para quienes gusta de él.

 

Aclaró que el son es distinto al danzón, pues si el primero proviene de la influencia africana y española, éste nutre al danzón; pues a la llegada a Cuba del son, éste no tenía clave hasta la llegada de la rumba.

 

De esta manera, la contradanza se transforma en danzón y éste da origen a otros géneros como el cha cha chá o la rumba; pero el danzón en Cuba se convierte en un pregonero de los acontecimientos, por lo que se diseminó en esa isla caribeña.

 

En 1879 aparece el primer danzón reconocido “Las alturas de Simpson”  y en 1910 “El bombín de Barreto”, con l que surge un movimiento musical que a partir del son ha derivado en nuevos géneros cubanos.

 

De los grandes flautistas, el maestro Corrales, citó como fundamental a Alfredo Brito quien tocó con la orquesta de Antonio María Roméu, Belisario López o Miguel “El Moro”.

 

Pero sin duda, destacó la aportación de Richard Egües, quien revolucionó el Cha cha chá al aumentar una octava arriba a la flauta para hacerla de cinco llaves, siendo hasta hoy considerado, el más virtuoso.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.