Home » Salud

Depresión y alcoholismo, de no superar la muerte de un ser querido

Publicado por @Shinji_Harper el domingo, 1 noviembre 2009
Sin Comentarios


Oaxaca. México. Ofrendas, calaveritas, decoración con catrinas, papel picado y dulces típicos, son acciones que forman parte de una tradición en México que año con año se celebra para conmemorar a los difuntos; sin embargo, es una época en la que se favorece el incremento de cuadros depresivos y con ello el consumo de alcohol.

 

Esta situación se vuelve más peligrosa cuando una persona no ha superado el proceso de duelo y vive con emociones de culpa o resentimiento; este grupo corre hasta 50 por ciento más riesgo de recurrir a la ingesta de bebidas alcohólicas como una salida a su dolor.

 

 

La doctora Dunia de Martini Romero, jefa del Departamento Clínico del Hospital de Psiquiatría “Doctor Héctor Tovar Acosta” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), dijo que esto se debe a que los individuos continúan estancados en alguna etapa del duelo, ya sea en el enojo, regateo o depresión.

 

El duelo inconcluso puede llevar a la depresión y alcoholismo

El duelo inconcluso puede llevar a la depresión y alcoholismo

Asimismo, explicó, pueden presentarse manifestaciones como somnolencia, irritación, aislamiento, ansiedad, angustia; síntomas físicos como dolor de estómago o cabeza y miedo a la causa por la que murió el ser querido.

 

 

Comentó que los adultos mayores son el grupo de edad más susceptible y vulnerable a la depresión por el fallecimiento de una persona querida, debido a la cercanía con la muerte que creen tener ellos mismos o sus allegados.

 

Por ello, en el Seguro Social se ofrece la psicoterapia, en la cual las personas pueden hablar, ventilar libremente sus sentimientos y emociones, para liberar los sentimientos de culpa y resentimiento. En casos en los que el paciente no reaccione positivamente a la psicoterapia, el tratamiento se complementa con el uso de medicamentos como antidepresivos.

 

De igual modo, en la mayoría de los casos se sugiere que el paciente realice actividades recreativas, tenga más socialización y convivencia con su familia o personas cercanas, que le permitan hablar y externar lo que están sintiendo.

 

De Martini Romero detalló que el proceso de duelo varía en cada persona, aunque el tiempo promedio de superación es de seis a ocho meses; hay personas que requieren hasta 12 meses para lograr llegar a la etapa de aceptación.

 

Por ello, recomendó que permitir a los pacientes expresar sus sentimientos, ayudará a que este dolor no afecte en su vida social, laboral y familiar, logrando la etapa de aceptación con el apoyo de las personas que lo rodean.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.