Home » Ciudadanía

La Justicia Colectiva, alternativa de defensa a consumidores en México

Publicado por @Shinji_Harper el miércoles, 11 noviembre 2009
Sin Comentarios


De la REDACCIÓN

 

Oaxaca. México. De 2007 a la fecha, la Justicia Colectiva es materia de tesis profesionales de estudiantes de Derecho, nuevas cátedras especializadas, estudios, seminarios y posgrados.

 

En materia de competencia,  la única forma efectiva de disuadir a cárteles y monopolistas, es mediante la implantación de un sistema de Acciones Colectivas como mecanismo compensatorio de los daños y perjuicios causados a los consumidores por prácticas monopólicas, afirmó  el Doctor Victor Pavón-Villamayor,  economista principal del Instituto Tecnológico Autónomo de México durante la Tercera Conferencia Anual de la Red Mexicana de competencia y regulación.

 

En el evento auspiciado por el Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC), se concluyó que en México cobra conciencia la necesidad de contar con mecanismos jurídicos, como los juicios colectivos, que cambien los incentivos económicos de los agentes del mercado.

 

La Justicia Colectiva, única forma efectiva de disuadir a cárteles y monopolistas, mediante la implantación de Acciones Colectivas.

La Justicia Colectiva, única forma efectiva de disuadir a cárteles y monopolistas, mediante la implantación de Acciones Colectivas.

 

 

 

Este 17 de noviembre se cumplen dos años de la realización del Primer Congreso Internacional de Acceso a la Justicia mediante Acciones y Procesos Colectivos para los Consumidores, que por iniciativa de ALCONSUMIDOR se llevó a cabo en el ITAM con la ayuda y participación de la Procuraduría Federal del Consumidor, la Comisión Federal de Competencia, diversas instituciones académicas y los traductores proporcionados por la Embajada de los Estados Unidos en México.

 

Nunca antes el tema de juicios  o demandas colectivas y sentencias con efectos generales había tenido resonancia en México, fuera del ámbito estrictamente teórico. Nunca antes la Sociedad Civil -mucho menos, una Asociación de Consumidores- había sacudido la conciencia de autoridades, legisladores, Ministros de la Suprema Corte, abogados, estudiantes, empresarios, miembros de cámaras industriales, comerciales o de instituciones financieras, Organismos No Gubernamentales o agrupaciones ciudadanas y de opinión pública sobre la necesidad de ampliar  la vía de acceso a la justicia civil, mercantil y administrativa para revertir incentivos perversos, combatir abusos y eliminar conductas engañosas que sólo fomentan la cartelización, la competencia desleal, el acaparamiento y el empobrecimiento de los consumidores.

 

 

Pequeños y medianos empresarios víctimas de abusos, prácticas monopólicas, insumos carísimos y prácticas comerciales que encarecen la cadena productiva también apoyan estos proyectos de reforma, pero temen represalias por parte de organismos copulares acostumbrados a usos y costumbres de la ley del más fuerte y que sólo siguen siendo la norma en México.

 

Las Class Actions en Estados Unidos han generado cambios estructurales que modifican la cultura de servicio de empresas como Western Union, y de gobiernos en todos los perfiles ideológicos y niveles. Los abogados que han abusado o defraudado a sus representados cobrando más honorarios de la cuenta han sido severamente sancionados y hoy día los Jueces controlan rigurosamente los convenios o transacciones judiciales que ponen fin a los litigios para proteger a los demandantes, y vigilar a su abogado. Sus beneficios superan por mucho sus fallas. La cultura corporativa se ha ido mejorando gracias a esta figura, que permite la justicia masiva. La eficiencia judicial se ha potenciado también.  

 

Por eso es que a dos años de distancia, el futuro de las Acciones Colectivas para México es cada vez más promisorio. A pesar de las resistencias coyunturales, su adopción es cuestión de tiempo. La historia y la justicia tendrán que prevalecer, porque no hay alternativa. La asimetría entre Oferta y Demanda, Proveedores y Consumidores ha traído injusticias tales,  que los jóvenes de hoy ya no  van a tolerar.

 

Todos queremos justicia. Si las grandes Corporaciones públicas y privadas y los Legisladores capturados se oponen a la Justicia colectiva en Tribunales mediante un proceso colectivo, las victimas empezarán a hacerse justicia por propia mano mediante el no pago, boicots, no consumo, demostraciones publicas legitimas.

 

ALCONSUMIDOR A.C., fundada en 2006 por Daniel Gershenson y Adriana Labardini, es una organización de la sociedad civil, sin fines de lucro, independiente y especializada en telecomunicaciones y energía.

 

Busca elevar el nivel de vida de los consumidores a través de un consumo racional y ético propiciando por medio de las acciones colectivas un cambio en la conducta empresarial incentivándola a la satisfacción del cliente y el bienestar general erradicando prácticas abusivas y engañosas, principalmente en las áreas de: Energía eléctrica y gas,  Telefonía fija y móvil,  Radiocomunicaciones,  Televisión de paga e Internet, consúltese www.alconsumidor.org

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.