Home » Cambio Climático

Alerta científico extinción de hojas tropicales en comunidades indígenas

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 19 octubre 2009
Sin Comentarios


UNAM/Ecología

 

Oaxaca, México.-Quienes se dedican a su recolección las llaman palmas xate, aunque una vez que llegan al mercado son vendidas con el nombre de “hoja elegante”, por su fina estructura de color verde brillante, usada de adorno en los arreglos florales e incluso en procesiones religiosas.

 

El problema es que las poblaciones de la Chamaedorea elegans (nombre científico del xate) han comenzado a mermar, al punto de estar en riesgo de extinción, y no sólo por la depredación humana, sino por el fenómeno conocido como El Niño, señaló Miguel Martínez-Ramos, del Centro de Investigaciones en Ecosistemas de la UNAM, en un estudio publicado este mes en la revista Journal of Ecology, de la Sociedad Británica de Ecología.

 

Las hojas elegantes, en real riesgo de desaparecer en México

Las hojas elegantes, en real riesgo de desaparecer en México

Alrededor de esta especie, que no rebasa los dos metros de altura y crece en selvas tropicales, se ha desarrollado una industria que genera millones de dólares.

 

 

De hecho, tan sólo este año, la actividad generó una derrama de 20 millones de pesos en las comunidades que se dedican a su recolección, aunque el producto al llegar a EU, representó una ganancia de 20 millones de dólares.

 

Este incremento exponencial se debe a que a los campesinos se les paga apenas un dólar por una gruesa de producto colectado (144 hojas), mientras que, en Estados Unidos, por esta misma cantidad un consumidor alcanza a comprar apenas una docena.

 

El biólogo universitario expuso que desde hace tiempo se detectó que la defoliación de estas palmas responde a causas naturales (ataque de herbívoros o patógenos) y artificiales (como la cosecha en tiempos de veda).

 

Sin embargo, estudios recientes señalan que en los años en que se presenta el fenómeno conocido como El Niño, la vegetación de las selvas húmedas se ve afectada en mayor grado.

 

“La pérdida de hojas se exacerba en el periodo conocido como ENSO (Oscilación Sur de El Niño, por sus siglas en inglés) debido a la disminución pluvial y al aumento de las temperaturas; pero, aún no se entiende bien cómo se ven afectadas las selvas húmedas”, según la publicación, que puede ser consultada en http://www.journalofecology.org/view/0/index.html

 

Las palmas, clave para entender al ecosistema selvático

 

El profesor Martínez-Ramos comenzó a estudiar las palmas y su relación con el ambiente hace 14 años, “esencialmente porque revelan mucho de la flora y fauna que habitan en la selva, además de que México es un lugar privilegiado para realizar este tipo de trabajos, porque tenemos más de 40 variedades”.

 

El doctor en Ecología señaló que estas plantas son esenciales para el mantenimiento de diversas comunidades, pero desafortunadamente, su explotación ha sido irracional, principalmente por la demanda que tienen tanto en México como en Estados Unidos y Europa, donde sus hojas son altamente cotizadas.

 

El fenómeno del Niño, otro factor para su extinción

El fenómeno del Niño, otro factor para su extinción

“De hecho, una hoja elegante, usada para resaltar la belleza de una orquídea, alcanza precios exorbitantes en florerías”, indicó. Así como pasa con el xate, muchas otras palmas son víctimas de la desmedida demanda del mercado, como la Chamaedorea oblongata o la ernesti-augusti, situación que ha llegado a encender focos rojos entre los ecologistas.

 

 

“Así me di cuenta que era necesario proponer estrategias para el manejo racional del recurso, porque la depredación ha sido tal, que se podría decir que estas especies están en peligro de extinción”, agregó.

 

En el artículo publicado en la revista británica, se destaca el acierto de Martínez-Ramos y su equipo (del que formaron parte especialistas de las universidades de Ultrech y Berkeley) al vincular al ENSO con la defoliación observada en los bosques tropicales de la Reserva de la Biosfera de Montes Azules, aunque este hallazgo fue fortuito.

 

“En 1998, estábamos realizando nuestro trabajo cuando se presentó uno de los fenómenos de El Niño más intensos de los que se tenga memoria. En aquel año, se registraron muchos incendios forestales, y comenzamos a notar cómo las sequías severas afectaban al ecosistema de las selvas húmedas”, recordó.

 

Pensar en el futuro

 

Por la relación tan cercana que tienen las poblaciones del sur de México con estas palmas, desde el principio de sus estudios, Martínez-Ramos consideró las dimensiones socioeconómicas del asunto.

 

“Es difícil saber cuántas comunidades se dedican a la extracción de hojas, pero por la amplia distribución geográfica de localidades de cosecha en el país (Tamaulipas, Veracruz, Campeche, Chipas y Oaxaca), hablamos de muchas comunidades”.

 

Para poner un ejemplo de la relevancia de esta actividad, el ecologista señaló que en Frontera Corozal, poblado ubicado al sureste de Chiapas, el 40 por ciento de los miembros de la comunidad se dedica a la extracción de hojas de palma xate, y esto representa hasta un 70 por ciento de los ingresos de las familias.

 

“Es cierto que estas especies están en peligro, pero es muy difícil pedir a los individuos que dejen de cosecharlas porque de eso depende su supervivencia y la de sus familias. Es en este punto donde se necesita la intervención de las instituciones”, expuso.

 

Para hacer frente a la cada vez más preocupante defoliación, el biólogo propone que, en tiempos normales, se recolecte sólo la mitad de las hojas de una planta, es decir, si el ejemplar tiene cuatro hojas, retirarle sólo dos, y en temporada ENSO, lo prudente es quedarse sólo con el 25 por ciento (si hay cuatro hojas, sólo una).

 

“Hay que comenzar a actuar desde ahora, porque si esperamos que las sequías ocasionadas por El Niño sean más frecuentes, el impacto en las poblaciones de plantas tropicales amenazaría la sustentabilidad de la industria del xate”, expuso Martínez-Ramos.

 

Este estudio brinda una nueva perspectiva que permitirá diseñar mejores políticas proteccionistas, porque muchas de las investigaciones ambientales desarrolladas hasta ahora sólo consideran condiciones “normales” y ponen de lado eventos climatológicos severos.

 

Por el carácter novedoso de los resultados del doctor Martínez-Ramos y su equipo, Mike Hutchings, editor ejecutivo de la revista Journal of Ecology, seleccionó el artículo del profesor de la UNAM como uno de los más destacados del mes.

 

Al respecto, Hutchings expresó: “El experimento aquí descrito comenzó antes del evento ENSO, y aunque probablemente los autores no lo tenían contemplado, supieron aprovechar esta circunstancia y realizar las mediciones adecuadas para evaluar la demografía de estas especies.

 

“En resumen, se determinó que la forma de colectar estas plantas, esenciales para la subsistencia de las economías locales, deben modificarse si se desea que las palmas sobrevivan y sean rentables en los diferentes escenarios climáticos que se presenten a futuro”, concluyó.

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.