Home » Literatura

“La feria del Libro”

Publicado por @Shinji_Harper el martes, 24 noviembre 2009
Sin Comentarios


 

Salvador JOSÉ

 

Oaxaca, México.- Son casi las siete de la noche y en el teatro porfiriano “Macedonio Alcalá”, se inaugura la 29 feria Internacional del Libro (FIL), las edecanes de larga cabellera negra y sonoros taconazos reciben a los asistentes. El premio “Aura Estrada” es buen motivo para discernir  sobre las dificultades que los corresponsales de prensa padecen en zonas conflictivas en el orbe, muchas veces con funestas  consecuencias.

       

Sábado catorce, ahora le toca al periodista Miguel Ángel Granados Chapa ser celebrado en el foro del FIL, ubicado en la Alameda Central, su hijo lo describe con un decálogo, que entre otras cosas aconseja: “no recibir obsequios, ni ser poliglota-o sea, opinar en unos medios de una manera y en otros en forma opuesta-; no ser el centro de atención. El texto sí”, entre otros puntos del citado texto.

 

Al otro día,-mientras buscaba sin éxito, un poster del jamaiquino Bob Marley para mi adolescente sobrino-, encuentro al comunicador  en el mismo foro ahora solitario, bajo la fresca sombra de los laureles de la plaza pública con su esposa y nieta, intercambiamos algunas palabras con este hombre afable, que pasaría desapercibido sino fuera por su larga y sólida trayectoria dentro del periodismo mexicano.

    

La Feria Internacional del Libro Oaxaca 2009, escaparate de la nueva literatura

La Feria Internacional del Libro Oaxaca 2009, escaparate de la nueva literatura

Mientras en los stands algunas novedades literarias resaltan en los puestos más amplios, sin embargo, “Caín” del Nobel José Saramago, no lo vi-creo que sólo es falta de distribución-;  ni a los libreros independientes, tampoco se ven mucha revistas alternativas o contraculturales, ni comics…. “es que desdeñan a los que no somos de editoriales” me aclara un librero independiente que debajo del agua vende sus libros a un revendedor de la feria internacional oaxaqueña.

     

Por el contrario, es loable el trabajo a favor de la literatura y los espectáculos para niñ@s, “Cuento de uno para Todos” de Moisés Mendelewicz,  fue un buen ejemplo; o los talleres literarios como el de J. M Servín en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), son proyectos contundentes para formar nuevos escritor@s.

    

Otro distintivo de ésta feria, es el rechazo casi unánime -de los literatos- a los ejecutivos local y federal, Ulises Ruíz Ortiz (URO) y Felipe Calderón Hinojosa, casi desde inicio del evento, que de espurios, antigobernantes y autoritarios no los bajaban, Alejandro Paéz Varela de Ciudad Juárez, Chihuahua, incluso llegó a pedir  juicio político contra el michoacano, por las quince mil muertes  sólo en esa ciudad norteña, producto de la guerra contra el narcotráfico. Por su parte, el caricaturista Rius recordó cuando el ejército mexicano lo secuestro, simulando un fusilamiento a su persona, todo porque había publicado la revista “La Garrapata, el azote de los Güeyes”, y en la que más de un político se identificaba.

    

Entre música altisonante de diferentes ritmos con olor a sabotaje- menos mal que a las instituciones culturales  locales no se les ocurrió invitar a bandas gruperas como en otras ocasiones -;estallidos de cohetes al menor motivo, globeros, vendedores ambulantes; invitados al último informe de gobierno de URO en el expalacio de gobierno, y los altavoces de sus detractores, los profes de la sección XXII en la Alameda de León y el otrora zócalo, volvió en bulliciosa la fiesta libresca,  espacios que por su atrayente atracción política, cultural y comercial, es asediada por diversos gremios .

    

Mientras un estoico  e impávido general Antonio de León miraba desde su pedestal de cantera como se conmemoraba un oficialista 20 de noviembre….. ¡cinco días antes!, todo desde la parte trasera del foro de la (FIL) en la alameda que lleva su nombre.

 

 

Los literatos Malditos

  

Una de las mesas más amenas, fue quizá la de “Los escritores Malditos en la Literatura”, con la participación de Guillermo Fadanellli y Leonardo da Jandra,  filósofo y ecologista refugiado por varios años en la selva de Huatulqueña y que según sus palabras alguna vez también fue escritor maldito, recordando una anécdota: cuando tuvo que comerse los hongos alucinógenos que un grupo de amigos se negó a hacerlo. La experiencia le duro varios días y el recuerdo de tal hecho, toda la vida.  

    

De ésta charla, pude concluir que en cuestión de malditez, existen varias concepciones y todo es de acuerdo de qué lado se está, se puede ser escritor maldito si la única finalidad es la autodestrucción por el hecho de no ser comprendido o no comprender a la sociedad sin perder el talento literario; hay otros que aunque son malditos no son creativos, los hay, que por sus escritos ponen en entredicho las normas preestablecidas y conservadoras de su tiempo. Los hubo sicoanalistas como Jacques Lacan, comunistas como José revueltas, filósofo e ideólogos como Jean Rousseau y otr@s que aunque en su tiempo fueron maldit@s, ahora no espantan a nadie. 

    

En fin, un escritor maldito y anónimo se acercó al entarimado a media charla,  con un escrito que da Jandra leyó. Posteriormente, Fadanelli tuvo que compartir el micrófono con el poeta desconocido leyendo sus trabajo etílico- ¿estridentistas? , convenciendo al público que el ser maldito no necesariamente es sinónimo de ser famoso.

   

Al escribir este texto, la fiesta de la literatura continua, y ojalá con más sorpresas agradables. ¡Salud!.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.