Home » Literatura

La obra de Montemayor comprometida con los pueblos indígenas

Publicado por @Shinji_Harper el domingo, 28 febrero 2010
Sin Comentarios


 

Francisco MARTÍNEZ/Notimex

 

Oaxaca, México.- Las letras mexicanas, y en especial, la literatura en lengua indígena,  las están de luto por la muerte del escritor Carlos Montemayor y la noticia a entristecido a la comunidad intelectual de México.

 

Montemayor el académico, escritor, traductor, activista social, defensor de los pueblos indígenas y cantante de ópera mexicano, murió hoy a las 03:35 de la mañana en el Hospital de Cancerología de la Ciudad de México

 

Las letras mexicanas de luto por la ausencia de Carlos Montemayor

Las letras mexicanas de luto por la ausencia de Carlos Montemayor

Para José Emilio Pacheco, Premio Cervantes, la pérdida de su entrañable amigo, significa una triste acontecimiento al considerarlo el último gran hombre de las letras de México.

 

En entrevista con Notimex,  Pacheco,  integrante de la llamada ‘Generación de los años cincuenta’, señaló que es realmente difícil conservar en la mente una sola imagen de Carlos Montemayor. ‘Son tantas y diversas las buenas imágenes que guardo de él, como tantas y diversas las actividades en las que brilló con luz propia’, dijo.

 

Reconoció el autor de ‘Como la lluvia’ y ‘La edad de las tinieblas’, que sin embargo, ‘no creo haber podido abarcar toda su obra, en la gran vastedad con que produjo’. Por esa fecundidad, Pacheco calificó al académico Carlos Montemayor como ‘el último gran hombre de letras en México’.

El autor de obras emblemáticas como ‘Las batallas en el desierto’, explicó lo anterior, al subrayar que ‘a Montemayor se le debe mucho de la resurrección de las literaturas indígenas’.

 

En tanto que para Elena Poniaowska, el fallecimiento de Montemayor fue una amarga sorpresa, pese a ello, breve entrevista vía telefónica para Notimex,  comentó que “Carlitos” era una persona sumamente preparada, “se me figuraba un hombre del Renacimiento contemporáneo, hablaba latín y griego, también era cantante y en sus obras fue un visionario”.

Montemayor tuvo una extensa obra, además de entregarse a las causas sociales, estaba muy preocupado por las lenguas indígenas, e incluso realizó varias traducciones del náhuatl”, dijo Elenita, como afectuosamente le llaman sus amigos intelectuales y quienes la estiman.

Carlos, fue multipremiado por sus trabajos, su obra abarcó varios géneros y en la mayoría de ellos obtuvo reconocimientos, afirmó la escritora.

“Es una verdadera pena que nos haya dejado, es muy dolorosa esta pérdida, pero él estaba enfermo de cáncer, desde hacía unos meses atrás”.

La escritora Elena Poniatowska conocía bien al autor, ahora finado. “Carlitos también cantaba, y lo hacía muy bien, creo que era tenor, tomó clases de canto, creo que en el Conservatorio, lo llegué a escuchar en algunas ocasiones”.

Recordó que Montemayor era miembro de múltiples agrupaciones, sobre todo a favor de la cultura indígena y perteneció a la Academia Mexicana de la Lengua creó desde los años 80.

 

Las cenizas de Montemayor a la AML

 

Las  cenizas de Carlos Montemayor,  serán llevadas a la Academia Mexicana de la Lengua, donde era miembro de número esto por ser su última voluntad.

 

El escritor no deseaba despedida de cuerpo presente sino en cenizas, su voluntad no fue tener ceremonia fúnebre tradicional, con velorio, sino que fuera cremado, llevado a la academia y despedido por el pueblo, sin más protocolo no homenajes oficiales.

 

Carlos Montemayor nació en Parral, Chihuahua el 13 de junio de 1947, siempre peleando por sus ideales y por el bien de la literatura mexicana, tenía 62 años.

Fue uno de los mayores conocedores de la represión oficial contra movimientos sociales en la segunda mitad del siglo pasado y hasta el último momento vocero de una comisión civil de mediación entre el gobierno federal y la guerrilla del Ejército Popular Revolucionario (EPR), que reclama la desaparición por parte de las autoridades de dos de sus militantes.

El pasado 15 de diciembre del 2009, Montemayor recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2009 en el área de Literatura y Lingüística.

Estudió derecho y una maestría en letras iberoamericanas en la Universidad Nacional Autónoma de México. También realizó estudios orientales en el Colegio de México. Es autor de varios libros de poesía, relato y novela.

Uno de sus libros más conocidos es su novela “Guerra en el paraíso” (1991) en la que narra el desarrollo de la guerrilla en el estado sureño de Guerrero en la década de 1970 y que derivó en una de las etapas de mayor represión a movimientos sociales conocida como “guerra sucia”.

 

Aunque se trata de una novela, “Guerra en el paraíso” es considerado un referente sobre la guerra oficial contra la guerrilla.

Montemayor se integró en 2008 a una comisión de mediación entre el gobierno y el EPR, un grupo que apareció públicamente en 1996 y que en 2007 atentó contra gasoductos ante la desaparición de dos de sus militantes, identificados Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez.

La comisión concluyó sus labores de mediación en 2009 al considerar que el gobierno no mostró la voluntad necesaria para resolver la desaparición de los rebeldes, aunque en enero de 2010 se acordó reconstituirla y Montemayor fue ratificado como su vocero.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.