Home » Campo

Sin vigilancia la entrega discrecional de subsidios al campo

Publicado por @Shinji_Harper el miércoles, 17 febrero 2010
Sin Comentarios


UAM/Economía

 

Oaxaca, México.- El hecho de que autoridades del sector agrícola y sus familiares, así como hermanos de conocidos narcotraficantes sean beneficiados por los programas de subsidio para el campo, permite cuestionarse profundamente cuál es el criterio y el sentido de estos apoyos, señaló el doctor Roberto Diego Quintana, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).
 
El especialista en Desarrollo Rural del Departamento de Producción Económica de la Unidad Xochimilco destacó que hay una desestructuración social en el ámbito rural en México, resultado de políticas como la del Programa de Apoyos Directos al Campo (Procampo), que se han implementado durante 25 años.

 

Sin criterios transparentes, los campesinos mexicanos son gravemente efectados

Sin criterios transparentes, los campesinos mexicanos son gravemente efectados

Hay que partir del hecho de que México es un país “muy desigual”, donde hay grandes extensiones de tierra que se dedican a la agricultura extensiva, frente a una buena parte de agricultores minifundistas que se encuentran “abandonados”.
 
El investigador refirió que 23 por ciento de la población nacional que vive del campo y es pequeño productor no tiene atención suficiente, y los subsidios fuertes y relevantes se dirigen a las zonas de riego con los grandes agricultores.

 

El problema de los apoyos es que forman parte de un plan de desarrollo en el que se otorgan recursos para que los cultivadores de grandes extensiones de tierra compitan en el ámbito internacional y creen un mercado para las transnacionales.
 
Esa medida deja fuera a la población rural indígena, considerada como productores “no rentables” para el modelo neoliberal y a quienes se les “administra la pobreza”, al darles algunos apoyos para mantenerlos “inermes”, sin afectar a los macro-proyectos, consistentes en traer la inversión extranjera.
 
Diego Quintana sostuvo que se requiere que los programas del tipo mejoren la productividad de los agricultores mexicanos, con el fin de que alcancen su autosuficiencia alimentaria. Si esto buscara Procampo el subsidio no se otorgaría por unidad de superficie, sino por tonelada producida.
 
La actividad agropecuaria ya no es una opción de vida para los campesinos mexicanos, porque lo que buscan es migrar o insertarse en una maquiladora, apuntó.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.