Home » Literatura

Regresa Daniel Sada al cuento con “Ese modo que colma”

Publicado por @Shinji_Harper el sábado, 16 enero 2010
Sin Comentarios


 

 

Artemisa MENDIZABAL/Conaculta

 

 

Oaxaca, México.- Luego de 15 años alejado del género, el escritor Daniel Sada regresa al cuento. Anunció que en mayo próximo comenzará a circular el libro Ese modo que colma, integrado por 11 relatos de temática variada, del que ofreció un adelanto,al dar lectura al titulado El corrido de Rosita Alvirez –con el que abrirá el volumen-, durante su participación en el ciclo Guías de Lectura del Centro de Lectura Condesa de INBA-Conaculta.

 

 

Encargado de abrir las actividades de ese espacio cultural en 2010, Sada detalló que se trata de un libro variado, misceláneo y que dentro del conjunto, El corrido de Rosita Alvirez se diferencia de los demás cuentos por ser el único escrito con métrica, a manera de corrido norteño, en tanto que en el resto echó mano de la prosa libre.

 

 

El escritor Daniel Sada, vuelve al cuento tras qunce años

El escritor Daniel Sada, vuelve al cuento tras qunce años

El autor, nacido en Mexicali, Baja California, agregó que en el texto dedicado a Rosita Alvirez hay cadencias, pero no necesariamente prosa e hizo notar que generalmente en la prosa libre hace uso de la perífrasis, es decir, ideas muy desbordantes y plenas de acción, integradas por unas 20 sílabas, pero con menos acentuación.

 

 

Al abundar en la temática de los relatos, Sada dijo que hay uno “muy culto”, en torno del libro El zafarrancho aquel de vía Merulana, del escritor italiano Carlo Emilio Gadda, cuya anécdota plantea que a quienes leen ese libro les cae la mala suerte, pero hay un personaje al que le empieza a ir muy bien cuando lo lee.

 

 

Indicó que también los hay de corte fantástico, de mucho gracejo, otro escrito en fragmentos  que habla de alguien que quiere huir porque ha cometido muchos delitos; uno más alude a un  tipo que regala una pistola porque cree que hacerle ese regalo a un limosnero le va a dar mucha riqueza y cierra con uno dedicado a los narcos, con un tratamiento humorístico que busca contrastar con lo trágico de las historias cotidianas al respecto.

 

 

“Hace muchos años que no escribía cuento porque me instalé mucho tiempo en la novela, tenía como 15 años de no escribir un solo cuento. Ya estaba harto de hacer novela y ahora he pensado incluso en escribir teatro, tengo por ahí una obra pero está muy en ciernes todavía”, apuntó.

 

 

Al referirse a los elementos esenciales en su escritura, Daniel Sada puso de relieve el ritmo. “Creo que de alguna forma todas las artes deben aspirar al ritmo, incluida la pintura y la escultura; el ritmo para mí es fundamental, sobre todo porque actualmente hay muchos problemas de concentración, la gente ya no se concentra en una lectura, hay muchos distractores. Por eso, creo que el ritmo debe incidir en todo lo que hacemos para no dejar espacios”.

 

 

Por otra parte, el autor de Una de dos y Casi nunca, entre otros títulos, afirmó que para él es más importante leer que escribir. “Le dedico mucho más tiempo a la lectura que a la escritura. Soy de los que presume que lee los libros completos, no los dejo a la mitad. Soy como el lector macho del que hablaba Cortázar, aquel que aún cuando algo no le guste sigue y sigue, soy muy insistente”. 

 

 

Respecto a sus preferencias de lectura, el ganador del Premio Herralde 2008 aseguró que no le gusta leer lo que vive, pues cuando entra a un libro intenta penetrar en otro mundo que le aporte lo que la realidad no le da, porque para él la realidad es insuficiente e incompleta, por lo que busca complementarla con los libros. 

 

 

Afirmó que coincide con Edgar Allan Poe, quien aspiraba a encontrar en las narraciones un ápice de extrañeza, algo que distorsione o provoque desajustes a la realidad. “No necesariamente que sea fantástico, porque considero que lo fantástico se desprende de la realidad, que ninguna fantasía puede vivir o pervivir por sí misma, sino que es una apostilla de la realidad y que sin la realidad la fantasía no existe. Lo que sí veo es que tenga una gota de inverosimilitud, aquello que ocurre en la realidad pero que no se repite”.

 

 

En este sentido, Sada consideró al escritor realista como el más mentiroso de todos. Aseveró que le dice mucho más alguien que modifica o que tiene un punto de vista diferente sobre la realidad, que quien quiere reflejarla tal como es. 

 

Y en este punto, aludió a la literatura mexicana, sobre la que señaló que desde su punto de vista, desde hace mucho tiempo está encerrada en el realismo. No soportamos algo que desajuste un poco la realidad, queremos reconocer en la lectura lo que vivimos y en lo personal es lo que menos quiero, me interesa vivir otras realidades en la lectura”. 

 

 

Sada confesó que tiene cierta predilección por la literatura estadounidense, ya que encuentra en ella una cualidad que no tienen otras y es el hecho de que no descalifica. En contraste con lo que ocurre en la literatura francesa, española o alemana, en las que existen grandes descalificadores, mencionó el caso de Raymond Carver, quien habla de puras cosas aparentemente insulsas pero que adquieren relieve. 

 

 

Finalmente y en referencia a su caso particular destacó que su objetivo al escribir es descubrir en lo ordinario lo extraordinario, lo insólito de la vida, sin descartar nada, incluso lo más simplón. “Eso es algo que he aprendido de los autores estadounidenses y rusos”.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.