Home » Literatura

“Breviario de correrías”, teoría literaria del periodismo cultural

Publicado por @Shinji_Harper el Jueves, 11 Marzo 2010
Sin Comentarios


 

 

Artemisa MENDIZÁBAL S/Conaculta

 

 

 

Oaxaca, México.- Si bien Breviario de correrías se ostenta como una recopilación de artículos periodísticos, en opinión del periodista y escritor Nicolás Alvarado, su autor, Ariel González, pretende engañarnos al presentarlo de esa manera, cuando en realidad constituye una teoría literaria del periodismo cultural.

 

 

Participante en la presentación de éste que es el más reciente volumen de la colección Periodismo Cultural de Conaculta, al lado de Rafael Pérez Gay, Rafael Tovar y de Teresa, Javier García Galiano y el autor, realizada en el Museo del Estanquillo, Alvarado agregó que González intenta que el lector suponga que lo único que hizo fue recopilar algunos textos que ha publicado e incluso, para hacer más verosímil el engaño les da un orden presuntamente temático, con un pretexto geográfico.

 

      

Tertulia de literatura y periodismo cultural con Nicolás Alvarado, Rafael Pérez Gay y el autor Ariel González

Tertulia de literatura y periodismo cultural con Nicolás Alvarado, Rafael Pérez Gay y el autor Ariel González

Hay, agregó, una revisión de muchos autores y temas; arbitrariamente decide que en un apartado van los del Cono Sur, en otro los de España, con un “intermezzo lírico” a manera de descanso antiideológico; siguen Francia, Inglaterra y al final un presunto cajón de sastre que en realidad, es una lúcida y apasionada defensa del cosmopolitismo cultural, por una parte, e incluso del escepticismo ante sí mismo.

 

Desde el punto de vista del integrante de la mesa del programa televisivo La dichosa palabra, quizá en esta última parte los dos mejores artículos o ensayos, sean los que dedica a Brecht y a Eisenstein, dos de los héroes del romántico pasado juvenil comunista del autor, quien ha establecido en el libro que ha abjurado de esa militancia y sin denostar el trabajo de estos dos creadores, los rescata del “kitch” propagandístico, como bien lo llama en el texto referido a Brecht.

 

      

Sin embargo, para Nicolás Alvarado nada de eso es lo toral del libro sino que lo es, “el hecho de que fue construido con maña como un ensayo; es decir, como un paseo a caballo a la manera de ese Montaigne al que cita en uno de los ensayos. Y lo es mañosamente desde su primer texto, sobre el tema Borges periodista. La primera estocada que nos asesta es mostrar que es posible hacer ‘profesión de fe literaria desde el suplemento cultural de un diario’”. 

 

      

Destacó Nicolás Alvarado que en ese mismo texto, a propósito de Borges, se plantea la que para él es la pregunta central del libro y es en relación con la distancia que hay y que puede ser inmensa o ínfima, entre un artículo y un ensayo, entre un apunte y un libro.

     

    

La obra del periodista Ariel González

La obra del periodista Ariel González

“Y todo el Breviario de Correrías va a tratar de dar respuesta a esta pregunta. En él, Ariel González escribe sobre otros autores y lo hace muy bien, pero a todo lo largo de sus páginas escribe sobre sí mismo y, al hacerlo, lo primero que hace es abrazar el credo periodístico de Borges que se parece sospechosamente al que podemos inferir como el suyo propio, a partir de la lectura de este libro y de su columna en Milenio Diario”, refirió.

 

      

Alvarado consideró no obstante, que la ‘profesión de fe literaria’ a través del periodismo que hace Ariel González en el libro, se encuentra justamente en el último párrafo de su ensayo sobre Montaigne, en el que dice que este autor francés “es como un amigo de ideas profundas al que debemos acercarnos con la voluntad de aprender a pensar y sobre todo, de ser libres. Y creo que el ejercicio del pensamiento es la materia y  el tema principal de este libro”. 

 

      

Acto seguido, se cuestionó ¿Cuándo es un periodista también un escritor? Su respuesta fue: cuando abomina del rebaño que en el periodismo se llama la fuente o la conferencia de prensa y se pone a leer, a pensar y sólo a partir de eso, escribe. 

 

      

Por su parte, el también periodista, escritor y editor Rafael Pérez Gay –autor del prólogo del libro- afirmó que Breviario de correrías le parece un libro que quiere adentrarse en temas literarios, que quiere saber y conocer, que apuesta por el conocimiento y la lectura que hoy en día son valores infrecuentes en nuestra prensa en general, por no hablar de los contenidos de la radio y la televisión a los que juzgó como francamente vergonzosos.

 

      

Tras hacer una rápida semblanza del periodismo mexicano y citar a El Renacimiento, periódico que fundado por Ignacio Manuel Altamirano, al que calificó como el ancestro de nuestro periodismo cultural, apuntó que el libro de Ariel González es heredero de esa tradición, porque escribe artículos que tienen que ver con la realidad cotidiana.

 

      

Pérez Gay observó que Ariel González es dueño de una prosa periodística infrecuente en nuestras letras, capaz de hablar de Borges, de la vida diaria, de  hacer crítica y comentario cultural; elementos estos tres que le confieren al autor, carta de permanencia en el periodismo cultural.

 

      

En su oportunidad, Rafael Tovar y de Teresa, diplomático y ex presidente de Conaculta –en cuya administración nació la Colección Periodismo Cultural en 1994–, opinó que todos los textos de Ariel González están marcados por una enorme pasión por la palabra escrita, por los libros, por la lectura y hace un gran recorrido por lo que son las letras universales, el pensamiento, la música, el humanismo.

 

      

Coincidió con Nicolás Alvarado, en el sentido de que Breviario de correrías ofrece una visión cosmopolita y universal de la cultura. “Vemos que un hombre como Ariel ha abrevado de ella, lo que le ha permitido una formación que le otorga herramientas únicas, como editor de Cultura de un importante diario mexicano”.

 

      

Tovar y de Teresa puntualizó que esa pasión que comparte con González lleva al lector de un libro a otro, a una idea y de ahí, a otra reflexión; hablan de la enorme dimensión cultural que le han dados sus lecturas hasta convertir estos artículos en verdaderos ensayos.

 

      

Finalmente, en su intervención, Ariel González calificó a Breviario de correrías como un pequeño homenaje al trabajo que realizan muchas personas en una zona o espacio del periodismo mexicano, denominado periodismo cultural, a ese esfuerzo por presentar una pieza, algo logrado, que muestre que se lee, se ve, se examina, que les ha sorprendido o  parecido especial.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.