Home » AGUA

Urgente la conciencia ecológica y cuidado del agua en Oaxaca: INSO

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 25 septiembre 2009
Sin Comentarios


Vidal Pineda VÁSQUEZ

 

Oaxaca, México.- Desde hace muchos años, Oaxaca es considerado por especialistas, como un lugar privilegiado, esto, debido a la gran diversidad cultural y natural que en sus tierras se han gestado siglos atrás, sin embargo; el paso del tiempo y la irracionalidad humana han logrado que gran parte de esta riqueza vaya desapareciendo.

 

La escasez del agua, el incremento de la población, la deforestación, entre otras cosas, son sólo algunos problemas que actualmente golpean nuestro ecosistema, y sobre ellos habla Juan José Consejo, director del Instituto de la Naturaleza y la Sociedad de Oaxaca A.C. (INSO).

 

Juan José Consejo en su labor por la conservación del agua en Oaxaca

Juan José Consejo en su labor por la conservación del agua en Oaxaca

Impulsor de distintos proyectos a favor del cuidado de la ecología Oaxaqueña, Juan José Consejo y el equipo que impulsan los proyectos del INSO, han logrado distinguir, a través de estudios e investigaciones, la situación actual de la diversidad natural de Oaxaca, y sobre ella comenta: “se sabe que Oaxaca es el estado más rico en plantas y animales, es un estado de gran riqueza natural y cultural, pero, a pesar de esta riqueza, el proceso de destrucción, sobre todo en los últimos años es muy intenso, es decir; estamos  perdiendo patrimonio natural muy rápidamente”.

 

 

Sobre esta pérdida, el ecólogo, quien también es maestro de Ciencias en la Universidad Nacional Autónoma de México, señala que la irracionalidad humana ha sido una de las principales causas de pérdida natural que ha logrado que la mitad de la riqueza ecológica estatal se encuentre en malas condiciones, mientras que la otra aún conserva la diversidad biológica y étnica, la riqueza en plantas y animales y siguen siendo un territorio  que ha servido como puente, refugio, receptor y dispersor de muchas formas de vida durante largos periodos geológicos.

 

Áreas como la reserva ecológica conocida como los Chimalapas, parte de la Sierra Juárez y la Sierra Sur, son sólo algunos de los casos que  le dan renombre a la biodiversidad de nuestro estado, sin embargo, el mensaje del cuidado del medio ambiente siempre será importante ya que de eso depende la conservación de estas zonas que poco han sido apoyadas por los gobiernos, pues aunque se han implementado programas del cuidado ambiental, la mayoría no cumple su verdadera función, y son los mismos habitantes de esas regiones quienes por muchos años se han dedicado al cuidado de sus tierras, animales y plantas.

 

“Aunque el gobierno emite decretos de conservación ambiental, buena parte de lo que se conserva hoy es porque las comunidades se han interesado en cuidar sus tierras, ellos tienen una especie de resistencia cultural porque ven la naturaleza como algo primordial. En términos generales hay una conservación muy buena, pues la gente de las comunidades saben cómo cuidar sus bosques, lo  cual contradice el discurso oficial, que muchas veces dicta que las mismas comunidades afectan la naturaleza”, comenta el entrevistado.

 

La mala relación con el agua

 

El trabajo comunitario parte fundamental para preserva el agua:Inso

El trabajo comunitario parte fundamental para preserva el agua:Inso

Nuestra ciudad no sólo se distingue por ser considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad debido a la belleza de sus edificios y la historia que arraigan, sino también por las innumerables manifestaciones que toman sus calles, la basura, la escases de agua que existen en la mayoría de los hogares oaxaqueños, el incremento vehicular y el crecimiento poblacional que se ha extendido a los alrededores de la “Verde Antequera”, entre otras cosas.

 

 

De todos esos problemas con los que diariamente se vive, la escases de agua potable es, sin duda alguna, una de las más importantes, y según Juan José Consejo, esto se debe a la mala relación que existe entre nosotros y el vital líquido, pues aunque se ha escrito y hablado muchos sobre el tema, la solución de esta relación está ligada a diversos factores que tiene que ver con el desperdicio, su mal uso, la inequidad y la ineficiencia del sector que proporciona el servicio potable.

 

“Lo que tenemos es un severo problema de relación con el agua caracterizada por la ineficiencia, desperdicio del agua, mal uso e inequidad en su distribución, la solución no es traer más agua a la ciudad, sino de usarla bien”.

 

Consejo comenta que la caracterización del problema del agua no es adecuada, es decir, este es una tendencia general de asociar al agua como un fenómeno de escases y verlo de esa manera es muy limitante porque en realidad, si nos vamos a nivel planetario, nunca antes en la historia ha habido tanta agua per cápita, se podría decir que el agua disponible para la gente promedio ahora es mucho mayor que en cualquier momento del pasado, y aunque efectivamente nos hace falta, vemos muchos problemas relacionados al acceso al agua; cada vez hay más gente, pero al mismo tiempo lo que tenemos es mucha más agua, sobre todo en términos de una forma destructiva.

 

En nuestra ciudad el déficit del agua se relaciona al rápido crecimiento poblacional, cuando a mediados del siglo XX éramos 40 mil habitantes, ahora somos más de 700 mil, éste crecimiento incontrolado determina una mayor demanda del agua, además, las capas de cemento que cubren la ciudad impiden que, por ejemplo, el agua de lluvia pueda aprovecharse.

 

“Más que hablar de escases, se tendría que hablar sobre una  muy mala relación con el agua caracterizada por el desperdicio del agua que nos está faltando, y que suministra la ADOSAPACO, pues una buena parte se pierde en la red que está en muy malas condiciones, y luego, en las casas somos igualmente desperdiciadores, esto por fugas o mal uso. Lo que podemos decir es que del agua  que tenemos estamos tirando el 60%, esto no es tanto un problema de escases, sino de un uso ineficiente”, comentó quien fuera director de la reserva de la biósfera de Sian Ka´an en Quintana Roo.

 

Sobre el servicio proporcionado por la Administración Directa de Obras y Servicios de agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (ADOSAPACO), el entrevistado señaló que las malas condiciones en la que se encuentra la red subterránea que distribuye el agua, es otro factor importante que acentúa el problema. “Si el agua es poca, a esto se le suma la mala distribución de ella, en Oaxaca  existen cerca de 60 que carecen del servicio. No hay mecanismos de regulación en el sistema y tenemos un problema muy severo de ineficiencia, mucho agua se tira, se distribuye  mal y además existe inequidad, mientras unos usan una gran cantidad de agua, y bastaría ver cuánta  agua se usa en las albercas de San Felipe,  por otro lado, las casas, por ejemplo de San Juan Chapultepec, viven con sólo 50 litros diarios de agua, el agua está pésimamente distribuido”.

 

Aunque se han hecho trabajos para abastecer a la ciudad, la solución – comenta – no está en traer agua de otros lugares, porque además de ser proyectos muy caros, ocasiona conflictos sociales y naturales en las comunidades de las cuales se extrae el agua. A la larga esto no resuelve el problema y reconocemos que es una situación muy compleja sin embargo lo que se debería hacer es conservar las esponjas de lo que depende el agua, es decir que en vez de hacer obras caras, sería necesario invertir en la conservación del fortín, el Peñón San Felipe, la cordillera, todo eso que capta agua. Así mismo plantear un sistema sensato de pago de precios del servicio, actualmente se paga muy poco por el agua, creemos que se debería  aumentar pero tomando en cuenta una serie de criterios.

 

 Sobre el INSO

El INSO es una Asociación Civil constituida en el año de 1991 para apoyar iniciativas concertadas y autónomas de bienestar social y conservación ecológica en Oaxaca.

 

Su trabajo busca nuevas aproximaciones a la conservación, la investigación de la relación naturaleza-sociedad, y la creación y recreación de tecnologías alternativas. “Tratamos de combinar saberes y formas de organización tradicionales de las comunidades con conocimientos y técnicas modernos. Los miembros del Instituto aspiramos a que éste sea un instrumento flexible, convivial y eficaz para acompañar a las comunidades oaxaqueñas en la búsqueda de mejores condiciones de vida y una relación más armoniosa con la naturaleza”.

 

La idea de acompañar a las comunidades en sus esfuerzos concertados de conservación tiene tres principios, uno es La aspiración de integralidad en la conservación, definida como la búsqueda simultánea e inseparable del bienestar social y la perduración de los procesos naturales. Otro principio es el énfasis en lo local y en especial la definición de cuencas como unidades conceptuales y de trabajo. Otro principio más es la intención de desatar y acompañar procesos autónomos. Esto define claramente nuestras metas en cada  lugar determinado donde trabajamos: habremos logrado nuestro objetivo cuando el INSO sea prescindible. Finalmente está la concertación  como elemento principal de la estrategia en dos sentidos: primero, que es necesario involucrar a todos los actores  en el proceso; segundo,  que es preciso lograr una síntesis, no subordinada, entre modos radicalmente distintos de ver el mundo: el mesoamericano o rural y el occidental.

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.