Home » Género

Continúa la deuda de justicia social y política con las mujeres: BGC

Publicado por @Shinji_Harper el martes, 9 marzo 2010
Sin Comentarios


 

Fortino TORRENTERA O

 

 

Oaxaca, México.-  La Regidora de Equidad y Género del Gobierno Municipal, Bárbara García Chávez, afirmó que el Día Internacional de la Mujer “no es una fecha rosada, blanda ni encariñada, sino otra jornada de combate por nuestras más legítimas demandas y derechos”.

 

 

Al presidir la Sesión Solmene de Cabildo en la que se reconocieron a 18 mujeres como Ciudadanas Distinguidas, celebrada la noche del lunes, la funcionaria municipal, manifestó que a casi 150 años de distancia, es preciso  reconocer  lucha en la que las mujeres siguen  reclamando la educación como elemento de libertad y como sustancia fundamental para terminar con la discriminación hacia más de la mitad de quienes habitamos Oaxaca, México y el mundo.

 

 

 

 

La regidroa de Equidad y Género, defendió la lucha de las mujeres por reivindicar sus derechos

La regidroa de Equidad y Género, defendió la lucha de las mujeres por reivindicar sus derechos

Indicó que una educación no sólo como herramienta para el trabajo y la contribución financiera, sino como una educación que reconozca la urgencia de la igualdad entre mujeres y hombres, y que sea efectiva en la construcción de una sociedad que aspira a ser democrática y justa  para todas y todos.

 

Por ello, expuso, el Día Internacional de la Mujer que este año conmemora su primera centuria, desde que mujeres socialistas decidieron iniciar una jornada de lucha por los derechos de las mujeres trabajadoras en Copenhague, Dinamarca, sigue vigente.

 

 

Manifestó que la paradoja que “viene desde el fondo de los tiempos, tanto históricos como bíblicos, excluye a las mujeres, las disminuye y las discrimina. Ninguna religión y ninguna doctrina jurídica puede reclamar inocencia, incluso hubo revoluciones que pretendieron emancipar a la sociedad sin liberar a las mujeres”.

 

 

Refirió que desde siempre, no se ha valorado el trabajo femenino no asalariado como las actividades de reproducción y cuidado de la vida, primero porque se consideraban tareas casi divinas y exclusivas de las mujeres, y segundo porque estas prestaciones no producen  plusvalía inmediata y se concretan en gran parte en bienes intangibles y valores que no cotizan en la bolsa, son invisibles para una sociedad neocapitalista que ha perdido el bienestar común de las personas como eje fundamental.

 

 Destacó que tras la incorporación de las mujeres al mercado de trabajo, cada vez somos más las que accedemos a puestos de responsabilidad dentro de la esfera pública y política, pero no todas respondemos a las demandas de las otras mujeres, el patriarcado sigue marcando el modo de conducirnos.

 

 

“Con frecuencia olvidamos que los derechos de las mujeres no se implantan por decreto, es un proceso de aprendizaje social y de convencimiento, de construcción de una sociedad basada en el respeto y la igualdad entre los géneros, en la que hombres y mujeres estamos obligados a trabajar y hacer posible, con nuestros actos cotidianos, con nuestra responsabilidad al frente de las instituciones y con una educación que no tenga dobleces”, dijo García Chávez.

 

 

 

Expresó que  un importante número de mujeres, están convencidas de que esta problemática de disminución y discriminación, han lastimado a la mitad del mundo, hemos optado por hacer visibles a las mujeres ante la sociedad, para que se reconozca nuestra aportación en lo privado y en lo público.

 

 

“Nuestras ancestras y nosotras mismas hemos estado en todos los minutos de los procesos históricos, hemos impactando el desarrollo y la evolución de la humanidad, nuestra huella queda y está en nuestra decisión que se borre por el soplo del viento o el paso del agua. Pero también es nuestra decisión pisar fuerte, con la fortaleza que da la razón del pensamiento y la libertad de espíritu”.

 

 

 

Recordó que las mujeres realizan el 60%  de los trabajos no remunerados o en el sector informal de la economía, “a  pesar de que constituyen la columna vertebral de las economías agrícolas y como se ha dicho, ellas, las mujeres del campo, alimentan al mundo, a menudo no le damos a su trabajo ni el valor que tienen ni el reconocimiento que merecen.

 

 

García Chávez, reconoció que aun con cierto avance en cuanto al aumento de oportunidades, “no podemos echar las campanas al vuelo, el techo de cristal sigue intacto y la disparidad salarial es una realidad. Las mujeres siguen concentradas en los empleos de más baja remuneración y, pese al no reconocimiento es innegable y ha sido documentada la contribución de las mujeres al desarrollo económico y social”.

 

 

 

Barbára García Chávez, recordó a las mujeres que padecen deiscriminación y exclusión en Oaxaca

Barbára García Chávez, recordó a las mujeres que padecen deiscriminación y exclusión en Oaxaca

Es por eso, manifestó, que esta desigualdad ha favorecido el fenómeno de la feminización de la pobreza, basada a su vez en la discriminación que ve a las mujeres como incapaces, como señaló en 1867 la maestra Guadalupe Orozco.

 

 

“Esa es una realidad cotidiana, que aunado a la violencia feminicida y el feminicidio, nos muestran la vigencia que tiene cien años después el Día Internacional de la Mujer, en una sociedad que se resiste a reconocer no sólo los derechos fundamentales de las mujeres, sino también sus aportaciones”, señaló la funcionaria municipal.

 

 

Por otro lado, expuso que persisten  otros pendientes que como gobiernos, instituciones y como sociedad se tienen con las mujeres, “para hacer visibles sus anhelos, para hacer realidad sus sueños, para hacer posible sus aspiraciones de ciudadanas, para concretar sus empeños y afanes en una sociedad igualitaria, como la que planteaba en Meditación en el Umbral la poeta Rosario Castellanos, cuando escribió que debe haber “Otro modo de ser humano y libre”.

 

 

Para ello, dijo,  es necesario resarcir las deudas con las mujeres como las campesinas que sin reconocimiento ni el pago justo por lo que hacen, siguen alimentando al mundo.

 

 

“Con las mujeres indígenas que siguen padeciendo por la ignorancia institucional, la imposición de las sociedades que se llaman a si mismas civilizadas y son objeto de abusos que no sólo ponen en riesgo su vida, sino que terminan con sus vidas”.

 

 

Así también, enfatizó,  con las mujeres de las colonias marginadas a quienes la pobreza, muchas veces extrema, no solo las excluye sino las hace presas fáciles de la violación a sus derechos ciudadanos y frente a la desesperación del círculo de la pobreza toman el camino del suicidio, ahí también tenemos responsabilidad.

 

 

Pero además, resaltó con las niñas a quienes se les violentan sus derechos al negarles la educación básica y sexual.

 

Bárbara García también recordó que la deuda es también con las jóvenes a las que se les niega la posibilidad de crecer y superarse cuando por no conocer sus derechos sexuales y reproductivos, son sujetas a la maternidad adolescente y muchas veces no deseada.

 

 

Abordó el tema de la violencia contra las mujeres que la padecen desde lo institucional cuando se les niega la justicia frente a la violencia patriarcal que se ejerce en sus “hogares”, la calle o el trabajo.

 

 

Y aquellas mujeres, que por ser pobres e indígenas se les ignora. Y recordó de nueva cuenta el caso de Daniela y Virginia Ortiz Ramírez a 30 meses de su desaparición forzada y del silencio institucional que lacera la vida de su familia y que debería indignar y ocupar a todas las mujeres de Oaxaca.

 

 

Refirió a la migración a la que son obligadas las mujeres  que frente a la falta de oportunidades reales de una vida digna, se arriesgan a buscar un mejor horizonte en otras latitudes del mundo, exponiéndose a ser sujetas del comercio sexual, de otra forma de pobreza extrema, y hasta la pérdida de sus vidas.

 

Y también  abogo por  las mujeres a las que se les ha conculcado su derecho a decidir con leyes moralinas que las condena a ser criminalizadas.

 

 

Por ello, dijo que en esta fecha se reconoce a la mayoría de las mujeres por quienes el 8 de Marzo tiene un significado de reivindicación por los derechos fundamentales y aquellos que podrían llamarse “exclusivos” de las mujeres, y  las que demandan, el compromiso y responsabilidad de todos los gobiernos, de las instituciones educativas, de las mujeres y los hombres con conciencia social.

 

 

De ahí indicó que las mujeres que se reconocen como Ciudadanas distinguidas, sea han destacado en diferentes ámbitos. buscando  hacer visible ante la sociedad su contribución, la trascendencia de sus actos y el impacto positivo que produce su ejemplo en las mujeres y los hombres.

 

 

“Nadie puede negar que ellas han dejado huella en su andar aún en la arena de un desierto o sobre la orilla del mar, hicieron caminos nuevos para nosotras, nuestras hijas y nuestras nietas. Así, se reafirma el concepto feminista que señala que las mujeres debemos aprender de las mujeres”

 

 

Y agregó “sus vidas ejemplares representan un grito, la imagen que rompe la invisibilidad de lo que somos, queremos y pensamos, a través de ellas, y de su reconocimiento como ciudadanas distinguidas, se forja la cultura de la igualdad.

 

 

Y concluyó que “La esperanza de las mujeres debe cifrarse en nosotras mismas, dibujarnos en el tiempo, hacer nuestra historia buscando futuro, llegar a vernos envejecer con una sonrisa, acrecentar la fe hacia las que somos y las que seremos, abriendo caminos, viéndonos hacia adelante como mujeres libres, mujeres felices”

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.