Home » Género, Justicia

Complicidad de autoridades judiciales ponen en riesgo la vida de Edenia Gómez

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 2 octubre 2009
Sin Comentarios


 

Soledad Jarquín Edgar/Cimac

 

 

Oaxaca, México.-  Edenia Martina Gómez Reyes todavía tiene mucho miedo pero demanda justicia y castigo para quienes la privaron de su libertad por más de ocho horas, abusaron sexualmente de ella e intentaron violarla, entre ellos el ex fiscal de la Procuraduría General de Justicia del Estado, Luis Miguel Urbina Calvo y otros dos hombres que se dieron a la fuga.

 

“Todavía no estoy a salvo”, dice la joven de 20 años, en conferencia de prensa, donde lee un comunicado luego de terminar una entrevista con el Subprocurador de Investigaciones, Netollin Chávez Gallegos, de quien obtiene la promesa cambiar a la fiscal Ileana Martínez Baroja, ante su actitud de encubrimiento de su ex subalterno, actualmente detenido en un penal de Huajuapan de León y la “valoración” de cambiar a todo el personal de esa fiscalía a fin de que no actúen a favor de su ex compañero.

 

Su figura pequeña se impone cuando lee el comunicado ante los medios, en su memoria está el viernes 18 de septiembre cuando se dirigía a la tienda donde trabajaba, por la fuerza fue subida a un vehículo, un jetta color negro, al parecer propiedad de la PGJE, con vidrios polarizados, “es muy similar al que cargaba el médico legista de la fiscalía”, interviene un familiar de la joven.

 

El agresor de Edenia protegido por las autoridades judiciales

El agresor de Edenia protegido por las autoridades judiciales

Logró escapar kilómetro y medio más adelante del vehículo donde tres sujetos, entre ellos Urbina Calvo, la manoseaban y enfilaban hacia las afueras de Tlaxiaco. Abrió la puerta del vehículo en movimiento, corrió pero la alcanzaron, la amarraron a un árbol y ahí “estuvieron jugando conmigo, mientras Urbina me apuntaba con una pistola”.

 

 

En su memoria, le aterroriza pensar en el destino de otra joven que iba inconsciente en el automóvil y a quien alcanzó a ver. Fue quizá la presencia de la otra mujer la que le salvó la vida, dijo en entrevista, porque los otros dos sujetos le recordaron a Urbina que mejor se fueran “si no la otra se nos va a enfriar y no servirá de nada”.

 

Se quedó amarrada a un árbol hasta las 17:00 horas, cuando finalmente fue descubierta y rescatada. En tanto su madre Irma Reyes Aguilar, había ido a solicitar ayuda a la policía del lugar pues su hija no había llegado al trabajo ni a su casa. “Señora, ni se preocupe, seguramente se fue con el novio”, le contestó un policía.

 

AUTORIDADES PROTEGEN A AGRESOR

 

Desde esa fecha, la familia, ONG como el Centro de Derechos Humanos Niu Ji Kandi y periodistas del lugar, han acompañado a Edemia en su camino y han descubierto una serie de irregularidades que ponen en evidencia la pretensión de las autoridades de proteger a Urbina Calvo, de quien trascendió hay otras quejas por no actuar de manera correcta en otras denuncias de violación sexual contra jóvenes de Tlaxiaco.

 

“El día de hoy vine a exigir la intervención del Procurador General de Justicia del Estado y del Presidente del Tribunal Superior de Justicia, debido al encubrimiento que está realizando la fiscal de Tlaxiaco a favor de su colega el licenciado Luis Miguel Urbina Calvo.

 

Pero también decidí hacer una denuncia pública sobre la actuación que han tenido las autoridades adscritas a la fiscalía, desde el momento que fui agredida”, afirma Edemia Martina quien recuerda cómo Urbina la miró cuando lo acusó aquella tarde del 18 de septiembre”.

 

“Tú estás loca, necesitas un psicólogo”, le grito el ex funcionario, quien subió presuroso las escaleras y se encerró en su oficina para hacer varias llamadas telefónicas, mientras ella esperó paciente varias horas a que alguien le tomara su declaración sobre los hechos, lo que sucedió entrada la madrugada del sábado.

 

Durante su estancia en la fiscalía, empleados y compañeros de Urbina señalaron que el fiscal para juicio oral estaba de franco, luego señalaron que no que estaba laborando, por lo que “no tenía nada que ver con lo que me había sucedido, que porque lo quería afectar”.

 

De igual forma, la fiscal y jefa de Urbina, Ileana Martínez Baroja, manifestó a la familia de Edemia que Luis Miguel Urbina Calvo no podía ser el responsable de los hechos, porque a ella le constaba que había estado trabajando durante ese día en la fiscalía y trató de convencerla para que la audiencia no fuera pública, “diciéndome que era por mi bien y para no afectar mi reputación, además me sugirió que solo estuviera en la audiencia en los momentos que así se requiriera”.

 

La fiscal asumió de facto que el licenciado Luís Miguel es inocente cuando pidió al Juez que las documentales públicas que había ofrecido el imputado como pruebas, fueran desechadas porque si bien era cierto que habían sido elaboradas por él, las habían sustraído de la fiscalía de manera irregular.

 

Otro ejemplo de su actitud protectora hacia el imputado, dijo Edemia, es el hecho que no haya presentado los cargos de privación ilegal de la libertad “que cometió en mi contra”.

 

De acuerdo con Edemia, su agresor “habría estado elaborando las documentales públicas que ofreció como pruebas, mientras se resguardaba al interior de la fiscalía, en tanto que los peritos no defendieron el contenido de sus peritajes y más bien me pareció que dieron marcha atrás con sus respuestas, de igual forma los testigos que presentó el Urbina para su defensa son agentes estatales de investigación y personal adscrito a la fiscalía”, situación que la considero irregular pues los convierte en juez y parte.

 

“Para mí es muy indignante saber que la autoridad que tiene la obligación de perseguir los delitos, sea quien me agredió y además goce de impunidad”, dijo.

 

Por ello solicitó al Procurador General de Justicia del Estado de Oaxaca, Evencio Nicolás Martínez Ramírez, el cambio inmediato de la titular de la fiscalía de Tlaxiaco y la designación de una fiscal que la represente de manera imparcial y con apego a la Ley en el proceso judicial que está en curso en los Juzgados de garantía.

 

La remoción de todo el personal adscrito a la fiscalía de Tlaxiaco, por la complicidad que han asumido para encubrir a Luís Miguel Urbina Calvo, así como la realización de una investigación exhaustiva para dar con el paradero de las otras dos personas que participaron en la agresión cometida en su contra, son otras de las exigencias.

 

En tanto que al presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Héctor Anuar Mafud Mafud, le solicitó brinde un seguimiento puntual al caso, debido al interés que tiene la fiscalía de Tlaxiaco para encubrir a su agresor y que  garantice sus derechos como víctima, así como su derecho a la justicia, frente a la posibilidad que la Procuraduría General de Justicia continué encubriendo a su funcionario.

 

Finalmente demandó que el juicio se realice en Tlaxiaco, con total transparencia y de cara a la sociedad, pues no admitirán ningún cambio para el proceso judicial contra Urbina Calvo, así como la localización de los otros dos implicados.

 

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.