Home » Literatura

Emilio Ebergenyi, recibe gran homenaje de Villoro y Langagne

Publicado por @Shinji_Harper el miércoles, 18 noviembre 2009
1 Comentario


Artemisa MEDIZÁBAL S/Conaculta

 

Oaxaca, México.- Para el escritor Juan Villoro el desaparecido locutor Emilio Ebergenyi, es ante todo el poeta de la gratitud. Al participar en la presentación de los cuatro libros póstumos de quien fuera la voz más conocida de la radio cultural, aseguró que nunca quiso imponerse como autor y que él sabía que si alguna vez se reunían sus textos, sería por voluntad ajena.

 

México de lejitos, Actor, El abrazo de la locura y Palabra de zurdo, son los cuatro títulos que por iniciativa de Ingrid Ebergenyi e Hilda Saray Gómez, hija y pareja del autor, respectivamente, se publican bajo el sello de La Cabra Ediciones y que fueron comentados por Juan Villoro, Eduardo Langagne y Antonio Tenorio Muñoz Cota, en el auditorio Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología.

 

Villoro afirmó que Emilio Ebergenyi definió en forma impecable su relación con la escritura y la dividió en dos zonas: la diurna y la nocturna. La mañana lo convencía de que la escritura era ante todo una afición y la noche le prometía misterios intangibles.
“Apasionado como pocos –añadió–, Emilio amaba desvelarse y amaba madrugar. Tomaba en serio la poesía y luego, la trataba como algo prescindible. Sabía que algún día iba a escribir con mayor dedicación. Por el momento, dejaba caer las palabas como quien comparte un saludo, una forma efímera y sencilla del afecto”.

       

El locutor y poeta Emilio Ebergenyi an los micrófonos de Radio Educación/FotoAlejandro Garcia Vicente.La Jornada

El locutor y poeta Emilio Ebergenyi an los micrófonos de Radio Educación/FotoAlejandro Garcia Vicente.La Jornada

El ganador del Premio Xavier Villaurrutia 1999, comentó que en 1977, los escarceos de Ebergenyi con la escritura eran los de alguien que se preparaba para definirse como poeta. No es casual, observó, que en algunos de los apuntes que sobreviven haya dejado destellos que describen el oficio de robarse el fuego.

 

       

 

 

 

En referencia a los libros presentados, Villoro, quien además de amigo de Ebergenyi condujo a su lado El lado oscuro de la luna en Radio Educación, apuntó que México de lejitos es un diario de viaje por Buenos Aires y Santiago de Chile, escrito en 1994, derivado de un recorrido en el que acompañó “a su amigo de hierro, el músico Marcial Alejandro, cómplice de sus más alocadas tertulias radiofónicas”.

       

En Palabra de zurdo, a juicio de Villoro, Ebergenyi ofrece sus credenciales de poeta; mientras que en Actor, reflexiona en verso sobre el oficio de desnudar los sentimientos en escena. Dijo que su escritura tiene el tono de una confesión conversada, siempre íntima, pero que toma en cuenta al otro, no busca abrumar ni desconcertar sino compartir.

       

El escritor Juan Villoro, rindió un homaneaje a Emilio Ebergenyi

El escritor Juan Villoro, rindió un homaneaje a Emilio Ebergenyi

Escrito en 2004, El abrazo de la locura representa para el narrador “su libro más seguro y fiero”. Desde su punto de vista, muestra desencanto ante el micrófono y las banalidades que rodean el oficio de la radio, pero reafirma sus convicciones, sus pasiones.

 

       

“El libro es una despedida, aborda el tema crepuscular de quien se va, pero lo hace con la seguridad de quien disfrutó más de lo que sufrió. Para quienes lo conocimos, su escritura próxima, elegante, agradecida, no llega en silencio, escuchamos al mago capaz de alterar el curso de la realidad con lo que siente. El poeta de la gratitud sigue entre nosotros”, concluyó Villoro.

       

En su oportunidad, el poeta Eduardo Langagne –quien tuvo a su cargo la revisión de los textos y el cuidado de la edición–, manifestó que en estos cuatro libros salidos de la consistente y emocionada voz literaria de Ebergenyi, así como de su dibujada pluma, se puede comprobar que era un vigía atento, crítico, sensible, con sentido del humor y del amor, con el alma bien puesta para oponerse a las tempestades.

       

Añadió que él escribía sin sentirse un escritor y lo era; era un escritor porque era también un apasionado lector de libros y de atmósferas, de libros y de realidades cotidianas, de libros y de ficciones de los días que transcurren.

       

En coincidencia con lo expresado por Juan Villoro, Langagne definió a estos volúmenes como “cuatro puntos cardinales donde se reúnen el hombre de reflexión en prosa, el que vive la experiencia cruzando un escenario, las experiencias líricas de un ser humano que canta, los paisajes interiores del hombre que viaja, anotaciones sobre la vida, el amor, la muerte, las tres heridas de Miguel Hernández, acotaciones sobre el país, la familia”.

       

Sobre México de lejitos, el ganador del Premio de Poesía Aguascalientes, recordó que ya se había publicado en 1996 y destacó que en sus páginas, “podemos acompañar a Emilio en un viaje que da cuenta de los paisajes interiores y de las sensaciones exteriores que se mueven dentro del viajero. Su escritura es un viaje de lenguaje poético en las diversas posibilidades que encuentra un lector tenaz, constante. Un observador que participa en el mundo”.

       

En relación con El abrazo de la locura, comentó que simultáneamente hurga debajo de su piel las condiciones de esa realidad cuestionable y perfectible, contrasta el reposo y la intensidad, porque sabe mostrar esa diversidad sensible de su expresión escrita, en un permanente cotejo con su vigorosa e imaginativa oralidad.

       

Acerca de Actor, Langagne dijo que es un diario de trabajo al mismo tiempo que un libro de creación, en el que Ebergenyi se despoja de la tragedia griega y muestra su rostro personal, una identidad pública que al mismo tiempo nos resulta íntima y secreta. Sobre Palabra de zurdo, manifestó que constituye un testimonio que originalmente se dibujó también con una caligrafía elegante y cuidadosa.

       

“Estos libros ofrecen la posibilidad de leer a Emilio escuchando su voz en el silencio del oído. Emilio Ebergenyi es la voz oficial de un íntimo espacio de nuestra memoria colectiva”, finalizó el poeta.

       

Por su parte, Antonio Tenorio Muñoz Cota, también escritor y director general de Radio Educación, hizo notar que Ebergenyi fue un amigo de quien tuvo la fortuna de acercarse a la palabra, fuera escrita o hablada. “El era, es y seguirá siendo en la memoria de todos nosotros, sobre el borde de las letras y palabras que componen estos cuatro libros hermosamente editados, un hombre de bien, un amigo chocarrero, provocador, brillante, imprescindible”.

       

Lo definió como un viajero, observador, dibujante, calígrafo, cortejador de lo incierto, historiador de lo cotidiano, dinamitero de los lugares comunes y ejercitante de la palabra, quien sabía que las palabras no nos salvan la vida, así permitan en instantes privilegiados acercarnos a ese breve roce que algunos llaman felicidad.

       

Muñoz Cota aseguró que él no era un ingenuo ni un candoroso recogedor de flores de papel hechas de lindas palabras; era fibroso, incómodo como lo es la inteligencia de sus palabras habladas o escritas.

       

“Existimos y Emilio lo saben bien, en quienes nos aman y nos hacen vivir, en sus pensamientos. Cuatro libros arropados por un envoltorio de cartón que conjuga cuatro imágenes, cuatro miradas, debajo, un nombre, Emilio Ebergenyi, el nombre de un hombre, su huella lo que se queda con nosotros, en nosotros”, concluyó

Comentarios

comments

1 Comentario »

  • MARIA ELENA dijo:

    SOLO LOS GRANDES COMO EMILIO NUNCA SON OLVIDADOS, VIVIO Y MURIO A SU MANERA, FUE POETA, ACTOR, LOCUTOR Y AMANTE EN TODA LA EXTENSIÓN DE LA PALABRA, ERA EL AMIGO QUE MUCHOS QUEREMOS SER PERO QUE POCOS LOGRAN SER, POR ESO ES QUE SUS AMIGOS LO SIGUEN RECORDANDO Y ASI LO HAREMOS POR MUCHO TIEMPO. YA QUE EL NO SOLO DEJO ESTE PLANO PERO SE QUE SE ENCUENTRA EN ALGUN RAYO DE LUZ DEL SOL O DE LA LUNA, POR QUE EMILIO NUNCA NOS ABANDONARA.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.