Home » Salud

Asolearse de más podría provocar envejecimiento crónico y cáncer

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 5 abril 2010
1 Comentario


Oaxaca. México. La presencia de tumores malignos se ha incrementado en México en las últimas dos décadas, y el cáncer de piel ocupa el segundo lugar en incidencia, principalmente por el hábito de la gente a exponerse al sol sin utilizar protectores o bloqueadores de rayos ultravioleta, que provocan desde irritación, manchas y degeneración celular hasta cáncer, advierten especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

 

Aunque el organismo de las personas tiene un mecanismo natural de protección según su tipo de piel (morena, blanca, albina) por la cantidad de melanina que produce, la radiación se acumula con el tiempo y provoca envejecimiento crónico de la piel o incluso casos graves que pueden detonar algunos de los cánceres más frecuentes en la piel, como el epitelioma basocelular o el carcinoma epidermoide, informó el doctor Juan Colín Fuentes, dermatólogo adscrito al Hospital General de Zona 1A Venados del Seguro Social.

 

 

El cáncer de piel es curable, cuando se diagnostica en forma temprana.

El cáncer de piel es curable, cuando se diagnostica en forma temprana.

Añadió que estos tumores se pueden prevenir, siempre que la gente no abuse del tiempo en que se expone al sol, utilice ropa de colores claros, sombreros, gorras, paraguas y bloqueadores solares. Dijo que se ha visto una mayor incidencia de cáncer de piel en personas de la tercera edad, aunque también se tiene registro de gente joven con diagnóstico de cáncer, curable cuando se detecta a tiempo.

 

El especialista agregó que la gente debe estar pendiente de cualquier cambio en la piel; por lo general aparecen lesiones en forma de costra, mancha, nodulación, cambio de coloración y úlcera, que pueden o no dar comezón, sangrar, no cicatrizar y aumentar de diámetro. Esto ocurre, precisó, en un período largo en el que no se ve mejoría, el paciente utiliza medidas paliativas para erradicarlo sin lograr resultados favorables y el daño va en aumento.

 

Señaló que cuando una persona se asolea en demasía, debilita al sistema inmunológico, dejando sin protección al organismo de agresiones externas.

 

Esta inmunosupresión puede facilitar el contagio de otras enfermedades, por ejemplo, de tipo viral, ya que es común que las personas expuestas al sol en la playa, a la par del eritema, de la quemadura de primer grado, tienen presencia de herpes labial (fuegos), una simple infección ocasionada por la radiación que suprime el sistema inmunológico.

 

El dermatólogo del IMSS indicó que todas las partes expuestas al sol: cabello, ojos y mucosas, sufren alteraciones. Por ejemplo, en el ojo, lo que en la piel sería una quemadura o un cambio de coloración sin tener un cáncer, en el ojo sería una catarata; por lo que también el ojo debe protegerse de los rayos ultravioleta.

 

Cuando el paciente presenta lesiones precancerosas o cancerosas (queratosis actínicas), que son laceraciones costrosas, enrojecidas, premalignas, o en el caso extremo, un cáncer, el Instituto ofrece en el Hospital de Oncología medidas curativas con un alto porcentaje de eficacia, donde especialistas retiran el tumor y disminuyen la formación de más cáncer en estos individuos. El melanoma tiene un comportamiento muy distinto y requiere tratamiento de quimioterapia, vacunas y medicamentos especiales, como el interferón (proteína sustituta), entre otro tipo de medidas oncológicas para salvar o alargar la vida del paciente.

 

El especialista del Seguro Social exhortó a que las personas tomen conciencia de que el bronceado por la radiación solar no es tan benéfico, e insistió en adoptar medidas físicas preventivas al alcance de todos y de bajo costo cuando se expongan al sol: vestir ropa con tejido firme que evite la penetración de los rayos solares; usar colores claros que son reflejantes y repelen la luz, cubrir la piel con camisas o blusas de manga larga y cuello; usar sombrero, sombrilla.

 

Finalmente, respecto a practicar deportes, el doctor Colín Fuentes señaló la importancia de realizarlos antes de las 09:00 horas y después de las 17:00, cuando no hay tanta radiación; utilizar protectores solares con factor 30 o mayor, cuya efectividad va de 92 a 96 por ciento. Si la piel es seca, usarlo en crema; y si es grasosa, en forma de gel; quienes tienen poco pelo, pueden utilizarlo en spray o solución. La aplicación del protector solar debe hacerse media hora antes de exponerse al sol y repetirla en intervalos de cuatro a seis horas.

Comentarios

comments

1 Comentario »

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.