Home » Literatura

Segundo Tour de Poetas Jóvenes en el Istmo

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 14 diciembre 2009
Sin Comentarios


 

Jorge Magariño

 

 

Oaxaca, México.- Casi sin darnos cuenta, salvo por algunos textos publicados de vez en vez en el religioso periódico juchiteco Enlace (sale cada que dios quiere), alguna lectura aislada, una nueva generación de poetas se está cocinando en nuestro Istmo oaxaqueño. Prácticamente sin apoyos, estos jóvenes escritores tentalean entre los versos para irse descubriendo, para irnos descubriendo el material con el cual están construidos sus sueños.

 

 

Algunos surgen de manera espontánea, otros más organizados bajo una tertulia de amigos, como los que se iniciaron hace tres o cuatro años con el taller de creación literaria coordinado en tierras de San Vicente por Ezequiel Nushpián  -mismo que desafortunadamente desapareció por diferencias de cualquier índole (el taller, no Ezequiel)-. Este grupo incluso se presentó un par de diciembres en la Casa de la cultura juchiteca, moderados por el propio Nushpián; al tercer año fueron los mismos jóvenes quienes se organizaron para presentarse en el mismo lugar.

 

 

Existió también otro grupo, aquí mismo, conjuntado en el colectivo Culturarte, quienes incluso publicaron algunos números de la revista Naderías, que dirigió Gerardo Valdivieso, hijo de un impresor de cuyas prensas salieron todas las plaquettes de poesía de la colección Tortuga transparente, publicada por Macario Matus. Naderías y el esfuerzo colectivo comenzaron a declinar cuando el director quiso hacer un ejercicio crítico con los textos que entregaban los bisoños poetas, con el objeto de mejorar el contenido y orillar a los jóvenes a ser más rigurosos en sus entregas. Varios se negaron a seguir colaborando, escudándose en el facilongo discurso de que Valdivieso estaba actuando “igual que los escritores de la élite”. Una élite, a decir de aquellos jóvenes, integrada por los escritores nacidos en la década de los cincuentas del siglo pasado.

 

 

Sin hacer ruido, en Tehuantepec, Alfonso Carballo coordinaba también un interesante esfuerzo independiente con poetas noveles nacidos en Jalapa del Marqués, Salina Cruz, Santa María Guienagati, Juchitán, y –por supuesto- Tehuantepec. La seriedad de Carballo y sus compañeros ha llegado al grado de pagar ellos mismos, de sus bolsillos, la asistencia del excelente poeta chiapaneco Balam Rodrigo, para sostener un taller literario en el primer tercio de este año que está a punto de pasar a mejor vida.

 

 

La Iaguana Azul oasis para el arte y la literatura en el Isto de Tehuantepec

La Iaguana Azul oasis para el arte y la literatura en el Isto de Tehuantepec

Han entendido estos jóvenes la importancia que reviste el conocer los bártulos necesarios para desarrollarse en esta profesión, para sobrevivir en la República de las letras. Se dieron ya cuenta de que la falacia de la inspiración no conduce más que al autoelogio y a la mediocridad, y de que es el trabajo constante y el conocimiento del arte poético (arte en el sentido de oficio), lo que puede conducir al mejoramiento de la escritura.

 

 

Pero no solo eso, también se percataron de que la obra poética, la obra de arte en general -el producto artístico, pues- no existe sin el receptor, de que es éste al recibir la obra, al consumirla (como prefiere el crítico Juan Acha), quien le da vida. Por eso –seguramente- es que el año pasado realizaron el Primer tour de poetas jóvenes en el Istmo, con el apoyo de una librería de la ciudad de Oaxaca.

 

 

La experiencia grata, enriquecedora, obtenida en esa oportunidad, les ha acuciado para que ahora repitan la hazaña y el Segundo Tour se pondrá en marcha este lunes catorce con una lectura inicial en el IAGO, de la capital oaxaqueña, bajo la moderación del poeta serrano Javier Castellanos.

 

 

Con este banderazo saldrán a recorrer el Istmo: Sonia Prudente, Aurora Cobón, Rogelio Gallegos, Amílcar Meneses, Dalthon Pineda, Santiago Ruiz, Damián Lagunas, Jesús Rito y el propio Alfonso Carballo, entre otros. Estos poetas serán escuchados en plazas y parques de: Santa María Guienagati, el dieciséis; Ciudad Ixtepec, el diecisiete (en una plaza que antes denominaban Garibaldito y ahora le asestaron el apelativo de José Murat);  Juchitán, el dieciocho;  Tehuantepec, el diecinueve; Salina Cruz, el veinte; Matías Romero, el veintiuno; y cerrarán en San Mateo del mar, el veintidós, sintiendo el yodado aire de la mar Tileme, en la explanada municipal.

 

 

Quién puede negar la importancia de este esfuerzo. Quién puede dudar de que aquí se estén cocinando, entre felices hervores, los poetas que mañana cantarán las dichas y las desgracias de esta tierra de Benito Juárez y Mariá santísima. (Si le hacemos caso al cartel publicitario del Tour, la Secretaria de cultura oaxaqueña ni se ha dado por enterada).

 

Santa María Xadani, diciembre de 2009.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.