Home » Cultura

Recibe Premio Xavier Villaurrutia libro publicado por Almadía

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 25 febrero 2010
1 Comentario


Conaculta

 

Oaxaca. México. Al ser reconocida con el Premio Xavier Villaurrutia, Tedi López Mills engarza su nombre a los de Rosario Castellanos, Elena Garro, Inés Arredondo, Margo Glantz, Josefina Vicens, Angelina Muñiz-Huberman, Silvia Molina, Elsa Cross, Pura López-Colomé y Esther Seligson, expresó Consuelo Sáizar, presidenta de Conaculta durante la ceremonia de entrega del galardón en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

 

La poeta recibió el Premio de Literatura Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores 2009 por su obra Muerte en la rúa Augusta publicado por Almadía. “Novela, poema narrativo, poema dramático, Muerte en la rúa Augusta es una obra indefinible pero poseedora de un humor corrosivo como el que distingue a la propia autora, de gran riqueza imaginativa y profundidad metafórica”, refirió Consuelo Sáizar. 

 

Consuelo Sáizar, presidenta de Conaculta, presidió la ceremonia en el Palacio de Bellas Artes.

Consuelo Sáizar, presidenta de Conaculta, presidió la ceremonia en el Palacio de Bellas Artes.

 

Con la presencia de Teresa Vicencio, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, la presidenta del Conaculta entregó el reconocimiento a la escritora, ante la presencia de Jaime Labastida, quien anunció su designación como presidente de la Sociedad Alfonsina Internacional, institución que otorga el premio junto con Conaculta e INBA.

 

En la ceremonia estuvieron también los miembros del jurado, Pura López-Colomé, Enrique González Rojo Arthur, así como Alicia Zendejas, secretaria general de la Sociedad Alfonsina Internacional y el editor y poeta Luis Felipe Fabre.

 

Consuelo Sáizar recordó que el Premio Xavier Villaurrutia se creó en 1955 gracias a la iniciativa de Francisco Zendejas con el propósito de estimular y difundir lo mejor de la producción de las letras mexicanas.

 

“Se han cumplido 64 entregas de un premio que honra a quien lo recibe y al mismo tiempo se prestigia a sí mismo, pues constituye el único reconocimiento nacional que los literatos otorgan a sus hermanos de oficio. Tedi López Mills es la escritora número 65 en recibir este galardón”.

 

La titular del Conaculta señaló que Tedi López Mills filósofa, maestra en letras, traductora, poeta, ha intentado en su obra retratar lo inefable con la herramienta que le proporciona su escritura poética, mostrando que del acontecer real a la expresión estética hay una distancia considerable que sólo el buen oficio y la intensidad del oficiante pueden salvar.

 

“Muerte en la rúa Augusta es un digno merecedor de este ilustre galardón con el que una vez más se muestra la buena salud y la vitalidad de la rebelde, poderosa, entrañable y siempre joven poesía mexicana”, dijo Consuelo Sáizar.

 

Jaime Labastida destacó la fuerza de las imágenes que despierta Tedi López Mills a través de su obra poética, celebrando su reconocimiento con el Premio Xavier Villaurrutia que respalda la Sociedad Alfonsina Internacional, que en adelante presidirá, en sustitución del poeta Alí Chumacero.

 

“Esta ceremonia es también una carta de presentación en esta nueva función. Menos mal que ninguno de ustedes me pidió que rindiera protesta, porque no tengo nada que protestar, sino al contrario, agradecer esta encomienda de dirigir esta sociedad creada por escritores, quienes a su vez crearon dos grandes premios que se han mantenido a lo largo de los años gracias al respaldo de las instituciones culturales”.

 

Pura López-Colomé afirmó que en su obra, López Mills muestra que la visión redentora se hallará bajo la luz de nuestra normalidad, exponiendo en su poema, como metáfora rectora de muerte, un árbol de mil hojas donde todas las palabras combinadas al recibir el soplo divino ondulan y ofrecen brillos plurales, siempre cambiantes, como un juego intermitente y constante de luz y sombra del dios lingüístico e inabarcable.

 

“Xavier Villaurrutia habló magistralmente de la vida eterna en este mundo, que chisporrotea al nombrar. Por eso logró dirigirse a la muerte hablándole de frente, llamándola silencio. Al leer su Cementerio en la nieve, no sentimos tristeza o dolor, sino verdadera conmoción. Con el libro que esta noche nos ocupa, sentimos algo muy semejante”.

 

Dijo que en Muerte en la rúa Augusta, la autora se las ha ingeniado para encontrar a través de las palabras y la composición poética y literaria, algo que podría definirse como “otra forma, distinta, propia, suya”.

 

“Su poema no nos provoca tristeza, dolor u horror ante el deterioro corporal o ante lo desconocido de la otra vida, pues esta se muerde la cola y nos arroja de vuelta al principio. En ese cero de lo que no se entiende, sentimos habitar el verdadero espanto, ahí late acompasadamente como sin nada, ahí flota sobre las aguas claras de una alberca lo que sí duele, nuestra incurable soledad, esa muerte a cuentagotas”.

 

Enrique González Rojo Arthur afirmó que la obra de Tedi López Mills no puede ser considerado un poema más, sino una obra que enriquece la lírica nacional al llevar a cabo una operación casi desconocida en la historia literaria moderna: el sincretismo entre lo narrativo y lo poético.

 

“Muestra que lo narrativo, lo anecdótico y el despliegue de los antecedentes biográficos, se convierten en un andamiaje poético. Esta autora vuelve a mostrarnos que a la poesía no se le pueden poner límites ni plantear prohibiciones. Tedi ha sabido construir un gran poema poniendo en juego las máximas virtudes de la imaginación”.

 

Por su parte, Alicia Zendejas, repuso que con Tedi López Mills, suman 25 las poetas mexicanas que han recibido este galardón, sorprendiendo al jurado calificador con una obra que une polos opuestos y se adentra por territorios poco explorados.

 

“La autora coincide con Villaurrutia cuando pide nuevas posibilidades para el hecho poético. No recuerdo otra manera tan audaz y temeraria como la de López Mills para sacudir la veneración hacia nuestra poética y su forma, estructura y contenidos tradicionales. Ella nos lleva a extraños parajes con su lenguaje directo, desalmado, metálico, esbozando pedazos de vida en la mente de un anciano”.

 

Teresa Vicencio, directora del INBA, dijo que el Premio Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores representa mucho más que una mirada a la obra de un autor y es para la literatura nacional una manera de reflejarse, conocerse y valorarse a sí misma.

 

“Este galardón ha dibujado a lo largo de más de medio siglo un mapa de la cambiante geografía de la literatura mexicana, de todos los géneros, sus autores y sus obras más representativas. El Conaculta, a través del INBA tienen el gran orgullo de respaldar la continuidad de este premio, a través de reconocimiento a Tedi López Mills, una mujer de letras que ha ejercido la literatura con pasión, así como la crítica, la traducción y la edición”.

 

Visiblemente emocionada, Tedi López Mills agradeció el galardón y dijo que su poética se basa en la búsqueda de las pistas de ese poema sustancial, casi atmosférico que debe ser reconstruido en una columna vertebral de palabras precisas o imprecisas.

 

“Confieso que en mis ensoñaciones diurnas, más intensas que las nocturnas, imagino ese texto increado, ya creado por mí, y a los de adentro asombrados leyendo y leyendo hasta admitir ¡caramba, hizo su poema, o casi! Y afuera mis bestias calladas me mirarían observando un instante en ese espejo donde una se da la razón sin siquiera lanzarse un pequeñísimo guiño de ironía”.

 

Confesó que a menudo, en esas horas nocturnas se pregunta sobre qué es esa muerte que escribió en la rúa Augusta y si será un poema, una historia o un híbrido o quimera con el cascabel de una melodía atado a la trama.

 

“Peor aún ¿será el cadáver de una anécdota? Hundido en un jardín de pacotilla donde el coro que escucho afuera mezclado siempre con el ruido de una ciudad exclama tergiversando a T.S. Elliot: El cadáver que plantaste el año pasado ya comenzó a retoñar, mantén lejos a los perros o con sus uñas lo desenterrarán. Pero mis perros no desentierran muertos, ni muerden, ni ladran”.

 

Finalmente la autora citó a Villaurrutia en su Nocturno donde nada se oye: En medio de un silencio desierto como la calle antes del crimen ¿Cuál crimen? “Una exégesis culposa y elemental podría responder que el de la poesía y su atasco de metáforas en una misma calle”.

Comentarios

comments

1 Comentario »

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.