Home » Cultura

Abren la instalación sonora Argot en la Fonoteca Nacional

Publicado por @Shinji_Harper el sábado, 6 febrero 2010
Sin Comentarios


Artemisa MENDIZÁBAL/Conaculta

 

Oaxaca. México. La presencia en México de dos artistas sonoros tan notables como Concha Jerez y José Ignes refrenda el compromiso de la Fonoteca Nacional de ser un centro vivo de fomento a la cultura del sonido, buscando promover propuestas de vanguardia en el mundo del arte sonoro.

 

Así lo expresó Álvaro Hegewisch, director de la Fonoteca Nacional de Conaculta, al inaugurar junto con los dos artistas españoles la instalación sonora Argot, proyecto iniciado en Europa en 1991 y que hoy llega a nuestro país para el disfrute de los amantes de la creación sonora.

 

Los artistas inauguraron la muestra sonora acompañados de Álvaro Hegewisch, director de la Fonoteca Nacional del Conaculta.

Los artistas inauguraron la muestra sonora acompañados de Álvaro Hegewisch, director de la Fonoteca Nacional del Conaculta.

 

Acompañado por Claudia Reyes, subdirectora del Centro Cultural España, Alvaro Hegewisch expuso que la Fonoteca tiene entre sus objetivos fomentar una cultura del escucha, pero también sensibilizar al público en su vida cotidiana del valor del sonido en los espacios públicos.

 

“Con la inauguración de esta muestra iniciamos la programación artística 2010 bajo la línea a la que denominamos: La relación entre el arte y el sonido. La propuesta de estos creadores fue producida por el Centro Atlántico de Arte Moderno de las Palmas de Gran Canaria, donde se presentó en el 2009 y hoy es un orgullo darla a conocer al público mexicano”.

 

Ante numerosos entusiastas del arte sonoro reunidos en el patio central de la Fonoteca, Concha Jerez afirmó que esta obra surgió a partir de un texto en cuatro idiomas: español, alemán, francés e inglés, donde se realiza una reflexión sobre la relación que existe entre el creador y su obra, así como la valoración social de la obra de arte como objeto de consumo y fetiche.

 

Dijo que el título evoca a los antiguos “argotiers”, quienes eran constructores de las catedrales medievales y que utilizaban un jerga llamada “argot” para comunicarse.

 

“Esta obra tiene una profunda relación con el mundo, podría definirse como una interferencia sonora que nos habla de la relación de diversos aspectos de nuestra sociedad que interactúan en nuestra vida diaria como espejos que reflejan nuestra realidad virtual y física”.

 

Recordó que Argot, surgió como proyecto en 1991  y al igual que muchas de sus obras fue difundido por la Radiodifusora ORF de Viena para crear un performance radial que confrontara a dos grandes medios: la radio y el  media-museo.

 

“En su primera versión se trataba de hacer un recorrido por diversas experiencias sonoras que estaban siendo transmitidas al mismo tiempo por radio. Por otra parte el espectador tiene la posibilidad de reconocer vocales y consonantes en cuatro idiomas que van cobrando forma a través de su imaginación”.

 

José Iges afirmó que esta obra crea un juego con el espacio temporal y se alimenta de textos nómadas y sonidos que reúnen tanto una experiencia radiofónica, al mismo tiempo que cuadrafónica y multimedia.

 

“Un poco como en broma llegué a afirmar que esta instalación podría estar ubicada en espacios públicos como las salas de espera de los aeropuertos para conectar a la gente con la magia de la sonoridad. Esta clase de trabajo son como una especie de cuento de hadas conceptual que nos permiten concebir la importancia y trascendencia de los sonidos y su atemporalidad”.

 

Los artistas convivieron con los asistentes a quienes explicaron algunos rasgos de la instalación a la que definen como una interferencia de sonidos inteligibles en medio de lo ininteligible del caos sonoro moderno.

 

Finalmente Concha Jerez dijo que actualmente vivimos en una sociedad colmada de ruido y por ello se debe respaldar a  las fonotecas como medios para difundir el valioso legado del arte y los archivos sonoros.

 

“Tan solo en España hay ciudades con niveles de decibeles brutales, curiosamente en esas mismas urbes el arte sonoro no es muy apreciado, la gente pareciera temerle a los sonidos que no están dentro del caos sino que guardan un concepto y un orden, de ahí la importancia de seguir difundiendo el arte sonoro como una manera de encontrar una identidad auditiva en el mundo moderno”.

 

La instalación sonora Argot, podrá ser visitada en el jardín y la sala de exposiciones de la Fonoteca Nacional, hasta el 16 de abril.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.