Home » Género

Demandan no aprobar ley antiaborto en Veracruz y a excarcelar a mujeres acusadas de abortar

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 5 febrero 2010
1 Comentario


Soledad JARQUÍN EDGAR

 

Oaxaca, México.- Diputadas y diputados veracruzanos presentarán un exhorto para pedir se devuelva la iniciativa de reforma  del 4º. Constitucional, que había sido propuesto por el gobierno de Veracruz, que pretendía el reconocimiento a la vida desde el momento de la concepción y hasta la muerte natural”, dijeron hoy ante una comisión de mujeres integrantes del Pacto Nacional por la Vida, la Libertad y los Derechos de las Mujeres.

 

Reunidas en el salón verde del Congreso Federal, diputadas y diputados de todos los partidos políticos escucharon la petición de excarcelar a las mujeres que han sido criminalizadas por abortar en Guanajuato, Puebla y que son perseguidas en otras entidades como Chiapas.

 

Mujeres denunciaron la criminalización contra mujeres que a pesar de ser violadas han sido encarceldas por abortar

Mujeres denunciaron la criminalización contra mujeres que a pesar de ser violadas han sido encarceldas por abortar

Cristina Díaz, a nombre de la fracción parlamentaria del PRI, dijo que propondrá a los legisladores de su partido a impedir que se acoten los derechos de las mujeres, aún cuando el PRI junto con el PAN son los partidos políticos que mayoritariamente votaron a favor de las leyes antiaborto en 18 entidades; Leticia Quesada, del PRD, advirtió sobre el peligro que representa la criminalización del aborto y la prohibición del uso de anticonceptivos toda vez que aumentaría el aborto clandestino y la muerte materna.

 

El diputado perredista Juventino Castro y Castro, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, se manifestó optimista ante la resolución que podrían tener las demandas de las integrantes del Pacto, ya que los derechos del ser humano no nacen en el momento de la fecundación. Destacó que ha habido retrocesos fundamentalmente por “fuerzas sumamente poderosas que han impedido el disfrute de las libertades, son grupos poderosos de la iglesia que están impidiendo los avances”, pero confió en que de presentarse las controversias constitucionales ante la Suprema Corte de Justicia tendrían  una respuesta favorable.

 

Elsa Conde integrante del Pacto Nacional por la Vida, la Libertad y los Derechos de las Mujeres, leyó una carta dirigida a los diputados en la que señala que los cambios legislativos, no son solamente una lucha ideológica, sino que  tienen  consecuencias en la vida de las mujeres al presentar cargos, perseguir y encarcelar a decenas de mujeres acusadas de diversas variaciones de supuestos delitos equivalentes al asesinato.

 

Agregó que igualmente, exacerban la clandestinidad de la práctica del aborto en nuestro país y expone a adolescentes y mujeres a todo tipo de condiciones insalubres y peligrosas, poniendo en peligro su vida y bienestar.

 

Vale más la vida

 

Antes en un mitin en las afueras del recinto legislativo, centenares de mujeres representantes de organizaciones civiles de todo el país lanzaron consignas demandando la libertad de las encarceladas por aborto, el derecho a la libertad a decidir de las mujeres y pidieron también la defensa del Estado laico contra toda injerencia de cualquier iglesia y frenar la imposición de valores religiosos al conjunto de las y los ciudadanos.

 

A pesar de la intensa lluvia inusual en febrero, las mujeres lanzaron consignas:“Saquen sus rosarios de nuestros ovarios”, “estamos aquí para protestar porque el gobierno nos quiere encarcelar”, “iglesia escucha estamos en la lucha”, “aborto sí, aborto no, eso lo decido yo”.

 

Josefina Chávez, perteneciente a la agrupación Feministas Socialistas, en su arenga demandó que “no se ponga mayor valor a un conglomerado de células que a la vida y el bienestar de las mujeres vivas”.

 

Asimismo, señaló que ahora hay mujeres en la cárcel por haber ejercido su derecho a decidir sobre su cuerpo, y pidió la protección de los derechos que se han conquistado en México.

 

“Reclamamos la separación de iglesia y Estado, tal y como lo lograron generaciones que nos antecedieron, y que no se permita que se imponga una sola visión, la visión de la alta jerarquía eclesiástica como ley al conjunto de la población”, apuntó.

 

Los partidos Revolucionario Institucional y Acción Nacional, secundados por otros con representación legislativa, “han emprendido un embate a nivel nacional para elevar el mal llamado derecho a la vida a nivel constitucional en 18 estados de la República”, señaló Josefina Chávez en nombre de una treintena de organizaciones sociales.

 

La alianza partidista echa por tierra el derecho de las mujeres a decidir sobre el número y espaciamiento de sus hijos, consagrado en el artículo 4º constitucional,  y amenaza con colocar por encima de éste en la Carta Magna el de un puñado de células, agregó.

 

“Nos parece necesario recordar a las y los funcionarios públicos y legisladores que los avances científicos demuestran que la vida de los seres humanos no inicia a partir de la fecundación de un óvulo. Creer en esa premisa es un retroceso flagrante para la ciencia médica y es una irresponsabilidad de parte de los que legislan sin argumentos objetivos y con baratos fines electoreros”.

 

El contexto

 

La ola de reformas constitucionales que otorgan personalidad jurídica del ser humano desde el momento de la fecundación y hasta la muerte natural, representan un atentado a los derechos de las mujeres, obstaculizan el avance científico, lesionan el carácter laico del Estado mexicano y profundizan el déficit democrático por razón de género.

 

A la fecha, 18 entidades del país han promovido las enmiendas, vulnerando el principio de no regresividad de los derechos humanos y contraviniendo la argumentación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación a favor del derecho de las mujeres a interrumpir un embarazo no deseado.

 

Con las reformas, sucede lo contrario, expusieron las organizaciones firmantes del Pacto por la vida, la libertad y los derechos de las mujeres, que el pasado 4 de febrero se pronunciaron a las afueras de la Cámara de Diputados, para exigir cese el trato cruel y degradante de que son objeto las mujeres que han decidido interrumpir un embarazo.

 

La concentración, convocada por las organizaciones que en diciembre de 2009 firmaron el Pacto por la vida, la libertad y los derechos de las mujeres, reunió a mujeres de grupos y colectivos del Distrito Federal y varias entidades del país, las que exigieron la defensa de los derechos sexuales y reproductivos.

 

Entre las organizaciones asistentes a la concentración se encontraban integrantes de Feministas Socialistas, Grupo de Información en Reproducción Elegida, Consorcio Para el Diálogo Parlamentario, Colectiva con Letra F, Colectivo Feminista Socialista Rosa Chillante, quienes se pronunciaron por la defensa de los derechos a la salud de las mujeres y la despenalización del aborto en todo el país.

 

Integrantes de agrupaciones como Pacto por el Derecho a Decidir, Católicas por el Derecho a Decidir, Género, Mujer, Trabajo y Familia; Instituto Simone de Beauvoir, Red Dedeser, y 20 más, exigieron a las y los legisladores que no se siga criminalizando a las mujeres, se retiren los cargos, cesen los procesos y se libere a las mujeres presas por haber ejercido su derecho a decidir sobre su cuerpo.

 

Demandaron a las y los legisladores que no se acepte ni se discuta la iniciativa de reformar la Constitución Política Mexicana que propone proteger “la vida desde el momento de la concepción”, iniciativa que se encuentra en la Comisión de Puntos Constitucionales en la Cámara de Diputados.

Comentarios

comments

1 Comentario »

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.