Home » Literatura

Sin fronteras, la conciencia chicana se ha transformado

Publicado por @Shinji_Harper el domingo, 6 diciembre 2009
Sin Comentarios


 

Maribel SÁNCHEZ

 

Oaxaca, México.- La conciencia política de los chicanos se ha transformado en los últimos años. “Las fronteras casi no existen y además estamos tratando de formar una nueva definición de lo que es ser chicano”, explicó el escritor mexicano–estadounidense Álex Espinoza.

 

Espinoza, junto con Susana Straight y Michael Jaime Becerra participaron en la mesa de diálogo Chicanismo, realizada en el Café Literario del Pabellón de Los Ángeles, Invitada de honor de la 23 Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2009.
      
      

En la mesa (de izquierda a derecha): Yxta Maya Murray, Michael Jaime Becerra, Alex Espinoza, Stuart Straight y Nina Revoyr © Diego Zavala Scherer / FIL2009

En la mesa (de izquierda a derecha): Yxta Maya Murray, Michael Jaime Becerra, Alex Espinoza, Stuart Straight y Nina Revoyr © Diego Zavala Scherer / FIL2009

Para Espinoza, autor del libro Still Water Saints, lo más reconocible del mundo chicano “es la oportunidad de pasar por dos mundos y no pertenecer ni a uno ni a otro”. El escritor, ante un salón abarrotado, señaló: “Nosotros como chicanos debemos participar”. Añadió que “la palabra chicano es muy específica y habla de una generación situada en un momento particular”. En este sentido, dijo que la nueva generación de autores mexicano–americanos trabajan desde distintos puntos de vista y ejemplificó: “Yo no quería escribir realismo mágico y yo mismo me acorralé”.
      
      

“¿Qué se espera de ti si eres un escritor chicano?”, se preguntó, por su parte, Michael Jaime Becerra, autor del volumen de cuentos Every Night Is Ladies’ Night. Contestó a su pregunta diciendo que, durante mucho tiempo, los chicanos carecieron de representatividad en los medios masivos de comunicación: “Yo pensé que teníamos identidades y participación estrecha”, con personajes que eran restauranteros o pandilleros. Al respecto, comentó que en su trabajo literario buscó “expandir las posibilidades que hay para nuestra gente”.
      
      

Susana Straight, quien fungió como moderadora de la charla, habló de cómo “la gente no entiende qué tan fuerte es la cultura que, en Estados Unidos, proviene de México”. A continuación, Becerra tomó el micrófono y agregó que gran parte de su trabajo tiene que ver con “una experiencia común a todos los migrantes”: la “confrontación entre la vida tradicional del país de origen y la que se les presenta en el nuevo”.
      
Así como en los sesenta y setenta el término chicano era despectivo, los cambios culturales han influido en una transformación del concepto: “Ser chicano hoy no es lo mismo que hace años. Ahora puedes ir, en una universidad estadounidense, a estudios étnicos y hasta chicanos”.

 

Álex Espinoza coincidió y dijo que la palabra “ahora significa muchas cosas. Era algo negativo que se transformó en algo positivo”. Y eso, remató, produce, desde la escritura, experiencias que no sólo valen para los chicanos, sino que son universales.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.