Home » Investigación

México y Francia, investigan vida primitiva en el fondo marino

Publicado por @Shinji_Harper el Domingo, 17 Enero 2010
Sin Comentarios


 

UNAM/ Investigación

 

Oaxaca, México.- Para hacer un mapa del fondo marino y ubicar a dos mil 200 metros de profundidad organismos que pudieron originar la vida en la Tierra, un grupo de investigadores de México y Francia iniciarán una campaña oceanográfica de 43 días por aguas profundas cercanas a Guaymas, Sonora.

 

A bordo de un buque oceanográfico del Instituto Francés de Investigación para la Explotación del Mar (IFREMER, por sus siglas en francés), los universitarios Elva Escobar Briones, del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICMyL); Rafael Navarro González, del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN), y Carlos Mortera Gutiérrez, del Instituto de Geofísica (IGf), se unirán el próximo 30 de mayo a una exploración conjunta con los microbiólogos Daniel Prieur (jefe de la campaña) y Anne Godfroy, ambos del IFREMER.

 

Mapa del fondo marino

 

Investigadores tratan de diseñar un mapa del fondo marino

Investigadores tratan de diseñar un mapa del fondo marino

En la Cuenca de Guaymas, Sonora, harán un estudio de batimetría, es decir, una medición de las profundidades marinas para determinar la topografía del mar y crear un mapa de la zona del fondo marino.

 

“El objetivo es la realización de una batimetría de barrido y de detalle, para la que vamos a usar un equipo especializado, un vehículo autónomo submarino”, explicó Escobar Briones.

 

El bólido contiene una serie de sensores que permiten hacer un levantamiento de datos de manera detallada, entre 20 centímetros y dos metros.

 

“Con este equipo podemos detectar estructuras pequeñas, lo que permitirá hacer un mapa de alta resolución, con el que podremos posicionar dónde tenemos las muestras, para tener escalas específicas locales, en que se podrán colectar muestras para estudios de microbiología y geoquímica, así como el registro de fotografías”, añadió.

 

Guaymas, laboratorio natural

 

La Fosa Sur y la Cuenca de Guaymas, situadas a unas horas de la costa sonorense, son los dos sitios marinos en donde se hará el muestreo.

 

“La Cuenca de Guaymas es un laboratorio natural, en el que coexisten el fondo bisal típico, el fondo abisal que tiene actividad hidrotermal, y el fondo abisal que tiene infiltraciones de metano, que son frías. Esto nos permite contrastar comunidades que pueden ser comunes porque usan una cantidad reducida de compuestos a través de bacterias. Queremos comparar si comparten la misma microflora y fauna, o si llevan una evolución independiente”, detalló.

 

Desde la primera de tres etapas de la investigación habrá inmersiones con un sumergible. En la primera fase se realizarán estudios de geología y geofísica; en la segunda, de biología en las infiltraciones frías, y en la tercera, biológicos en las ventilas hidrotermales.

 

El muestreo se realizará a unos dos mil 200 metros con el equipo francés de alta tecnología. El bólido bajará de forma autónoma y se desplazará a 70 metros arriba del fondo marino, donde generará un cono para obtener datos.

 

“El bólido, con el que trabajaremos todas las noches, aportará datos detallados, mientras las muestras se obtendrán con el sumergible, que trabajará todos los días en periodo de luz”, añadió Escobar.

 

El mar y el origen de la vida

 

Existen varias teorías sobre el origen de la vida y están asociadas a las ventilas hidrotermales, donde existen organismos de singulares formas en condiciones extremas de temperatura, presión y salinidad, que resisten incluso radiaciones y metales pesados.

 

“En la Tierra primitiva la vida pudo haber surgido en el fondo marino, en la atmósfera, o en una combinación de ambas. La idea, con este estudio, es encontrar huellas de organismos en ese ambiente hidrotermal”, comentó Rafael Navarro, también participante en el proyecto.

 

Navarro utilizará el ambiente submarino de Guaymas como un modelo paralelo a sus estudios de exploración espacial. “A esta campaña me invitó el doctor Prieur, porque colaboro con él desde hace ocho años en la planeación de una misión espacial a Europa, la luna de Júpiter. En mi laboratorio simulamos ventilas hidrotermales, para tratar de ver si se podrían crear los ingredientes para mantener una biósfera en el océano de esa luna”, detalló.

 

El investigador del ICN hará un análisis del ambiente hidrotermal, como si fuera una misión especial.

 

“Utilizaremos las técnicas que usamos en Marte, que podrán utilizarse en la luna Europa, y con ellas vamos a ir al fondo marino a colectar muestras, y ver si podemos identificar huellas de organismos que viven en ambientes extremos en ventilas hidrotermales y en ventilas frías con metano”, comentó.

 

Recordó que las teorías del origen de la vida sugieren que la existencia se pudo haber originado en el fondo marino con ventilas hidrotermales.

 

“Hay otros científicos que piensan que la atmósfera jugó un papel importante, pero tenemos en el Sistema Solar dos lunas que nos pueden ayudar a resolver este problema: Europa, la luna de Júpiter que no tiene atmósfera y tiene océanos, y quizá ventilas hidrotermales; y Titán, la luna de Saturno, que tiene atmósfera y reacciones químicas”, reiteró.

 

Las muestras de sedimentos y organismos que se obtengan en la campaña serán analizadas en laboratorios de la UNAM y del IFREMER.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.